Puno: alcalde de Muñani, Felipe Vilca, aceptó ser autor del delito de corrupción

Alcalde del distrito puneño de Muñani, Felipe Vilca Chambi, aceptó sus delitos y se acoge a terminación anticipada para evitar ir a la cárcel por varios años.

Felipe Vilca Chambi, el alcalde del distrito de Muñani de la provincia puneña de Azángaro, aceptó en forma voluntaria acogerse al proceso especial de terminación anticipada, tras ser detenido por la presunta comisión del delito de corrupción de funcionarios.

Durante la audiencia de prisión preventiva, el burgomaestre aceptó sus delitos y así evitó ir a la cárcel por muchos años.

Según la acusación fiscal, Felipe Vilca fue detenido en su condición de alcalde del distrito de Muñani por la presunta comisión del delito de corrupción de funcionarios, por haber solicitado un monto de 7,400 soles como coima para tramitar el pago por servicio de elaboración de expediente técnico de una obra a ejecutarse en su localidad, valorizado en 18,500 soles.

Al cometer dicha acción, fue tipificado como autor del delito contra la administración, delitos cometidos por funcionarios públicos, en la modalidad de cohecho pasivo impropio, por lo que el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción de funcionarios de Puno, lo sentenció a 3 años y 9 meses de pena privativa de libertad suspendida.

Cabe mencionar que al conocer dichos delitos, Felipe Vilca, tendrá que pagar la suma de 8,000 soles por concepto de reparación civil y el pago por días multa de la suma de 11,655 soles, en favor del Estado peruano. Además de inhabilitarlo por 6 años y ocho meses para el ejercicio de toda función pública y el cargo que asumía como alcalde queda completamente destituido.

Al acogerse a la terminación anticipada , el procesado admitió su culpabilidad de los cargos que le imputa el Ministerio Público, a condición de la reducción de la pena que se le iba a imponer.

AREQUIPA: JUZGADO CONDENA A EXGOBERNADOR POR CASO DE PUENTE CHILINA

Luego de varios meses de investigación y procesos legales, este 09 de marzo, se conoció que el ex gobernador regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén Benavides, fue sentenciado a tres años de pena suspendida y la inhabilitación para ocupar cargos públicos por cinco años, por la comisión del delito de negociación incompatible en la construcción del puente Chilina, en el cual habría tenido participación en calidad de cómplice.

José Luis Aguilar Gallegos, ex gerente del gobierno regional, fue condenado también a cuatro años y dos meses de pena privativa de la libertad con carácter efectiva, por el Juzgado Unipersonal para casos de Corrupción de Funcionarios de la Corte Superior de Justicia de Arequipa.

Cabe mencionar que el titular del juzgado, Edy Leva Cascamayta, hizo público el adelanto de fallo, donde se impone el pago de una reparación civil de manera solidaria por ambos sentenciados de 100,000 soles.

Asimismo, durante el debido proceso de investigación, se determinó que los sentenciados causaron un perjuicio económico de más de 11 millones de soles durante la ejecución del proyecto del puente Chilina, el mismo que suscribieron contratos vulnerando las normas vigentes para la ejecución de obras y servicios, entre los años 2012 y 2014.

Los primeros argumentos conocidos en audiencia, manifestaron que los sentenciados implementaron un sistema paralelo de contrataciones y adquisiciones del Estado, vulnerando diversas normas específicas.

En el proceso fueron absueltos los ex funcionarios regionales: Sarah Peña Dávila, Juan José Velille Torres y Rossana Morays Velásquez, por no haberse acreditado las imputación en su contra. (Con información de Andina).

SEGUIR LEYENDO

MÁS LEIDAS AMÉRICA

TE PUEDE INTERESAR