Solo 4 de cada 10 compradores en línea confían en las entregas a tiempo, ¿por qué?

Las compras digitales han aumentado considerablemente y los millenials son los qie más prefieren entregas a domicilio

El comercio electrónico aumentó considerablemente durante la pandemia (Foto: EFE/EPA/KOEN VAN WEEL/Archivo)
El comercio electrónico aumentó considerablemente durante la pandemia (Foto: EFE/EPA/KOEN VAN WEEL/Archivo)

Luego de la pandemia, las pequeñas y medianas empresas que aún no se habían digitalizado lo hicieron para poder sobrevivir. Además de usar plataformas en línea, se apoyaron de empresas que realizan las entregas, pero los usuarios siguen sin confiar por completo.

De acuerdo con un análisis de Zebra Technologies Corporation, apenas 4 de cada 10 personas confían totalmente en que las empresas cumplirán con las entregas tal y como lo prometen.

En contraste, el reporte indica que solo el 55 % de los líderes de la industria encuestados cree que los clientes tienen plena confianza en que sus negocios cumplirán con las entregas en la fecha acordada. Es decir, una gran parte del sector no confía ni en las capacidades de sus propios empleados para realizar las entregas en tiempo y forma.

Dentro de esa falta de confianza de los clientes han adaptado algunos comportamientos que son distintos a los que tenían antes de la pandemia.

La pandemia estuvo relacionada al aumento de compras en línea (Foto: ESAN)
La pandemia estuvo relacionada al aumento de compras en línea (Foto: ESAN)

Nuevos hábitos de compra

El confinamiento obligó a las personas a desarrollar sus habilidades digitales para trabajar, encontrar ocio, educarse y consumir en internet. Por lo que, tras casi dos años en la misma situación, ahora los latinoamericanos ya no quieren reincorporarse a las actividades presenciales.

Según el informe, solo el 59 % de los habitantes de América Latina quiere regresar a las tiendas físicas, siempre y cuando puedan entrar y salir de los comercios rápidamente, a medida de que los riesgos de contagio vayan bajando.

A nivel global, mostró que un 73 % quiere salir rápidamente de los locales, ya que el 65 % de las personas todavía muestran temor de tener contacto prolongado con otros. Incluso hay empresarios que desconfían que los compradores sigan en su totalidad los protocolos sanitarios.

El estudio reveló que el 84 % de los consumidores encuestados de la región también mostró su preferencia por recibir pedidos a domicilio en lugar de recogerlos en la tienda u otra ubicación; 77 % de ellos de la generación millennial.

Los clientes han adaptado sus métodos de compra (foto: Stock Vector)
Los clientes han adaptado sus métodos de compra (foto: Stock Vector)

Por otro lado, el 90 % de los consumidores de la región ha comprado a través de sus dispositivos móviles; de ellos, el 90 % son millenials, lo cual no parece ser extraño, pero sí sorprende el 53 % de boomers (personas entre los 55 y 75 años) que han empezado a hacer lo mismo. Inclusive, el 35 % de los adultos mayores encuestados comentó haber hecho compras en supermercados y restaurantes por medio de sus teléfonos.

En ese sentido, también se encontró que algunos clientes adaptaron métodos de compra híbridos, pues suelen consultar en algunas tiendas en línea los productos y después acuden a las tiendas físicas, o viceversa, para ver en dónde les conviene más hacer la compra.

“El 50 % de los consumidores está verificando los precios de los productos en línea antes de salir de casa a comprar y casi el 30 % mira también en las páginas la disponibilidad del inventario antes de llegar al almacén. Esta cifra en 2019 apenas llegaba al 19 por ciento”.

Un repartidor de paquetería acomodando las entregas (Foto: REUTERS/Brendan McDermid)
Un repartidor de paquetería acomodando las entregas (Foto: REUTERS/Brendan McDermid)

La disponibilidad del producto es importante, ya que a los compradores no les gusta acudir a una tienda y no encontrar lo que estaban buscando. En consecuencia, las personas prefieren comprar en línea algo temporalmente no disponible siempre y cuando después se los lleven a casa o puedan recogerlo en un punto cercano.

Otro de los motivos que se prefiere en el ecommerce es la atención, ya que en unos segundos el comprador puede encontrar información del producto y en presencial debe esperar a que un trabajador le atienda. En ese sentido, se ha detectado que aún estando en el almacén, los clientes hacen compras en línea.

Por lo anterior, las empresas han señalado su compromiso por seguir adaptándose a las nuevas formas de compra de los clientes.

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR