La economía rusa entró en recesión: el PIB cayó el 4% en el tercer trimestre

El retroceso de las finanzas rusas entre julio y septiembre es el reflejó el impacto de las sanciones occidentales tras la invasión a Ucrania

Un billete de 200 rublos
Un billete de 200 rublos

Rusia entró oficialmente en recesión tras una caída del 4% de su PIB en el tercer trimestre de este año, según una primera evaluación de la agencia de estadísticas rusa Rostat publicada este miércoles.

El retroceso del PIB entre julio y septiembre, que siguió una tendencia parecida a la del segundo trimestre (-4,1%), reflejó el impacto de las sanciones occidentales contra Rusia, aplicadas tras la intervención militar del ejército ruso en Ucrania.

Los analistas preveían, sin embargo, una caída más importante del PIB, de alrededor del 4,5%.

Esta recesión estuvo provocada por la disminución del comercio mayorista (-22,6%), del comercio minorista (-9,1%), del flete (-5,5%) y de la industria manufacturera (-2%).

En cambio, el sector de la construcción y el agrícola crecieron un 6,7% y un 6,2%, respectivamente.

Rusia ya había sufrido una recesión económica entre 2020 y principios de 2021 a causa de la pandemia del covid-19.

Su PIB aumentó un 3,5% en el primer trimestre de 2022, pero el inicio de la ofensiva rusa en Ucrania el 24 de febrero desembocó en una oleada de sanciones que debilitaron la economía del país.

El Banco Central ruso prevé que el PIB caiga un 3,5% en el conjunto de 2022, lo que representaría un retroceso importante, pero mucho menor a las previsiones catastróficas hechas en marzo y abril cuando se anunciaron las sanciones, según sus últimas previsiones del 8 de noviembre.

El Banco Central ruso
El Banco Central ruso

El FMI y el Banco Mundial también prevén una recesión parecida de la economía rusa, de -3,4% y -4,5% respectivamente.

Entretanto, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, (OTAN), Jens Stoltenberg, aseguró este miercoles que “no hay indicios de un ataque deliberado” a Polonia, tras la explosión de un misil que causó la muerte de dos personas en un pueblo cerca de la frontera con Ucrania.

Stoltenberg, dijo que la explosión en Polonia fue probablemente el resultado del fuego antiaéreo ucraniano, pero que Rusia tiene la “responsabilidad final” de la guerra.

“Se está llevando a cabo una investigación sobre este incidente y debemos esperar su resultado... Pero no tenemos indicios de que haya sido el resultado de un ataque deliberado”, dijo Stoltenberg después de presidir una reunión de embajadores de la OTAN.

“Nuestro análisis preliminar sugiere que el incidente probablemente fue causado por un misil de defensa aérea ucraniano disparado para defender el territorio ucraniano contra los ataques con misiles de crucero rusos”, agregó.

“Pero déjenme ser claro, esto no es culpa de Ucrania”, continuó.

“Rusia tiene la responsabilidad final mientras continúa su guerra ilegal contra Ucrania”, dijo el jefe de la OTAN.

Rusia lanzó una ola de ataques con misiles contra Ucrania el martes, mientras insiste en que no tiene la culpa de la explosión en el territorio polaco que provocó temores de que el conflicto se extendiera.

Polonia convocó la reunión de emergencia de la OTAN en Bruselas, lo que provocó la preocupación de que los aliados de la OTAN podrían estar acercándose a una confrontación abierta con Rusia.

Pero el propio presidente de Polonia, Andrzej Duda, también dijo sobre la explosión, que mató a dos personas en una aldea polaca cerca de la frontera con Ucrania, que “muy probablemente fue un cohete utilizado en la defensa antimisiles, lo que significa que fue utilizado por las fuerzas de defensa de Ucrania”.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR