Segunda ola de coronavirus en Europa: Alemania y Rusia registraron nuevos récords diarios de muertes

El país teutón reportó 487 decesos, mientras que el Kremlin informó que 589 personas perdieron la vida a causa de la enfermedad de COVID-19.

Un hospital en Berlín, Alemania.  REUTERS/Fabrizio Bensch
Un hospital en Berlín, Alemania. REUTERS/Fabrizio Bensch

Alemania y Rusia registraron récords de muertes por coronavirus en las últimas 24 horas: 487 y 589, respectivamente, informaron las autoridades sanitarias de ambos países.

La cifra de decesos en Alemania se produce unas dos semanas después del pico de casos notificados en el país más poblado de la UE, que llegó a superar los 23.500 nuevos positivos diarios el 13 y el 20 de noviembre.

El número de nuevas infecciones identificadas en las últimas 24 horas ascendió a 17.720, lo que supone más de mil menos que el día anterior.

Los expertos apuntan que, tras los máximos de mediados de noviembre, la curva se ha estabilizado y se encuentra en descenso, coincidiendo con la aplicación de nuevas restricciones a la vida pública y la actividad económica.

En total, desde el inicio de la pandemia, se han detectado 1.084.743 infecciones por COVID-19 en Alemania, mientras que 17.123 personas perdieron la vida a causa de la enfermedad.

Gente paseando en Berlín con mascarillas durante la época navideña. REUTERS/Fabrizio Bensch
Gente paseando en Berlín con mascarillas durante la época navideña. REUTERS/Fabrizio Bensch

Unas 779.500 personas se han recuperado y, según datos de la Asociación Interdisciplinaria de Medicina Intensiva y de Emergencia (DIVI), 3.919 pacientes infectados con coronavirus se encuentran ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI).

En los últimos siete días se han registrado 111.468 positivos de coronavirus, lo que implica una incidencia acumulada en todo el país de 134 nuevos casos por cada 100.000 habitantes. El estado federado con más casos en términos relativos es Berlín, que ha superado los 200 por cada 100.000 personas.

Según estimaciones del Instituto Robert Koch (RKI), el factor de reproducción (R) de la enfermedad se encontraba el pasado martes en 0,89, lo que significa que cada nuevo infectado contagia, en promedio, a menos de una persona. A partir de 1,0 el crecimiento es exponencial.

El Gobierno alemán y los 16 ejecutivos regionales acordaron en noviembre una serie de medidas para contener la propagación de la pandemia, que luego se endurecieron y fueron prorrogadas hasta principios de enero.

Una mujer con mascarilla pasea en Berlín. REUTERS/Fabrizio Bensch
Una mujer con mascarilla pasea en Berlín. REUTERS/Fabrizio Bensch

Actualmente, bares, restaurantes, gimnasios, teatros, cines, museos y parques de atracciones permanecen cerrados, mientras que los comercios presentan limitaciones en su aforo. Además, está prohibido el turismo, se recomienda el trabajo desde casa y las reuniones se han limitado a cinco personas de máximo de dos hogares (los menores de 14 años no cuentan).

Por otro lado, Rusia registró 589 muertes por la enfermedad de COVID-19 en las últimas 24 horas, el segundo máximo diario consecutivo, según los datos publicados este miércoles por las autoridades sanitarias del país.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, Rusia acumula ya un total de 41.053 decesos causados por el coronavirus SARS-CoV-2.

Hospital de Vologda, Rusia. REUTERS/Anton Vaganov
Hospital de Vologda, Rusia. REUTERS/Anton Vaganov

En la última jornada se detectaron 25.345 nuevos casos de COVID-19 en el país, por lo que el total de positivos desde el inicio de la pandemia ascendió a 2.347.401.

Moscú, el principal foco infeccioso del país, sumó 5.191 nuevas infecciones, la cifra más baja desde el pasado 25 de noviembre. Además, se registraron 75 fallecimientos a causa de la enfermedad.

Las autoridades de la capital rusa prolongaron hasta el 15 de enero algunas restricciones sanitarias, como el confinamiento de los mayores de 65 años y el teletrabajo para el 30% de las plantillas de las empresas.

Moscú. EFE/EPA/YURI KOCHETKOV
Moscú. EFE/EPA/YURI KOCHETKOV

El primer ministro de Rusia, Mijaíl Mishustin, instó el pasado martes a las autoridades regionales a adoptar medidas restrictivas con mayor determinación para frenar la pandemia y aliviar la presión que sufre la red hospitalaria del país.

Según el ministro de Sanidad, Mijaíl Murashko, en 17 de las 85 entidades que componen la Federación de Rusia, la ocupación de camas hospitalarias supera el 95%.

De acuerdo con el Servicio de Defensa del Consumidor (Rospotrebnadzor), solo en tres entidades federadas se observa una reducción del ritmo de crecimiento de los contagios por coronavirus, mientras que en el resto este se ha incrementado o se mantiene estable.

En Rusia más de 1,8 millones de personas se han recuperado de la COVID-19, de las cuales 26.882 recibieron el alta en las últimas 24 horas.

Rusia es el cuarto país con más casos confirmados de coronavirus después de Estados Unidos, la India y Brasil.

CON INFORMACIÓN DE EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El Reino Unido autorizó la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el COVID-19

Boris Johnson: “La vacuna nos permitirá recuperar nuestras vidas y poner en marcha la economía otra vez”

Cuándo estará disponible la vacuna de Pfizer en el Reino Unido y quiénes serán los primeros en recibirla