El 99% de los CEOs está reduciendo sus inversiones en espacio de oficinas

El dato surge de un informe de Accenture sobre los cambios laborales que llegaron de la mano de la pandemia

La mayoría (54%) de los trabajadores que pueden hacer su labor desde casa quieren seguir haciéndolo, según una investigación del Pew Research Center
La mayoría (54%) de los trabajadores que pueden hacer su labor desde casa quieren seguir haciéndolo, según una investigación del Pew Research Center

La pandemia llevó a repensar el modo de trabajar. Durante un año se impuso el trabajo remoto en gran parte del mundo y esto afectó a varias organizaciones que tuvieron que idear nuevas estrategias para materializar esta nueva modalidad. Implicó desafíos a nivel comunicacional, de ciberseguridad y también en relación a la administración de recursos muebles e inmuebles.

Este año en el cual se comenzó a retomar una vuelta a la presencialidad, se vio que algunas modificaciones que se vivieron con el home office llegaron para quedarse. Y son varias las empresas que hicieron un giro en relación a las inversiones inmobiliarias.

Según un estudio reciente de Accenture, el 99% de los CEOs a nivel global afirma que está reduciendo sus inversiones en espacio de oficinas. De la gran mayoría que planea reasignar fondos mediante la reducción, el 62% dice que está invirtiendo en tecnología. Casi la mitad (47%) dice que va a utilizar los recursos liberados para contratar nuevos talentos o mejorar las competencias de los empleados existentes.

En el caso de Argentina, 63% de las empresas proyecta mantener el teletrabajo en los próximos años, mientras 85% cree que es fundamental preparar a las personas de su organización para trabajar en conjunto con las nuevas tecnologías.

Más del 80% de los profesionales a nivel mundial quiere trabajar de forma híbrida, (Foto de Edward Jenner en Pexels)
Más del 80% de los profesionales a nivel mundial quiere trabajar de forma híbrida, (Foto de Edward Jenner en Pexels)

Con varios meses de experiencia en el haber muchas compañías vieron que la virtualización del trabajo no sólo no tuvo un impacto negativo en su performance sino que en algunos casos incluso superó las expectativas. Y el plus: la posibilidad de ahorrar los grandes costos fijos que implicaban sostener oficinas enormes para redirigir esa inversión hacia otros sectores.

Alejandra Ferraro, directora de Recursos Humanos para Accenture Latam, resaltó que “esta es una respuesta a lo que buscan los profesionales hoy. La mayoría (54%) de los trabajadores que pueden hacer su labor desde casa quieren seguir haciéndolo, según una investigación del Pew Research Center. Así también, de acuerdo con un estudio reciente de Accenture más del 80% de los profesionales a nivel mundial quiere trabajar de forma híbrida, es decir, presencial y digital. Los directores generales están buscando una combinación de entornos tradicionales con digitales para ofrecer a los empleados más flexibilidad y ahorrar costos”.

Estos índices van en línea con el informe titulado “El siguiente paradigma es el trabajo híbrido: ¿estamos listos?” que presentó Microsoft en marzo y que da cuenta de que el 73% de los trabajadores encuestados quiere que continúen las opciones de trabajo remoto flexible. En este punto hay que destacar que las publicaciones de este tipo de empleo aumentaron cinco veces en LinkedIn.

Un 46% de los trabajadores planea mudarse ahora que puede trabajar de manera remota, según un informe de Microsoft
Un 46% de los trabajadores planea mudarse ahora que puede trabajar de manera remota, según un informe de Microsoft

Otro punto a destacar es que más del 40% de la fuerza laboral global empezó a pensar en dejar a su empleador este año y un 46% planea mudarse ahora que puede trabajar de manera remota.

“Este cambio de mentalidad mitiga o elimina por completo la barrera de las fronteras geográficas. Lo que, a su vez, hace posible atraer el talento especializado para acelerar la transformación digital. Además de abrir nuevas reservas de talento, los líderes empresariales están reconsiderando sus formas de trabajo para retener a sus mejores profesionales, ofreciendo una mayor flexibilidad para satisfacer las expectativas cambiantes de los empleados después de la pandemia”, analizó Ferraro.

Esta transformación no sólo generó cambios de hábitos laborales y un nuevo concepto donde las fronteras geográficas ya no son relevantes, como mencionó la directiva, sino que también abrió posibilidades para redirigir las inversiones a otras áreas. El ahorro que le implica a muchas empresas el trabajo remoto, implica que hay más fondos disponibles para invertir en tecnologías digitales.

Esto es un punto que se destaca también en el informe de Accenture: el 46% de las empresas a nivel mundial identifica la aceleración de la transformación digital en todas las partes de su negocio como uno de sus principales objetivos estratégicos para los próximos tres años, mientras en el caso de las organizaciones argentinas, 83% afirma que aceleró su transformación digital producto de la pandemia y 73% que su arquitectura tecnológica es clave para el éxito del negocio.

“Nunca ha habido un mejor momento que ahora, en medio de la disrupción de la pandemia, para reimaginar la forma de trabajar. Aquellos que lo hagan bien podrán obtener una ventaja competitiva invirtiendo sus recursos donde impulsen el crecimiento y la resiliencia”, concluyó Ferraro.

SEGUIR LEYENDO: