Di María gestiona su fortuna con una offshore panameña, a pesar de haber sido condenado en España por evasión

El jugador de la selección utilizó ese paraíso fiscal para hacer inversiones financieras y cobrar más de 9 millones de dólares por sus derechos de imagen

Di María festeja uno de los goles ante Bolivia en las últimas eliminatorias del Mundial
Di María festeja uno de los goles ante Bolivia en las últimas eliminatorias del Mundial

Los hinchas que estaban en el Estadio Nacional de Singapur aquel 13 de junio de 2017 quedaron boquiabiertos. Angel Di María hizo una pirueta dentro del área antes de empujar, con el taco de su botín Adidas, la pelota a la red. El crack de la Selección metía el 6-0 para la Selección en un partido amistoso que tenía más intereses comerciales que deportivos.

Apenas nueve días después de ese gol contra Singapur, que casi ya nadie recuerda, Sunpex Corporation Inc, una offshore panameña cuyo único dueño es el propio Di María, le facturó 71.250 euros a Adidas. ¿El motivo? Usar los botines de esa marca en partidos de la Selección. Esa factura, que forma parte de Pandora Papers, es apenas un detalle detrás de una compleja estructura montada por el futbolista en paraísos fiscales para administrar sus millonarios derechos de imagen.

La factura de Sunpex, la offshore de Di María, por usar botines Adidas en la Selección
La factura de Sunpex, la offshore de Di María, por usar botines Adidas en la Selección

Di María creó Sunpex Corporation Inc en 2009, meses antes de llegar al Real Madrid, y mantiene esa offshore hasta la actualidad, mientras juega en el Paris Saint-Germain junto a Lionel Messi. Los documentos que aparecen ahora en Pandora Papers, la última filtración del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) de la que participan por Argentina Infobae, La Nación y elDiarioAr, revelan que el futbolista manejó USD 9,5 millones entre 2013 y 2017 a través de la offshore panameña.

Como ocurrió con Adidas, desde esa sociedad pantalla se canalizaron sus ingresos por publicidades con otras marcas como Coca-Cola. Pero también la sociedad fue utilizada para invertir esos fondos en activos financieros desde una cuenta bancaria en Suiza. Desde el entorno del jugador remarcaron ante la consulta de Infobae que Sunpex fue debidamente declarada en Francia.

En 2017, Di María asumió haber cometido un delito fiscal en España por los fondos que manejó a través de Sunpex en el período 2011-2013. Como parte del acuerdo con la Justicia española, el futbolista pagó una multa de 2 millones de euros. Pero después de la sentencia y de su salida de Real Madrid, Di María mantuvo esa estructura para firmar contratos publicitarios mientras jugaba en Manchester United (Inglaterra) y en el PSG (Francia), desde 2015.

“La sociedad siempre estuvo declarada en Inglaterra y en Francia. Es una estrategia totalmente legal”, aseguraron desde su entorno. Y recordaron que la casa del futbolista en París fue allanada en 2018 por una investigación sobre supuesto fraude fiscal de Sunpex, que finalmente terminó con un sobreseimiento para el jugador en los tribunales parisinos.

¿Por qué Di María acudió a un paraíso fiscal para manejar sus derechos de imagen? Cerca del jugador explicaron que fue por una “recomendación” que en 2009 le hizo su contador, pero que el futbolista “no sabía que esa recomendación no era razonable para las autoridades españolas”. Desde su entorno aseguran que la offshore siempre había estado declarada en España y que se trató de un cambio en la interpretación de la ley que hizo Hacienda en España.

Sunpex es una firma de papel, que no tiene sede ni empleados, pero que maneja ingresos millonarios. La offshore, cuyo único accionista es Di María, acumuló en sus cuentas del Credit Suisse (en dólares, euros y libras esterlinas) el saldo anual de USD 1,5 millones por la explotación de la imagen del futbolista. Los activos totales de Sunpex llegaron a los USD 9,5 millones para fines de 2016, según el balance anual que figura en Pandora Papers.

Además de recibir los fondos, la sociedad también se utilizaba como herramienta para invertir en el mercado financiero. Sunpex atesoraba, a junio de 2017, inversiones por USD 8,5 millones, según el reporte de su portfolio de inversiones gestionado por el Credit Suisse Bank. Entre sus adquisiciones aparecen bonos públicos argentinos (tres series distintas) por un total de medio millón de dólares, la inversión con más alto rendimiento de su cartera. También apostó a la compra de acciones de Shell, Electricite de France y Petrobras, entre otras.

Las alarmas sonaron en esos meses en Panamá, cuando se hizo pública la acusación por evasión en España. El estudio Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), que asesoró al futbolista con buena parte de la operatoria offshore, lo señaló como una Persona Expuesta Políticamente (PEP) y alertó en sus intercambios de información internos: “Angel Fabián Di María utilizó la empresa para evadir impuestos”. Desde el bufete, además, agregaron al argentino en una hoja de cálculo en la que figuraban personalidades que podían ocasionarle un alto riesgo reputacional al estudio.

Ante la consulta de ICIJ, Alcogal, con sede en Panamá, respondió: “Alcogal se adhiere a todos los requisitos legales en la prestación de servicios corporativos y de formación de empresas, en pleno cumplimiento de todos los requisitos aplicables en todas las jurisdicciones en las que operamos”-.

Publicidades y sponsoreo

Extracto del contrato con Adidas firmado por Di María por los derechos de imagen
Extracto del contrato con Adidas firmado por Di María por los derechos de imagen

Desde su armado en 2009, la trama societaria para contener los derechos de imagen de Di María cambió en distintas ocasiones, al ritmo de las exigencias de los clubes donde jugó en la última década. A pesar de los distintos esquemas offshore utilizados para ingresar los fondos, Sunpex siempre fue la propietaria del 100% de los derechos.

Los documentos que aparecen en Pandora Papers detallan que el futbolista firmó el 6 de mayo de 2009 su primer contrato con Sunpex, cuando jugaba en el club Benfica, Portugal. El contrato detalla que el jugador le cedía los “derechos de imagen nivel mundial por un plazo de 15 años” a su propia sociedad.

El mismo día de su creación, Sunpex tercerizó los derechos de imagen del argentino en favor de un entramado que ya manejaba otros negocios similares. Un nuevo contrato establecía que la cesión de los derechos quedaba en un 80% para la sociedad irlandesa Multisports & Image Management Limited (MIM) y el 15% para Polaris Sports Ltd. Di María, a través de Sunpex, se quedaba con el 5% de los ingresos.

Tanto MIM Limited como Polaris Sports formaron parte de un esquema de evasión fiscal del que - según determinó la justicia española - participaron otras estrellas del fútbol mundial, como Cristiano Ronaldo y el entrenador José Mourinho, que compartieron el plantel del Real Madrid con Di María en esos años. Tanto los futbolistas como el entrenador tenían como representante al portugués Jorge Mendes.

Los documentos que aparecen en Pandora Papers dan cuenta de que Sunpex firmó un contrato el 8 de julio de 2010 con el Real Madrid - bajo la supervisión legal de dos directivos de ese club - para la cesión de los derechos de imagen del jugador como parte de su trabajo en España.

La madeja societaria antes mencionada se mantuvo vigente hasta mayo de 2013, cuando Sunpex canceló el contrato con MIM y Polaris. La fecha coincide con los meses en que Di María recibía una mejora en su salario como futbolista de Real Madrid y comenzaba a negociar una renovación contractual para el año siguiente, conversaciones que finalmente fracasaron.

Sunpex y Di María firmaron en mayo de 2013 un nuevo contrato de cesión de los derechos de imagen con LMP Bomore BV, una firma holandesa que ya tenía la misma tarea con otros futbolistas, como el uruguayo Luis Suárez. El acuerdo con esta firma se mantuvo vigente durante el último año de Di María en Madrid, pero también desde 2014 en adelante, cuando pasó al Manchester United, de Inglaterra.

“LMP Bomore era una empresa con más capacidad para conseguir acuerdos de derechos de imagen. Sunpex no tenía ningún empleado”, dijeron cerca de Di María.

Los botines de la selección

Ángel Di María (d) de Argentina celebra un gol con Lionel Messi hoy, en la final de la Copa América entre Argentina y Brasil en el estadio Maracana en Río de Janeiro (Brasil). EFE/Andre Coelho
Ángel Di María (d) de Argentina celebra un gol con Lionel Messi hoy, en la final de la Copa América entre Argentina y Brasil en el estadio Maracana en Río de Janeiro (Brasil). EFE/Andre Coelho

Di María utilizó este nuevo entramado offshore para distintos contratos comerciales: ya como jugador de Manchester United rodó un comercial en 2014 junto a su compañero Robin Van Persie con la marca de bebidas británica YOU.C1000 por USD 150.000, detallaron desde su entorno.

Vestido con la ropa de la Selección, Di María filmó otro comercial, esta vez para Coca-Cola, como parte de la campaña de marketing “en movimiento”, cuyo video cuenta con el logo oficial de la Asociación del Fútbol Argentino. Sunpex aprobó en su asamblea de mayo de 2015 un contrato con la agencia Urban para rodar ese comercial, aunque sin detallar el monto del contrato. Los libros contables de la offshore dan cuenta de una factura por USD 101.361 enviada a Urban (UP Comunicación SA).

Días después, el esquema societario alrededor de la imagen de Di María volvería a registrar un cambio. A raíz de su nuevo contrato con el PSG, Sunpex oficializó en su acta de accionistas del 6 de agosto de 2015 que el área de merchandising del club francés se convertía a partir de ese momento en “proveedor mundial exclusivo para Ángel Di María en el desarrollo, negociación y organización de oportunidades y actividades para el jugador en relación a la explotación de su imagen individual”.

Pero Sunpex se guardaba la potestad de firmar otros contratos. La sociedad panameña renovó en agosto de 2017 el contrato de Di María con Adidas, la marca deportiva que auspicia a la estrella. Días antes, el jugador le facturó - vía Panamá - USD 171.000 provenientes del acuerdo inicial con la marca deportiva, firmado tres años antes. Sunpex facturó 128.333 euros en junio de 2017 por el concepto “Adidas derechos de imagen”.

El principal ingreso del futbolista por usar los botines Adidas están relacionados con partidos de la Selección Argentina. Esa factura - que pagó la marca deportiva - indicaba que a Di María le correspondían USD 71.250 por usar los botines Adidas durante sus presentaciones con la selección. Y detallaba que ese monto se trataba apenas de la segunda cuota por ese concepto.

El resto, los otros 57.000 euros facturados, se le cobró a la marca deportiva por sus apariciones en partidos del PSG. “Sunpex es propietaria de todos los derechos de imagen de Di María. Desde 2015 hasta la actualidad, [el jugador] está sujeto al impuesto sobre la renta en Francia. Es decir, paga impuesto por todo esto que gana”, aclararon cerca del futbolista.

¿Entonces por qué no fue disuelta Sunpex después de la condena en España?, preguntó Infobae. Desde su entorno reconocieron que se trata de una cuestión impositiva y explicaron que, en ese caso, el futbolista debería quedar sujeto al impuesto a los dividendos. Es decir, si el futbolista liquida Sunpex, debería pagar más del 20% de impuestos sobre el total de los fondos que la offshore posee en Panamá para que ingresen directamente a su patrimonio personal como residente fiscal francés.

El equipo argentino de Pandora Papers está formado por Mariel Fitz Patrick, Sandra Crucianelli e Iván Ruiz, por Infobae; Hugo Alconada Mon, Maia Jastreblansky y Ricardo Brom, por La Nación; y Emilia Delfino por elDiarioAR.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR