El estratosférico valor de un vino Petrus añejado en el espacio: será el más caro jamás vendido

El vino francés pasó más de un año en la Estación Espacial Internacional como parte de un estudio científico. Expertos encontraron diferencias “notables” de color, aroma y sabor respecto a los que permanecieron ese tiempo en la Tierra

FOTO DE ARCHIVO: Botellas de Chateau Petrus 2000 se muestran en una conferencia de prensa antes de una subasta de vinos en Hong Kong. La casa Sotheby's pondrá a la venta una botella que permaneció 14 meses en la Estación Espacial Internacional (Reuters)
FOTO DE ARCHIVO: Botellas de Chateau Petrus 2000 se muestran en una conferencia de prensa antes de una subasta de vinos en Hong Kong. La casa Sotheby's pondrá a la venta una botella que permaneció 14 meses en la Estación Espacial Internacional (Reuters)

Una botella del vino francés Petrus cosecha 2000 que pasó 14 meses en el espacio fue puesto en venta por la casa de subastas Sotheby’s, que estima su precio en un millón de dólares.

La botella forma parte de un lote de 12 enviadas a la Estación Espacial Internacional (EEI) en noviembre de 2019. Si su precio de venta se acerca o alcanza el estimado en una venta privada, será la botella de vino más cara jamás vendida.

Tests realizados por 12 profesionales del vino y científicos del Instituto de Ciencias de la Viña y del Vino de la Universidad de Burdeos mostraron que el Petrus sigue siendo “un gran vino” luego de su estadía en el espacio.

Tras una degustación a ciegas, notaron no obstante diferencias “notables” de color, aroma y sabor entre la versión celestial y la terrestre.

Tim Tiptree, director internacional del departamento de vinos y licores de Christie, dijo que el vino “maduró en un ambiente único” de gravedad casi cero a bordo de la estación espacial. El viaje convirtió un vino de 10.000 dólares conocido por su complejidad, taninos sedosos y maduros y sabores de cereza negra, caja de puros y cuero en una novedad científica, y sigue siendo una buena botella de vino, dijo Tiptree. “Es un vino muy armonioso que tiene la capacidad de envejecer magníficamente, por eso fue elegido para este experimento”, dijo. “Es muy alentador que estuviera delicioso al regresar a la Tierra”.

Esta es la primera vez que la EEI transporta un vino al espacio y lo añeja en un ambiente controlado como parte de seis experimentos de la nueva empresa europea Space Cargo Limited, que investiga el futuro de la agricultura y los alimentos en la Tierra. Los ingresos obtenidos de la venta serán destinados a financiar próximas misiones espaciales centradas en la agricultura.

El Petrus “espacial” es ofrecido en una caja fuerte secreta hecha a mano en Francia por Les Ateliers Victor, que requirió 900 horas de trabajo. La botella se esconde tras un sistema solar inspirado en Julio Verne, y la caja se abre con un mecanismo ligado al universo de Star Trek. Viene acompañada de otra botella de Petrus terrestre”, un sacacorchos confeccionado a partir de un meteorito, copas y un decantador.

La Estación Espacial Internacional vista desde la nava Dragon de SpaceX (AFP)
La Estación Espacial Internacional vista desde la nava Dragon de SpaceX (AFP)

El récord de la botella más cara del mundo lo ostenta un Romanée-Conti de Burgoña cosecha 1945, vendido a 558.000 dólares en Sotheby’s en Nueva York en 2018. El Petrus no será subastado sino que será objeto de una venta privada. Mediante esta operación el precio y el comprador no son revelados a menos que este último lo autorice.

Tras pasar 440 días en el espacio, o el equivalente de 300 viajes a la luna, el legendario vino Petrus de Burdeos regresa tras haberse transformado literalmente en algo fuera de este mundo”, dijo Nicolas Gaume, cofundador y presidente de Space Cargo Unlimited, en un comunicado. La bodega Château Petrus que produce este vino monovarietal de la cepa Merlot está situada en la región de Burdeos, en la apelación de origen Pomerol.

Una botella clásica de Petrus 2000, considerada una gran cosecha, se vende hoy a unos 5.500 dólares según Wine.com. Este sitio web especializado lo describe como un vino de un enorme cuerpo, untuoso, con “aromas de humo, moras, cerezos, regaliz y trasfondos inconfundibles de trufas y maleza”, “más masivo y macho, masculino, con taninos más obvios y estructura” que otros Petrus de cosechas anteriores.

(Con información de AFP y AP).-

SEGUIR LEYENDO: