Ucrania y Japón firmaron un acuerdo de seguridad y cooperación de cara a los próximos diez años

Es el primero de Kiev con una potencia externa a la OTAN y un país del Pacífico. Tokio se compromete a una financiación millonaria, que desde 2022 hasta el fin del pacto se estima que pueda llegar hasta USD 12.000 millones

Guardar

Nuevo

El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, es escoltado por el primer ministro japonés, Fumio Kishida (Eugene Hoshiko/REUTERS)
El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, es escoltado por el primer ministro japonés, Fumio Kishida (Eugene Hoshiko/REUTERS)

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, y el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, han firmado este jueves un acuerdo en materia de seguridad y cooperación bilateral de cara a los próximos diez años, y en virtud del que Tokio se compromete a suministrar unos 4.500 millones de dólares (algo menos de 4.200 millones de euros) este año.

Con este acuerdo -el primero que Ucrania firma con una potencia externa a la OTAN y un país del Pacífico- Japón se compromete a una financiación millonaria para Ucrania, que desde 2022 hasta el fin del pacto se estima que pueda llegar a recibir hasta 12.000 millones de dólares (mas de 11.100 millones de euros).

“El documento fija las principales direcciones del apoyo a largo plazo de Japón en el campo de la seguridad y la defensa, la ayuda humanitaria, la recuperación y la reconstrucción”, reza un escrito difundido por la Presidencia ucraniana. Zelensky y Kishida han rubricado el acuerdo en los márgenes de la cumbre del G-7.

Asimismo, el pacto incluye la entrega de “equipo no letal” japonés a Ucrania -”teniendo en cuenta las restricciones constitucionales de Japón”-, y aboga por un mayor desarrollo de la cooperación con Ucrania en aquellos organismos internacionales de los que Tokio forma parte.

Como parte de su cooperación con Ucrania, Japón se compromete a prestar tratamiento médico a los soldados ucranianos heridos, colaborar en el campo de la Inteligencia y la protección de información confidencial, fortalecer la protección y reconstrucción de infraestructura e impulsar la ciberseguridad.

Asimismo, la parte nipona se compromete a seguir apoyando la fórmula de paz propuesta por Kiev, fortaleciendo las sanciones contra Rusia como respuesta a su ofensiva contra Ucrania y cooperando en el desarrollo de un mecanismo de reparación de daños a expensas de los activos soberanos rusos.

Con esta última alianza con Japón, Ucrania ha firmado ya acuerdos bilaterales con 16 países: Reino Unido, Alemania; Francia, Dinamarca, Canadá, Italia, Países Bajos, Finlandia, Letonia, España, Portugal, Bélgica, Suecia, Islandia y Noruega.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, dio la bienvenida a los jefes de estado de las principales naciones industrializadas del G7 en un resort de lujo en el sur de Italia (REUTERS/Yara Nardi)
La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, dio la bienvenida a los jefes de estado de las principales naciones industrializadas del G7 en un resort de lujo en el sur de Italia (REUTERS/Yara Nardi)

La cumbre del Grupo de los Siete comenzó el jueves con un acuerdo alcanzado sobre una propuesta de Estados Unidos para respaldar un préstamo de 50.000 millones de dólares a Ucrania utilizando activos rusos congelados como garantía, dando a Kiev una fuerte muestra de apoyo incluso cuando el tablero político de Europa cambia hacia la derecha.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, dio la bienvenida a los jefes de estado de las principales naciones industrializadas del G7 en un resort de lujo en el sur de Italia, diciendo que quería que el mensaje de la reunión fuera de diálogo con el sur global y de unidad.

Comparó el G7 con los olivos centenarios que son un símbolo de la región de Puglia, “con sus raíces sólidas y sus ramas proyectadas hacia el futuro”.

Más allá de las discusiones sobre Ucrania, la guerra en Gaza y la política industrial de China, el Papa Francisco se convertirá en el primer Papa en dirigirse a una cumbre del G7, añadiendo un toque de celebridad y autoridad moral a la reunión anual. Hablará el viernes sobre las promesas y los peligros de la inteligencia artificial, pero se espera que también renueve su llamamiento a un fin pacífico de la invasión rusa a gran escala de Ucrania y de la guerra entre Israel y Hamas en Gaza.

(Con informacipon de EP y AP)

Guardar

Nuevo