Rusia atacó otro edificio residencial en Ucrania: al menos cuatro muertos y varios heridos

Un bombardeo de las tropas del Kremlin este domingo en Kherson también causó daños en un hospital, una oficina de correos y una estación de autobuses

Guardar

Nuevo

Rusia atacó otro edificio residencial en Ucrania: al menos cuatro muertos y varios heridos. (REUTERS/Anna Voitenko)
Rusia atacó otro edificio residencial en Ucrania: al menos cuatro muertos y varios heridos. (REUTERS/Anna Voitenko)

Bombardeos rusos sobre Kherson, en el sur de Ucrania, dejaron este domingo al menos a tres muertos y seis heridos, denunció el presidente Volodimir Zelensky, mientras otro ataque ruso en Kharkiv (este) dejó un fallecido, según el gobernador de la región.

“El ejército ruso bombardeó brutalmente Kherson durante todo el día... Un hospital, una oficina de correos, una estación de autobuses resultaron afectados. Dos enfermeras resultaron heridas en el hospital. Se reporta un total de seis heridos y tres muertos”, dijo el presidente ucraniano en su videomensaje diario emitido por la noche.

En Kharkiv, el gobernador de la administración militar en la región informó que un ataque ruso impactó el domingo “un edificio residencial de cuatro pisos”.

“Tres víctimas recibieron heridas leves. Desafortunadamente, una anciana murió. (...) El edificio fue parcialmente destruido y los habitantes evacuados”, escribió Oleg Synegoubov en Telegram.

Zelenski pidió urgencia en el envío del nuevo armamento para evitar que Rusia prolongue la guerra. (EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO)
Zelenski pidió urgencia en el envío del nuevo armamento para evitar que Rusia prolongue la guerra. (EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO)

Después de que el ejército ucraniano recuperó en noviembre el control de Kherson, el frente sur de la guerra de Ucrania había estado relativamente tranquilo y los combates se habían concentrado en el Donbás.

Pero los enfrentamientos se intensificaron la semana pasada en la región meridional de Zaporizhzhia.

“La artillería enemiga impactó en zonas residenciales”, aseguró en un mensaje en las redes sociales la administración regional de Kherson, que informó de tres víctimas mortales y seis heridos, entre ellos una enfermera.

Desmentido

El ejército ucraniano afirmó este domingo que había repelido un ataque cerca del pueblo de Blahodatne, en la región de Donestk (este), aunque el grupo paramilitar ruso Wagner aseguró que había tomado el control.

Las tropas de Kiev “repelieron ataques cerca (...) de Blahodatne” y en otras 13 localidades de la región de Donestk, aseguró el Estado Mayor ucraniano en su informe diario.

Blahodatne está situada en el norte de Bakhmut, donde las tropas rusas intentan controlar desde hace meses y se producen algunos de los combates más violentos desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero de 2022.

El grupo Wagner había anunciado poco antes que sus unidades se habían hecho con el control de este pueblo. “Las unidades de Wagner PMC tomaron Blahodatne. Blahodatne está bajo nuestro control”, aseguró Yevgueny Prigozhin, jefe del grupo paramilitar, citado por su servicio de prensa.

Por el momento, el ministerio ruso de Defensa no confirmó está información.

El brazo armado de Putin

El grupo Wagner, la milicia de mercenarios liderada por el empresario del círculo del presidente ruso Vladimir Putin, busca hombres a lo largo de todo Rusia para llevarlos a combatir a territorio ucraniano. De hecho, meses atrás el jefe del grupo, Yevgueni Prigozhin, recorrió personalmente distintas prisiones para reclutar a 1.000 convictos que lucharan por Moscú.

Prigozhin, un oligarca ruso que se ganó su apodo de “chef de Putin” debido a sus negocios de catering, admitió en septiembre por primera vez que fundó el grupo Wagner en 2014 para luchar en Ucrania y reconoció su presencia en África, Oriente Medio y América Latina.

Prigozhin, un oligarca ruso que se ganó su apodo de “chef de Putin”. (Sergei Ilnitsky/AP)
Prigozhin, un oligarca ruso que se ganó su apodo de “chef de Putin”. (Sergei Ilnitsky/AP)

Desde su creación, los mercenarios están acusados de servir a los intereses del régimen del presidente ruso, Vladimir Putin, en varias zonas de conflicto, desde Siria hasta Ucrania, pasando por África y Sudamérica. Estos últimos meses, el grupo opera activamente en el frente ucraniano, en apoyo al ejército ruso.

El FBI tiene una orden de arresto contra Prigozhin, de 61 años, acusado de buscar influir en las elecciones de EEUU entre 2014 y 2018 manipulando varios canales de redes sociales a través de su Agencia de Investigación de Internet, también conocida como la “fabrica de trolls”, con sede en San Petersburgo.

Este hombre de 61 años que antes era un personaje en la sombra, se está convirtiendo en una figura cada vez más pública y los analistas dicen que podría estar considerando un papel político.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo