Un premio Nobel alerta que el programa económico de Marine Le Pen hará que Francia sea “una versión europea de la Argentina”

El economista francés Jean Tirole señaló las inconsistencias del programa económico de la candidata que compite con el presidente Emmanuel Macron en el ballotage. Adelantó que estas decisiones serían un “Frexit”

Para Jean Tirole el programa económico de la candidata de extrema derecha es un proyecto “ocultador y sin fondos”, que “empobrecerá permanentemente" a Francia.
Para Jean Tirole el programa económico de la candidata de extrema derecha es un proyecto “ocultador y sin fondos”, que “empobrecerá permanentemente" a Francia.

Alejada de los errores discursivos que hicieron que perdiera la presidencia en 2017 frente a Emmanuel Macron, la candidata ultraderechista Marine Le Pen se proyecta hacia la segunda vuelta nunca antes con tantas posibilidades de ganar. El debate televisivo del miércoles 20, entre ambos aspirantes al Palacio del Elíseo, enfrentará dos modelos de país que se definirá el próximo domingo.

Para disimular lo más complejo de sus ideas, como sus cercanías con líderes autocráticos, como el presidente ruso Vladimir Putin o el húngaro Viktor Orban, Le Pen ha intentado cautivar al electorado centrándose en sus propuestas económicas, una batería de medidas destinadas a mejorar el golpeado poder de compra de los franceses.

La visión económica de la líder de ultraderecha ha mutado. Sus ideas sobre la salida del euro o de un sistema de retiro a los 60 años se han reducido a “proteger” a sus conciudadanos de los efectos de la inflación. Un paquete de propuestas que suelen ser tentadoras, como la reducción del impuesto sobre la energía y los combustibles, exenciones impositivas, quita de tasas a productos básicos, reducción de aportes patronales para empleadores que suban salarios, entre las mas promocionadas.

Sin embargo, para los analistas las iniciativas de Marine Le Pen, que pueden servir para mejorar electoralmente las posibilidades de la candidata de la Agrupación Nacional (RN), son observadas por su incongruencia económica, legal e incluso, institucional.

Una de las advertencias acerca de las consecuencias de la implementación de medidas como las adelantadas por Le Pen, la efectuó el economista francés, Jean Tirole, considerado uno de los economistas contemporáneos más influyentes del mundo.

Tirole, que en 2014 recibió el Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas, conocido comúnmente como el “Premio Nobel de Economía”, debido a su trabajo sobre el análisis del poder del mercado y las regulaciones, hizo severas advertencias.

En una columna publica en La Dépêche du Midi, el especialista, llegó a calificar al programa económico de la candidata de extrema derecha como un proyecto “ocultador y sin fondos”, que “empobrecerá permanentemente a nuestro país”

Los errores groseros de este programa, al menos para Tirole, prevén “una lista de gastos adicionales, muy subestimados en 68.000 millones de euros al año, financiados con la ayuda de recibos lamentablemente en parte ficticios”.

Para ser descriptivos en sus predicciones, el economista nacido en Aube, indicó que un desequilibrio como el que exponen las cuentas de la política de Le Pen, haría perder la confianza de los mercados sobre Francia, y anticipa: “La falta de previsión en el programa de Marine Le Pen no tranquilizará a estos últimos, que verán en Francia una versión europea de la Argentina”.

Una de las advertencias acerca de las consecuencias de la implementación de medidas como las adelantadas por Le Pen, la efectuó el economista francés, Jean Tirole, considerado uno de los economistas contemporáneos más influyentes del mundo.
Una de las advertencias acerca de las consecuencias de la implementación de medidas como las adelantadas por Le Pen, la efectuó el economista francés, Jean Tirole, considerado uno de los economistas contemporáneos más influyentes del mundo.

Según él, los 16.000 millones de euros de ahorro que la aspirante ultraconservadora dice querer conseguir gracias a las medidas sobre inmigración se basan en cálculos imprecisos. De acuerdo al experto, “todos los estudios demuestran que los inmigrantes no cuestan casi nada en términos de dinero público, porque las cotizaciones a la seguridad social de quienes trabajan compensan los costos que se cargan a nuestro sistema de protección social” .

Reflexionando también cómo Le Pen conseguiría “8.000 millones de ahorro en el funcionamiento del Estado”, cree, como antes que él el laboratorio de ideas francés, el Instituto Montaigne, que “el coste de su programa de gastos parece muy subestimado”.

El partido de Le Pen, que eligió el lema “Para todos los franceses” para la segunda vuelta, tiene previsto comenzar su mandato con un referéndum para establecer una “prioridad nacional” en particular en términos de empleo, apoyo y asistencia social. alojamiento. También condicionar las prestaciones solidarias a cinco años de trabajo en Francia, y de retirar el permiso de residencia a cualquier extranjero que no haya trabajado durante un año.

A estas ideas, como la de bajar la jubilación a los 60 años para quienes comenzaron a trabajar entre los 17 y 20 anos, se ha referido Tirole. Desde el punto de vista del economista, una reforma de retiro de este tipo “quebrará nuestro sistema, con importantes consecuencias para los más desfavorecidos”

“Las propuestas de Marine Le Pen ni preparan la Francia para el futuro, ni reducen las desigualdades”, añadió a la columna en este prestigioso medio francés.

Asimismo, se ha dicho que tantas disposiciones que enarbola Le Pen van en contra de la Constitución. Especialistas han subrayado que sobrevendrá una crisis institucional sin precedentes si se encara este programa de reformas

Finalmente, si la candidata de ultraderecha “ya no habla de salir de Europa y del euro, su programa equivale a sentarse sobre las reglas europeas y creará inmediatamente una profunda crisis en la Unión, con repercusiones inmediatas en la credibilidad presupuestaria de Francia”, advierte el Nobel .

Tirole, distinguido por Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas, concluyó que estas decisiones serían “un Frexit que no se dice su nombre”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR