El grupo Inditex, dueño de Zara, invertirá USD 1.000 millones en venta digital tras reportar fuertes pérdidas en el primer trimestre

La facturación se desplomó un 44%, ya que la pandemia obligó a cerrar un 88% de las tiendas de sus ocho marcas, pero el comercio online creció más del 50%

Un local de Zara en Barcelona (Reuters/archivo)
Un local de Zara en Barcelona (Reuters/archivo)

El grupo textil español Inditex, propietario de la marca Zara, anunció este miércoles que impulsará su estrategia de venta por internet tras reportar una fuerte pérdida en el primer trimestre, la primera en casi 20 años, a causa de la pandemia de covid-19.

Inditex sufrió entre febrero y abril una pérdida neta de 409 millones de euros (463 millones de dólares), cuando en el mismo período de 2019 había tenido ganancias por 734 millones de euros. Se trata de la primera pérdida desde su entrada en Bolsa en el año 2001.

Un dato extraordinario, y es que la crisis sanitaria "tuvo un impacto material en nuestras operaciones a causa de los confinamientos y las restricciones impuestas en la mayoría de mercados", declaró el presidente del grupo, Pablo Isla, en una conferencia para analistas.

La pérdida incluye una provisión de 308 millones de euros destinada al programa de transformación de tiendas, iniciado antes de la actual crisis.

La facturación se desplomó a su vez un 44%, a 3.303 millones de euros, ya que en el momento más duro de los confinamientos a lo largo y ancho del mundo el grupo tuvo que cerrar un 88% de las tiendas de sus ocho marcas, entre ellas Zara, Massimo Dutti, Bershka, Oysho o Stradivarius.

Reapertura de un local en Toronto, en la segunda quincena de mayo (Reuters)
Reapertura de un local en Toronto, en la segunda quincena de mayo (Reuters)

En cambio, las ventas por internet, que aportaron un 14% del volumen de negocio el año pasado, aumentaron un 50% en el primer trimestre, y un 95% en el mes de abril.

Reacción en la bolsa

Los inversores en el parqué de Madrid parecieron recibir bien estos anuncios, y tras iniciar la jornada con pérdidas, remontó hasta un 2,6% de ganancias, aunque pasado el mediodía se moderaron a 1,5 por ciento.

En una nota, los analistas de Bankinter lo atribuyeron a que los resultados muestran un “impacto severo pero temporal del coronavirus”.

"El grupo mantiene los objetivos de crecimiento de las ventas de +4%/+6% a largo plazo, y la solidez del modelo se demuestra con una sólida posición de caja, el recorte de los costes operativos de -21% (...) y el crecimiento de las ventas online de +50% en el trimestre", añadió Bankinter.

“Confianza total”

Pese al impacto de la crisis sanitaria en la economía y los hogares, "tenemos una confianza total en nuestro modelo de negocio", consistente en tener unos stocks muy reducidos y fabricar semana a semana, en función de la demanda, explicó Pablo Isla.

Además, "seguimos desarrollando nuestra estrategia a largo plazo de extender nuestra plataforma integrada de tiendas y ventas en línea".

(Reuters)
(Reuters)

Desde 2012, Inditex ha invertido unos 2.500 millones de euros en esta estrategia, consistente en reforzar la plataforma de ventas por internet. Entre 2020 y 2022, el grupo invertirá 2.700 millones de euros adicionales, incluyendo unos 1.000 millones sólo para la plataforma digital de ventas.

Inditex prevé que las ventas en internet representen el 25% de su volumen de negocio en 2022, frente al 14% que supusieron en 2019.

Por otro lado, el reparto del dividendo, suspendido en marzo, será abonado a partir del 2 de noviembre, y será de 35 céntimos de euro por acción, según precisó el grupo.

(Con información de AFP)

MAS NOTICIAS