Emiratos Árabes Unidos e Israel: acuerdos de seguridad, pero también importantes convenios sobre alimentos y agua

Ambos países han avanzado en varios proyectos a partir de la reciente apertura de la embajada emiratí en Tel Aviv. Los acuerdos bilaterales ya concretados no sólo están centrados en aspectos críticos en materia seguridad militar conjunta

El ministro de relaciones exteriores de Israel Yair Lapid sentado junto al ministro de Estado de Emiratos Arabes Unidos Ahmed Ali Al Sayegh durante su reunión en Abu Dhabi, Emiratos Arabes Unidos, el 29 de junio del 2021 (Reuters)
El ministro de relaciones exteriores de Israel Yair Lapid sentado junto al ministro de Estado de Emiratos Arabes Unidos Ahmed Ali Al Sayegh durante su reunión en Abu Dhabi, Emiratos Arabes Unidos, el 29 de junio del 2021 (Reuters)

Los acuerdos Abraham suscriptos a finales de la administración del ex-presidente Donald Trump están comenzando a dar sus frutos entre los estados árabes sunitas e Israel. Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) han avanzado en varios proyectos a partir de la reciente apertura de su embajada en Tel Aviv, Israel. Los acuerdos bilaterales ya concretados no sólo están centrados en aspectos críticos en materia seguridad militar conjunta.

En momentos en que regímenes regionales conflictivos como Irán, generan inestabilidad en la zona y transitan graves problemas para abastecer de alimentos y agua a su población, lo que la pasada semana ha desencadenado protestas masivas contra el gobierno khomeinista que incluyeron cánticos de “muerte a Khamenei” en varias ciudades iraníes ante la falta de provisión agua potable y productos alimentarios básicos, lo cual generó una cruenta represión de las fuerzas de seguridad del régimen donde se contabilizaron centenares de heridos y media docena de civiles muertos a mano de la policía iraní que disparó con munición de guerra sobre los movilizados.

Mientras eso sucede en Irán, la realidad de los países árabes sunitas es bien distinta, Emiratos ha sido el primer estado árabe en comenzar a trabajar en proyectos conjuntos con el Estado de Israel en materia de seguridad alimentaria y desalinización de agua. El viaje realizado días pasados por parte de la ministro de Estado y la Seguridad Alimentaria de Emiratos, Mariam Al-Mheiri, tuvo resultados muy positivos para las partes al firmarse varios acuerdos con el gobierno israelí durante su estancia en Tel Aviv y Jerusalén, según informó la prensa emiratí.

La visita de la ministro coincidió con la apertura oficial de la embajada de EAU en Tel Aviv. En el evento de apertura de la sede diplomática, Mheiri destacó que EAU e Israel comparten proyectos de seguridad nacional contra enemigos comunes, pero también los mismos compromisos para garantizar que sus poblaciones tengan acceso a la optima provisión de agua y alimentos a traves de desarrollo de nuevos cultivos. “Confiamos en que la sociedad con Israel será el punto de partida y el impulso definitivo para EAU en materia de Seguridad y Estrategia Nacional y también en Seguridad Alimentaria con un proyecto que desarrollaremos juntos e incluye una planificación estratégica a quince años, hasta el año 2037”, declaro la ministro a medios israelíes.

Según la funcionaria emiratí, el acuerdo es el proyecto inicial de un programa mucho más amplio que incluirá aspectos de seguridad alimentaria y agua hasta el año 2051, lo que para Emiratos significaría triplicar el uso de la tecnología con la que cuenta actualmente en su cadena de valor alimentaria en una primera parte, mientras que la segunda etapa del programa será expandir la comercialización de alimentos como exportador regional e internacional.

Israel dispone de uno de los mejores ecosistemas del mundo y los emiratíes están interesados en avanzar en su asociación con los israelíes, por tanto ese es el objeto del programa lanzado recientemente y denominado Food-Tech Valley de EAU que buscará convertirse en un centro tecnológico para recibir y albergar empresas israelíes del sector de la agricultura, la energía solar y la desalinización del agua.

