Cazar sin parar y dormir solo una hora por noche: el fascinante mundo de los elefantes marinos

Estos animales, que pesan dos toneladas, pueden pasar más de 19 horas por día cazando en el norte del Océano Pacífico

Los elefantes marinos del norte ( M irounga  angustirostris ) son animales misteriosos. Aparecen en tierra, en algunas playas de la costa del Pacífico, solo dos veces al año (Getty)
Los elefantes marinos del norte ( M irounga angustirostris ) son animales misteriosos. Aparecen en tierra, en algunas playas de la costa del Pacífico, solo dos veces al año (Getty)

No hay un horario de 9 a 5 para las elefantes marinas. Después de la temporada de cría de invierno, los animales pasan más de 19 horas (y hasta 24 horas a veces) por día cazando en el norte del Océano Pacífico. Pueden matar hasta 2000 peces pequeños al día para sobrevivir, según un nuevo estudio.

“Este estudio es fascinante”, dijo Jeremy Goldbogen, biólogo marino de la Universidad de Stanford. “La tecnología avanzada proporciona niveles de detalle sin precedentes sobre dónde y cuándo se alimentan los elefantes marinos en un océano profundo y oscuro”.

Los elefantes marinos del norte ( M irounga angustirostris ) son animales misteriosos. Aparecen en tierra, en algunas playas de la costa del Pacífico, solo dos veces al año: a fines de diciembre o principios de enero para aparearse o parir, y aproximadamente 2 meses después para mudar su pelaje.

Pasan el resto de su tiempo, casi 10 meses, pescando. Los machos, que pueden pesar hasta 2 toneladas, cazan peces grandes cerca de la costa. Las hembras, que son solo alrededor de un tercio del tamaño, cazan peces más pequeños en una región de aguas profundas conocida como la zona del crepúsculo. Para obtener alimento de la zona, que alcanza profundidades de 1500 metros, las hembras deben contener la respiración hasta 1,5 horas. “Los desafíos fisiológicos que enfrentan estos animales para satisfacer su demanda energética diaria es una hazaña extraordinaria”, dice Goldbogen.

Para obtener alimento de la zona, que alcanza profundidades de 1500 metros, las hembras deben contener la respiración hasta 1,5 horas
Para obtener alimento de la zona, que alcanza profundidades de 1500 metros, las hembras deben contener la respiración hasta 1,5 horas

Pasan el resto de su tiempo, casi 10 meses, pescando. Los machos, que pueden pesar hasta 2 toneladas, aproximadamente el peso de un camión pequeño, cazan peces grandes cerca de la costa. Las hembras, que son solo alrededor de un tercio del tamaño, cazan peces más pequeños en una región de aguas profundas conocida como la zona del crepúsculo. Para obtener alimento de la zona, que alcanza profundidades de 1500 metros, las hembras deben contener la respiración hasta 1,5 horas. “Los desafíos fisiológicos que enfrentan estos animales para satisfacer su demanda energética diaria es una hazaña extraordinaria”, dice Goldbogen.

Para averiguar cómo sobreviven las hembras en los peces pequeños, algunos de los cuales tienen solo 2 centímetros de largo, investigadores japoneses y estadounidenses colocaron cámaras de video infrarrojas con sensores de profundidad en las cabezas de 48 elefantes marinos hembras. También conectaron rastreadores GPS y un dispositivo especial que podía contar cada vez que una foca abría la boca.

Después de registrar más de 200,000 inmersiones durante los 2.5 meses entre las temporadas de reproducción y muda, los investigadores encontraron que las focas hembras pasaban día y noche, del 80 al 100% de su tiempo, buceando continuamente en busca de peces, informaron en Science. Las hembras apenas dormían y, cuando lo hacían, no era más de 1,4 horas al día

El estilo de vida agotador, que los científicos sospechan que dura todo el tiempo que las hembras están en el mar, finalmente da sus frutos. Les ayuda a recuperar la grasa que pierden en tierra, cuando dejan de comer. Durante sus primeros 2 meses de regreso al mar, las hembras ganaron alrededor de 100 kilogramos en promedio.

Después de registrar más de 200,000 inmersiones durante los 2.5 meses entre las temporadas de reproducción y muda, los investigadores encontraron que las focas hembras pasaban día y noche, del 80 al 100% de su tiempo, buceando continuamente en busca de peces (Getty)
Después de registrar más de 200,000 inmersiones durante los 2.5 meses entre las temporadas de reproducción y muda, los investigadores encontraron que las focas hembras pasaban día y noche, del 80 al 100% de su tiempo, buceando continuamente en busca de peces (Getty)

Mientras tanto, los elefantes marinos machos no tienen ninguna posibilidad de sobrevivir de la abundancia de la zona del crepúsculo. Su enorme tamaño y la falta de habilidades de buceo significan que necesitarían cazar casi cuatro veces más que las hembras para obtener suficiente energía para 1 día. “Simplemente no podían ganarse la vida allí”, dice el autor principal Taiki Adachi, biólogo marino del Instituto Nacional de Investigación Polar en Tokio.

SEGUIR LEYENDO: