Los diez días de viaje del papa Juan Pablo II por Estados Unidos

La llegada del líder católico hace 36 años marcó un evento significativo en la unión de culturas y la historia local, pues abogó por reunirse con distintas comunidades, incluida la judía

Guardar

Nuevo

El entonces presidente de Estados Unidos y su esposa dieron la bienvenida al Papa, enfatizando su figura como símbolo de paz y solidaridad.(thisdaymiamipod /Instagram)

Hace 36 años, el Papa Juan Pablo II inició su gira de 10 días por Estados Unidos con una llegada notable a Miami, Florida, lo que marcó una huella en la historia de la ciudad y la nación.

Recibido por el ex presidente Ronald Reagan, la ex primera dama Nancy Reagan y una multitud de miles de seguidores, el Papa empezó su extenso recorrido por el país. En su discurso de bienvenida, Reagan destacó el liderazgo moral del Papa, anticipando un caluroso recibimiento por parte de personas de diversas creencias y religiones.

El Papa, habló en inglés bajo el sol de Florida y se identificó como un “peregrino por la causa de la justicia, la paz y la solidaridad humana”, según reportó The New York Times. Su mensaje resonó con la audiencia que ondeaba banderas y lucía los colores papales.

Más de 200 mil fieles asistieron a una celebración inclusiva que destacó por su riqueza cultural y su enfoque en la multiculturalidad de la ciudad (REUTERS/Kuba Stezycki/Foto de archivo)
Más de 200 mil fieles asistieron a una celebración inclusiva que destacó por su riqueza cultural y su enfoque en la multiculturalidad de la ciudad (REUTERS/Kuba Stezycki/Foto de archivo)

Durante su estancia en Miami, Juan Pablo II realizó varias actividades significativas y un encuentro con sacerdotes nacionales en la Iglesia St. Martha en Miami Shores, además, una reunión innovadora con representantes de la comunidad judía de Estados Unidos. Este último evento marcó un paso adelante en las relaciones judío-católicas, lo que pavimentó el camino para el eventual reconocimiento del Estado de Israel por parte del Vaticano.

El Papa también recorrió Biscayne Boulevard en su “papamóvil” y celebró una misa multitudinaria en Tamiami Park, con más de 200 mil asistentes. La misa, interrumpida por relámpagos y truenos, culminó con una bendición del Papa a los fieles que resistieron la tormenta.

La visita de Juan Pablo II a Miami se caracterizó por su enfoque en la unidad y el multiculturalismo, elementos que se reflejaron en los detalles de la misa, celebrada en varios idiomas y con música diversa, destacando las raíces multiculturales de la ciudad.

Tras visitar Miami, el Papa dejó su huella en el país con discursos que promovían la solidaridad y la paz entre distintas culturas y religiones
Tras visitar Miami, el Papa dejó su huella en el país con discursos que promovían la solidaridad y la paz entre distintas culturas y religiones

Tras su partida de Miami, el Papa continuó su viaje por Estados Unidos, visitó ciudades como Columbia, Nueva Orleans, San Antonio, Phoenix, Los Ángeles, Monterrey, San Francisco y Detroit. Este viaje fue el más largo de Juan Pablo II al país norteamericano y su primera visita a la costa oeste contigua, de acuerdo a lo señlado por la Agencia Católica de Noticias.

En cada parada, el Papa abordó temas relevantes para las comunidades locales, desde dirigirse a católicos negros en Nueva Orleans hasta participar en una conferencia ecuménica en Carolina del Sur y tratar temas de salud y comunicaciones en Phoenix y Los Ángeles, respectivamente.

La visita del papa Juan Pablo II a Miami y otros puntos de Estados Unidos dejó una huella, no solo en la comunidad católica, sino también en el tejido cultural y espiritual de la nación, algo que evidenció su influencia en el diálogo interreligioso y la promoción de la paz y la solidaridad a nivel mundial.

Juan Pablo II

El legado y memoria de Juan Pablo II perduran tras su fallecimiento y canonización en la conciencia cultural global
El legado y memoria de Juan Pablo II perduran tras su fallecimiento y canonización en la conciencia cultural global

Nacido el 18 de mayo de 1920 en Wadowice, Polonia, Karol Wojtyla fue conocido mundialmente como el papa Juan Pablo II tras su elección el 16 de octubre de 1978, un cargo que mantuvo hasta su fallecimiento el 2 de abril de 2005. Se destacó por ser un pontífice de numerosos sucesos históricos.

Rompió una tradición de siglos al ser el primer Papa no italiano desde el 1500 y se distinguió por sus numerosos viajes tras visitar 129 naciones, lo cual incluyó destinos como Cuba y Haití, según informes de la Agencia Católica de Noticias.

Entre sus muchas primicias, Juan Pablo II fue el primer Papa en visitar la Casa Blanca en 1979, realizar una oración conjunta con el arzobispo anglicano de Canterbury en el Reino Unido en 1982, y encontrarse con líderes religiosos en Egipto y Grecia, así como rezar en una mezquita en 2001. También fue pionero al visitar Auschwitz en 1979, entrar en una sinagoga judía en Roma en 1986, y orar en el Muro de las Lamentaciones en Jerusalén en 2000.

Las diversas paradas de Juan Pablo II reflejan su impacto en la sociedad estadounidense
Las diversas paradas de Juan Pablo II reflejan su impacto en la sociedad estadounidense

Su muerte a los 84 años en el Vaticano fue seguida por un funeral masivo, con dos millones de personas congregándose en la Ciudad del Vaticano, según History.com. Juan Pablo II es recordado por sus esfuerzos en la disolución del comunismo, su acercamiento a otras religiones, y por ser el primero en pedir disculpas en nombre de la Iglesia Católica por su papel durante la Segunda Guerra Mundial.

Le sucedió el Cardenal Joseph Ratzinger como Papa Benedicto XVI y, posteriormente, el Papa Francisco asumió el papado en marzo de 2013, quien canonizó a Juan Pablo II en abril de 2014.