Sudáfrica afirmó que la cepa de coronavirus detectada en su territorio no es más peligrosa que la británica

Zweli Mkhize, ministro de salud, le respondió a Matt Hancock, su homólogo europeo, que había advertido que la variante del país africano se estaba propagando más rápidamente en el Reino Unido

El ministro de Salud de Sudáfrica, Zweli Mkhize (Reuters/ Sumaya Hisham)
El ministro de Salud de Sudáfrica, Zweli Mkhize (Reuters/ Sumaya Hisham)

El ministro de Salud sudafricano, Zwelini Mkhize, le respondió a su homólogo británico Matt Hancock y aseguró este viernes que actualmente no hay pruebas de que la cepa 501.V2 sea más contagiosa que la variante del Reino Unido, como sugirió el secretario” del país europeo.

“Tampoco hay pruebas de que esta cause una forma más grave de la enfermedad o aumente la mortalidad, frente a la variante del Reino Unido o cualquiera de las mutaciones identificadas en todo el mundo”, añadió Mkhize en un comunicado.

El miércoles Hancock había dicho que la nueva cepa del coronavirus de Sudáfrica era “altamente preocupante, porque es más contagiosa y parece haber mutado más que la identificada en el Reino Unido”. Luego, anunció restricciones de viaje entre los dos países.

El secretario de Salud británico, Matt Hancock, habla sobre nuevas restricciones debido al brote de coronavirus en una conferencia de prensa en el 10 de Downing Street (Kirsty Wigglesworth/Pool vía REUTERS)
El secretario de Salud británico, Matt Hancock, habla sobre nuevas restricciones debido al brote de coronavirus en una conferencia de prensa en el 10 de Downing Street (Kirsty Wigglesworth/Pool vía REUTERS)

Estas declaraciones “pudieron haber creado la percepción de que la variante sudafricana fue un factor importante en la segunda ola en el Reino Unido, lo que no es el caso”, afirmó Mkhize en su comunicado de Navidad. Los elementos de la investigación demuestran que la mutación británica se desarrolló antes que la sudafricana, añadió.

Por otro lado, el ministro sudafricano lamentó la decisión de prohibir los viajes entre el Reino Unido y su país. “No hay elementos que demuestren que la cepa sudafricana es más patógena que la cepa británica”, y esto es lo que motivó esta medida, insistió.

La cepa llamada 501.V2 está presente en las más recientes infecciones en Sudáfrica, indicaron esta semana autoridades de salud y expertos científicos locales, y es el tipo de virus dominante en la nueva ola de contagios que padece el país. Pero todavía no trascendieron cifras concretas sobre qué tan contagiosa sería esta variante sudafricana.

Sudáfrica, el país más afectado de África por la pandemia, está ya inmerso en la segunda ola del nuevo coronavirus (THABO JAIYESIMI / ZUMA PRESS)
Sudáfrica, el país más afectado de África por la pandemia, está ya inmerso en la segunda ola del nuevo coronavirus (THABO JAIYESIMI / ZUMA PRESS)

Sudáfrica, el país más afectado de África con 26.000 muertos, documentó más de 14.000 casos en los dos últimos días, frente a una media de entre 8.000 y 10.000 a principios de la semana.

La confirmación del nivel de transmisibilidad de la cepa detectada en Reino Unido, que sería entre 40 y 70% más elevada en comparación con la original, había llevado a las autoridades británicas a decretar un nuevo confinamiento en Londres y en parte de Inglaterra, que afecta a un total de 16 millones de habitantes. A su vez, decenas de países suspendieron los viajes hacia el país y todavía hay un fuerte caos en el comercio terrestre.

Si bien no hay indicios de que las mutaciones lleven una mayor letalidad, su contagiosidad aumenta el riesgo de comprometer a los sistemas hospitalarios. Pero además, también está la posibilidad de que los test de PCR o pruebas rápidas sean menos eficaces para detectarlo, afectando a una de las principales estrategias para combatir la epidemia.

Funcionarios franceses hisopan a un conductor británico en el Puerto de Dover, el 25 de diciembre de 2020 (REUTERS/Henry Nicholls)
Funcionarios franceses hisopan a un conductor británico en el Puerto de Dover, el 25 de diciembre de 2020 (REUTERS/Henry Nicholls)

“Los coronavirus mutan todo el tiempo, así que no es sorprendente que emerjan nuevas variantes del SARS-CoV-2”, recordó el profesor Julian Hiscox, de la Universidad de Liverpool. “Lo más importante es intentar saber si esa variante tiene propiedades que impactan en la salud de los humanos, los diagnósticos y las vacunas”.

Por su parte, el genetista francés Axel Kahn recordó que, hasta ahora, se han secuenciado 300.000 mutantes del SARS-CoV-2 en el mundo. “Cuantos más virus haya y, por ende, más personas afectadas, más mutaciones aleatorias habrá” que sean ‘ventajosas’ para el virus”, agregó.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: