A partir de esta medida, la red social quiere evitar el uso de tácticas cuyo fin sea obtener dinero o información financiera privada. (Fot: Pixabay)
A partir de esta medida, la red social quiere evitar el uso de tácticas cuyo fin sea obtener dinero o información financiera privada. (Fot: Pixabay)

Twitter, una de las redes sociales más populares alrededor del mundo, ha anunciado nuevas medidas relacionadas con su política para prohibir las estafas financieras a través de su plataforma, pues antes de este anuncio la única forma en la que era posible manejar este tipo de problemas era través de la herramienta de clasificación del spam.

En ese caso, dentro de las opciones disponibles para indicar que se trataba de un mensajes basura no había nada relacionado con tuits financieros que aparecían a menudo en la red social, pero ahora Twitter tendrá nuevas políticas respecto a las publicaciones a través de las cuales se puede obtener dinero o información financiera privada.

Un punto importante respecto a las nuevas políticas que Twitter implementará es que quedarán prohibidas la creación de cuentas cuyo propósito directo sea mandar mensajes directos en los que solicite participar en esquemas fraudulentos.

Otros ejemplos de tácticas engañosas prohibidas, mismas que los usuarios pueden denunciar, son la construcción de relaciones de confianza con personas con el fin de engañar a otros para que le envíen dinero o información financiera personal al operar una cuenta o al hacerse pasar por una figura pública u organización.

El phishing también será una actividad que se encontrará bajo el monitoreo de Twitter. A inicios de año se dieron varios casos relacionados con esta práctica
El phishing también será una actividad que se encontrará bajo el monitoreo de Twitter. A inicios de año se dieron varios casos relacionados con esta práctica

Tampoco estará permitido establecer esquemas de cambio de dinero. Un ejemplo de ello sería garantizar que se le envíe a alguien una gran cantidad de dinero a cambio de un pago inicial más pequeño por medio de una transferencia bancaria o un depósito a una tarjeta de débito, a esta práctica se le llama money flipping.

Promocionar descuentos fraudulentos también será una práctica que se sancione cuando se lleve a cabo desde Twitter. Este tipo de acciones consisten en operar esquemas que hagan ofertas de descuento a otros en las que, para su cumplimiento, se deba pagar utilizando tarjetas de crédito y/o credenciales financieras robadas.

El phishing también será una actividad que se encontrará bajo el monitoreo de Twitter. Esto consiste en hacerse pasar por personal de bancos u otras instituciones financieras con el fin de adquirir información a través de imágenes o enlaces donde el usuario ingresa sus datos de manera voluntaria, pues no sabe que se trata de un engaño.

La manera como se pueden denunciar las violaciones a esta política es a través del flujo de informes dedicado a este fin, los cuales utilizan en la red social para mejorar los sistemas de aplicación e identificación de patrones que los estafadores ponen en práctica con el fin de engañar a los usuarios.

Las consecuencias por no respetar esta política pueden ser el bloqueo temporal de las cuentas, ingresar el enlace de la cuenta a una lista negra o incluso la suspensión permanente del perfil. (Foto: Pixabay)
Las consecuencias por no respetar esta política pueden ser el bloqueo temporal de las cuentas, ingresar el enlace de la cuenta a una lista negra o incluso la suspensión permanente del perfil. (Foto: Pixabay)

Ya sea desde la app o desde la versión en web, el proceso de denuncia se puede realizar pulsando en el icono de la esquina superior derecha. Después en “Informar Tweet”, ahí se debe seleccionar “Es sospechoso o spam” y al final escoger la opción que describa mejor cómo la publicación incumple los términos de la red social.

Son varias las consecuencias por no respetar esta política y dependerán del tipo y gravedad de la violación. El bloqueo temporal de las cuentas es una posibilidad, así como que el enlace de la cuenta entre a una lista negra o incluso la suspensión permanente en caso de que se trate de infracciones graves.

De acuerdo con el portal de tecnología TechCrunch, esta nueva política llega en un momento en el que Twitter ha sido criticado por permitir la proliferación de las estafas relacionadas con la criptografía. Muchos de estos engaños implican la suplantación de identidad a partir del uso de la función de respuesta al correo no deseado.

A inicios de año, una estafa de phishing de PayPal proliferó en la red social y esa es quizá una de las razones por las cuales Twitter tomó medidas en contra de esta actividad. Por otra parte, la plataforma informó que no intervendrá en otras disputas financieras que queden fuera de esta política como reclamos relacionados con la venta de productos a través de la red social.