(Shutterstock.com)
(Shutterstock.com)

Alrededor de 80.000 bebés y niños pequeños mueren de sida anualmente, sobre todo en África, en parte debido a que los medicamentos vienen en pastillas duras o jarabes amargos muy difíciles de tragar o retener para los niños pequeños.

Pero este viernes, la fabricante india de medicamentos genéricos Cipla anunció una nueva formula pediátrica más agradable. El nuevo medicamento, llamado Quadrimune, viene en gránulos con sabor a fresa del tamaño de los granos de azúcar, los cuales pueden mezclarse con leche o espolvorearse en la papilla. Los expertos afirman que esta presentación podría salvarle la vida a miles de niños anualmente.

“Estas son excelentes noticias para todos los niños que viven con VIH”, afirmó Winnie Byanyima, la nueva directora ejecutiva de ONUSIDA, el programa conjunto de las Naciones Unidas encargado de la lucha contra la enfermedad. “Hemos estado esperando con ansias la llegada de medicamentos para niños, fáciles de usar y agradables al paladar”.

Hace casi dos décadas, Cipla revolucionó la oferta de los medicamentos contra el sida para adultos al ponerles el precio de un dólar por día. De igual manera, la nueva formula pediátrica costará un dólar diario. El anuncio por parte de Cipla y la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas, un proyecto de Médicos Sin Fronteras que respaldó el desarrollo del medicamento, se programó para que coincidiera con el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, el cual se celebra este domingo 1 de diciembre.

De acuerdo con ONUSIDA, y a pesar de los grandes avances en la prevención de la transmisión madre-hijo del VIH, alrededor de 160.000 niños siguen naciendo infectados anualmente, sobre todo en las aldeas y pueblos más pobres de África. Casi la mitad de ellos fallecen antes de los dos años, usualmente por no tener acceso a los medicamentos o no poderlos tolerar.

Quadrimune aún está bajo inspección de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés). Esa autorización prácticamente significa una certificación rápida de la Organización Mundial de la Salud. La compañía espera tener una decisión para mayo.

Las pruebas en adultos sanos mostraron que la nueva fórmula lleva el medicamento hacia la sangre. Las cuatro drogas que la conforman fueron aprobadas en los años 90 y son usadas en muchas combinaciones.

Un ensayo clínico en niños con HIV realizado por Epicentre, la división de investigación de Médicos Sin Fronteras, se está llevando a cabo en Uganda, para demostrarle a los ministerios de salud africanos que los niños aceptan la nueva fórmula. La mayoría de los costos de la investigación han sido financiados por UNITAID, una organización localizada en Ginebra fundada por Francia, Noruega, Brasil y otros países que impusieron gravámenes especiales en vuelos comerciales con la finalidad de mejorar la salud mundial.

Actualmente, la combinación de medicamento pediátrico más común incluye un jarabe que es 40 por ciento alcohol, tiene un sabor agrio metálico que permanece por horas y debe ser transportado en camiones frigoríficos y luego permanecer en la nevera, algo que muchas familias pobres del campo no poseen.

“Algunas familias intentan sepultarlo en arena o tierra mojada para mantenerlo frío”, afirmó Bernard Pécoul, director ejecutivo de la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas. “Además, los niños la vomitan con regularidad”.

Adicionalmente, cada medicamento debe ser rociado en la boca de los niños con una jeringa distinta, por lo que una madre debe tener hasta cuatro jeringas disponibles, las cuales debe limpiar antes de volverlas a usar. Por lo general, los niños tienen que tomar las medicinas dos veces al día durante los primeros cuatros años de vida. Cuando las versiones líquidas no están disponibles, hay que recurrir a las pastillas. Muchas de ellas no pueden ser pulverizadas y mezcladas con jugo; deben ser tragadas enteras.

En contraste, Quadrimune contiene cuatro medicamentos para el VIH: ritonavir, lopinavir, abacavir y lamivudina. Los gránulos son cubiertos primero con un polímero que no se derrite hasta llegar al estómago y luego con un saborizante dulce y afrutado.

Kogie Naidoo, quien lidera la investigación para el tratamiento en Caprisa, un grupo de investigación y tratamiento del sida localizado en Durban, Sudáfrica y que no estuvo involucrada en el desarrollo de Quadrimune, afirmó que la nueva formula podría resolver muchos problemas que ella y sus colegas enfrentan cuando atienden niños.

Fundada en 1935, Cipla fue la primera compañía de medicamentos genéricos en ofrecer medicinas para el VIH en África. En 2001, su presidente Yusuf K. Hamied puso patas arriba la industria farmacéutica al ofrecer un suministro de una combinación de tres medicamentos a Médicos Sin Fronteras por un dólar diario.

Debido a que los cuatro medicamentos en la fórmula son viejos y ya no están patentados, Cipla podría también, en el futuro, ofrecerlo en países ricos. Sin embargo, ese mercado es bastante pequeño porque a la mayoría de las mujeres embarazadas en Occidente se les hace la prueba de VIH y se les aplican inmediatamente medicamentos antirretrovirales, lo que reduce prácticamente a cero las posibilidades de que puedan infectar a sus bebés en el útero, durante el nacimiento o a través de la lactancia.

El precio de un dólar diario es para dosis de Quadrimune indicadas para niños de entre 9 a 13 kilogramos, por lo que el costo para recién nacidos podría ser incluso menor.

*Copyright: 2019 The New York Times Company