El primer ministro suplente y ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid, asiste a la ceremonia de inauguración del consulado de Israel en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, el 30 de junio de 2021. (Reuters)
El primer ministro suplente y ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid, asiste a la ceremonia de inauguración del consulado de Israel en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, el 30 de junio de 2021. (Reuters)

Emiratos ha informado que su asociación con Israel ya es una realidad y será un impulso significativo para la Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria proyectada hasta el año 2051 que colocará al país como un centro árabe líder mundial de innovación en seguridad alimentaria en las próximas tres décadas.

En el marco de su viaje, la ministro Al-Mheiri también visito la zona del desierto y el centro de investigación científico de Arava. La instalación es un centro líder de investigación y desarrollo cuyo objetivo es potenciar, promover y mejorar la calidad de los productos israelíes además de impulsar nuevos cultivos y abrir nuevos mercados internacionales. De allí que Dubai se mostró interesado en instrumentar un centro similar de tecnología alimentaria que en principio será un centro global para compañías emprendedoras del emirato para ampliarse con nuevas tecnologías que ya utiliza Israel.

En ese marco es que el Sheikh Mohammed Ben Rashid, gobernante de Dubai, acaba de presentar el programa denominado Food-Tech Valley, con lo que se espera que la ciudad impulse el desarrollo de tecnologías agrícolas de avanzada que reforzará la seguridad alimentaria de Emiratos triplicando la producción de alimentos. La primera fase de Food-Tech Valley, incluye la construcción de una ciudad moderna que servirá como base global para las empresas emergentes de la industria del ecosistema alimentario, con ello abrirá un mercado laboral para unos 25.000 nuevos empleos. Además contará con instalaciones de investigación y logística que apoyará el desarrollo de la agricultura.

El comercio de alimentos que allí se produzcan en asociación con Israel colocará a Emiratos como un nuevo centro logístico mundial de desarrollo para empresas agrícolas que mejorará la seguridad alimentaria futura entre ambos países y el mundo. Food-Tech Valley es parte de una serie de proyectos que tienen como objetivo incrementar los sistemas de alimentos, agua y agricultura de EAU de acuerdo con la Estrategia Nacional de seguridad general que ayudaran a garantizar un futuro próspero y sostenible para las próximas generaciones de emiratíes e israelíes y favorecerá también a los países sunitas del golfo.

Con la inauguración oficial de la Embajada de EAU en Israel, al regreso de la Ministro Al-Mheiri de su viaje a Israel; Sheikh Mohammed junto a su hijo Ben Mohammed (Príncipe Heredero de Dubai), y la propia Al-Mheri, oficialmente dieron por inaugurado el Plan de Tecnología para la Seguridad Alimentaria asociado de Emiratos con el Estado de Israel en lo que configura un gran avance hacia los objetivos de seguridad alimentaria en el nuevo centro tecnológico que se convierte en el primer emprendimiento en asociado con los israelies de muchos otros proyectos que se desarrollaran en el futuro para la mejora no solo en materia de seguridad militar sino también en las áreas alimentarias. Food-Tech Valley También será una zona económica amplia, lo que es sumamente significativo considerando que se proyecta un tamaño del mercado Tech con un crecimiento de U$S 15 mil millones a U$S 45 mil millones de rentabilidad anual para el año 2025.

Los EAU han estado a la vanguardia de los esfuerzos internacionales para el aumento de la producción nacional de alimentos y el ahorro del uso de agua, uno de los recursos más escasos en la región, declaró la ministro. Al tiempo que afirmó que los proyectos que desarrolla Israel en materia de agua son claves para preservar los recursos hídricos. La agricultura israelí utiliza un 80 % menos de agua que la agricultura tradicional. Reducir el consumo de agua a través del modelo israelí también puede tener un impacto económico y ambiental altamente positivo, por lo que agradecemos a nuestro socio, Israel, por la transferencia de conocimientos y tecnología que ya ha aportado a EUA. Nos unen aspectos de seguridad nacional comunes frente a la amenaza de la violencia terrorista regional, pero también los proyectos que desarrollaremos juntos para romper con años de postergación de los estados árabes que han sido castigados por la violencia. Ha llegado el tiempo de que eso forme parte del pasado y mirar juntos hacia el futuro para el bien común y el beneficio de nuestros pueblos, dijo la ministro Mariam Al-Mheiri.

SEGUIR LEYENDO: