Rusia confirmó el ingreso del dictador Kim Jong-un a su territorio para reunirse con Putin

El régimen de Pyongyang y Moscú siguen sin confirmar dónde se llevará a cabo el encuentro

Guardar

Nuevo

El dictador Kim Jong-un llegó a Rusia para reunirse con Putin. (REUTERS)
El dictador Kim Jong-un llegó a Rusia para reunirse con Putin. (REUTERS)

El tren del dictador norcoreano, Kim Jong-un, cruzó este martes la frontera con Rusia, donde tiene previsto celebrar una cumbre con el presidente Vladimir Putin, según confirmó la agencia Ria Novosti.

También, según un breve texto enviado a medios por un portavoz del Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano, el tren cruzó el Puente de la Amistad del Río Tuman, la única vía de transporte terrestre que conecta los dos países, “a primera hora de la mañana” (hora local) de hoy (martes).

La agencia de noticias japonesa Kyodo informó el martes, citando una fuente oficial rusa no identificada, que un tren con Kim había llegado a la estación de Khasan, la principal puerta de entrada ferroviaria al Lejano Oriente ruso desde Corea del Norte.

Fuentes oficiales norcoreanas y rusas siguen sin confirmar cuándo y dónde tendrá lugar el encuentro de ambos líderes, que se prevé que se celebre en la ciudad de Vladivostok, en el Extremo Oriente ruso, este miércoles y en el que, según han adelantado medios anglosajones, se cree que ambos países podría acordar un intercambio de armamento y recursos militares.

Estados Unidos consideró este lunes que el encuentro que van a mantener en Rusia Vladimir Putin y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, puede interpretarse como que el mandatario ruso está “suplicando” ayuda a su homólogo.

La últimas vez que Kim y Putin se reunieron fue en 2019. (AP/ARCHIVO)
La últimas vez que Kim y Putin se reunieron fue en 2019. (AP/ARCHIVO)

Lo interpretamos como que está suplicando ayuda”, indicó en una conferencia de prensa el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Matthew Miller.

“No parece un encuentro social”, ironizó Miller, avanzando que Washington vigilará “muy de cerca” el resultado de ese encuentro.

Rusia y Corea del Norte confirmaron este lunes que el dictador Kim Jong-un se reunirá con Vladimir Putin en una visita oficial, en un encuentro en el que se podría oficializar una venta de armas al Kremlin a cambio de alimentos y energía.

En simultáneo, el Kremlin y el aparato de propaganda norcoreano comunicaron del próximo encuentro, sin ahondar en detalles sobre la fecha y el lugar.

El Kremlin dijo que el mandatario ruso invitó al dictador norcoreano a un encuentro, sin precisar más detalles sobre la cita. (REUTERS)
El Kremlin dijo que el mandatario ruso invitó al dictador norcoreano a un encuentro, sin precisar más detalles sobre la cita. (REUTERS)

Según funcionarios estadounidenses, Putin se centraría en conseguir más suministros de artillería y otras municiones norcoreanas para suplir sus mermadas reservas, mientras trata de sofocar una contraofensiva ucraniana y demostrar que puede mantener una larga guerra de desgaste. Eso podría aumentar la presión sobre Estados Unidos y sus aliados para que busquen negociaciones, entre temores sobre un conflicto prolongado en Ucrania pese a los enormes cargamentos de armamento avanzado enviados a Ucrania durante los últimos 17 meses.

Se estima que Corea del Norte podría tener decenas de millones de proyectiles de artillería y cohetes basados en diseños soviéticos que podrían suponer un importante refuerzo para el ejército ruso, según los analistas.

A cambio, Kim buscaría ayuda alimentaria y energética que su país necesita con urgencia y tecnología armamentística avanzada, incluidas las relativas a misiles balísticos intercontinentales, misiles balísticos de submarino con capacidad nuclear y satélites militares de reconocimiento, según analistas.

(Con información de EFE)

Guardar

Nuevo