Cómo se comunican las madres orangutanas con sus crías

A diferencia de otros animales, las orangutanas pasan hasta 9 años preparando a sus hijos para independizarse. Crean un vínculo estrecho con estrategias comunicativas que varían en la naturaleza o en cautiverio

Los investigadores analizaron un total de 4.839 grabaciones de vídeo de 13 orangutanes de Borneo y 13 de Sumatra (Getty Images)
Los investigadores analizaron un total de 4.839 grabaciones de vídeo de 13 orangutanes de Borneo y 13 de Sumatra (Getty Images)

Un equipo de científicos suizo-alemán, liderados por la investigadora del comportamiento Dra. Marlen Fröhlich del Centro Senckenberg para la Evolución Humana y el Paleoambiente de la Universidad de Tübingen ha estudiado las interacciones madre-hijo en los orangutanes.

El equipo prestó especial atención a las diferencias individuales y la flexibilidad en las estrategias de comunicación de las madres orangutanes, que estudiaron tanto en la naturaleza como en los zoológicos. En su artículo, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, los investigadores mostraron que las madres simias ajustan su comunicación individualmente a varios contextos sociales.

Las diferencias existen no solo en la composición de su repertorio gestual sino también en sus tácticas comunicativas y respuestas a las demandas de sus jóvenes, independientemente del entorno.

En la naturaleza, los orangutanes suelen encontrarse solos o en grupos muy pequeños. Los lazos duraderos sólo existen entre las madres y sus crías. Pero este vínculo particular dura mucho tiempo: una madre orangután pasa hasta nueve años preparando a su cría para vivir sola.

"Las madres orangutanas exhiben una flexibilidad conductual significativa a nivel individual. Se comunican y responden de manera diferente según el contexto social”, dijeron los autores del estudio (Getty Images)
"Las madres orangutanas exhiben una flexibilidad conductual significativa a nivel individual. Se comunican y responden de manera diferente según el contexto social”, dijeron los autores del estudio (Getty Images)

La relación madre-hijo en los orangutanes es ideal para nuestro estudio de la comunicación intraespecífica en los grandes simios”, explicó Fröhlich, y continúó: “A pesar de su reputación como ‘simios solitarios’, los orangutanes tienen un rico repertorio de habilidades táctiles y visuales. Utilizan una amplia gama de gestos, tanto en cautiverio como en la naturaleza, que utilizan en una variedad de contextos sociales”.

Fröhlich y un equipo investigaron el grado en que el comportamiento comunicativo de los orangutanes varía entre individuos y cómo se ajusta simultáneamente a diferentes condiciones sociales. “Con este fin, estudiamos las diferencias en los repertorios dirigidos a bebés de las madres orangutanes. Lo hicimos analizando la similitud de los gestos entre madres individuales que viven en cautiverio o en la naturaleza”, dijeron los investigadores.

Además, el equipo analizó cómo cambian los patrones de comunicación de las orangutanes hembra en diferentes escenarios, como compartir comida o jugar socialmente. Los investigadores analizaron un total de 4.839 grabaciones de vídeo de 13 orangutanes de Borneo (Pongo pygmaeus) y 13 de Sumatra (Pongo abelii).

La estrategia comunicativa y la capacidad de respuesta social de los orangutanes varía entre individuos y, al mismo tiempo, también son flexibles (foto: picture alliance / John Grafilo/dpa)
La estrategia comunicativa y la capacidad de respuesta social de los orangutanes varía entre individuos y, al mismo tiempo, también son flexibles (foto: picture alliance / John Grafilo/dpa)

La similitud gestual entre las madres orangutanes de Borneo y Sumatra difiere notablemente cuando los simios viven en diferentes ambientes. Este hallazgo es consistente con comparaciones previas entre animales que viven en la naturaleza y en zoológicos. Más sorprendentemente, las madres orangutanas exhiben una flexibilidad conductual significativa a nivel individual. Se comunican y responden de manera diferente según el contexto social”, resumió la el científica de la Universidad de Tübingen, Alemania.

“Mientras que una madre cumple principalmente con el comportamiento de mendicidad de su bebé, pero no en otros contextos, otra responde fácilmente a las demandas de su hijo en todos los contextos sociales”, detalló el documento.

Con base en estos hallazgos, los investigadores concluyeron que la estrategia comunicativa y la capacidad de respuesta social de los orangutanes varía entre individuos y, al mismo tiempo, también son flexibles. Así, las madres orangután difieren no solo en la composición de su repertorio de gestos dirigidos a sus crías, sino también en sus tácticas comunicativas, como la repetición de gestos o la respuesta a las demandas de sus crías.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR