Sigue cayendo el número de muertes y contagios en Italia: reportaron 604 fallecidos por coronavirus en las últimas 24 horas

Actualmente hay 94.067 personas enfermas, y el número de positivos ha subido solo 880 en un día, la cifra más baja desde el pasado 10 de marzo. Los fallecidos son 17.227

Un paciente que padece la enfermedad por coronavirus (COVID-19) es tratado en el hospital Cernusco sul Naviglio en Milán, Italia, el 7 de abril de 2020. (REUTERS / Flavio Lo Scalzo)
Un paciente que padece la enfermedad por coronavirus (COVID-19) es tratado en el hospital Cernusco sul Naviglio en Milán, Italia, el 7 de abril de 2020. (REUTERS / Flavio Lo Scalzo)

Los fallecidos en Italia con coronavirus ascienden hoy a 17.127, al registrarse 604 más en las últimas 24 horas, una cifra inferior a la del día anterior, mientras se reducen los contagios y el número de personas hospitalizadas.

Los casos totales desde que se detectó el virus el 20 de febrero son 135.586, 3.039 más respecto al lunes y que indica que continúa la tendencia de ligero descenso en la propagación del virus.

Actualmente hay 94.067 personas enfermas, y el número de positivos ha subido solo 880 en un día, la cifra más baja desde el pasado 10 de marzo.

Un total de 24.392 personas ya se han curado, de ellas 1.555 en las últimas 24 horas, también un dato muy favorable, según los datos transmitidos por el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

La gran mayoría de los positivos, 61.557, están en aislamiento domiciliario, otros 28.718 están hospitalizados con síntomas -menos que el día anterior- y solo 3.792 están en cuidados intensivos (106 menos que ayer), lo que mantiene una reducción de estos pacientes graves por cuarto día consecutivo.

El Gobierno se prepara para la “Fase 2”

Mientras el número de contagios y muertes sigue bajando, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, consultó a los principales científicos el martes sobre formas de poner fin con seguridad a un bloqueo de un mes destinado a detener una pandemia que ha matado a miles y dejado a millones desempleados.

Su videoconferencia con los científicos se enfoca oficialmente en la “Fase Dos”, el nombre formal de la idea de tomar medidas progresivas para aliviar las restricciones que comenzaron hace casi un mes, el 9 de marzo.

Los científicos primero se centrarán en cuál de las fábricas económicamente más importantes del país en el corazón industrial del norte para permitir reanudar la producción el 14 de abril.

El primer ministro italiano Giuseppe Conte (REUTERS/Alberto Lingria)
El primer ministro italiano Giuseppe Conte (REUTERS/Alberto Lingria)

Un resumen de cinco puntos filtrado a los medios de comunicación italianos el domingo incluyó planes para instruir a todos a usar barbijos en público y a aislarse de inmediato en caso de síntomas similares a la gripe.

“Creo que muchos de nosotros, si no todos, tendremos que acostumbrarnos a usar máscaras protectoras durante mucho tiempo”, dijo Arcuri, jefe del comité científico del gobierno.

Otras propuestas incluyeron el seguimiento de personas infectadas con aplicaciones telefónicas y la construcción de más hospitales específicos para coronavirus.

Una paciente con COVID-19 saluda a un familiar desde el hospital de Cernusco sul Naviglio en Milán (REUTERS/Flavio Lo Scalzo)
Una paciente con COVID-19 saluda a un familiar desde el hospital de Cernusco sul Naviglio en Milán (REUTERS/Flavio Lo Scalzo)

Pero se espera que las pequeñas empresas, como restaurantes y cafeterías, no puedan reanudar sus operaciones durante muchos meses más.

“Incluso cuando los nuevos casos de coronavirus caigan a cero, la vida volverá a ser como antes durante mucho tiempo”, advirtió el fin de semana el director del instituto de salud pública ISS de Italia, Silvio Brusaferro.

Estímulo

Lo cierto es que las empresas italianas no pueden permitirse el lujo de permanecer inactivas por mucho más tiempo.

Un estudio publicado el martes por el lobby delas Pymes Confcooperative dijo que la economía estaba siendo sometida a un “shock epocal” que tomaría al menos dos años en superarse.

Una calle de Roma casi completamente vacía (REUTERS/Remo Casilli)
Una calle de Roma casi completamente vacía (REUTERS/Remo Casilli)

Se estima que más de la mitad de los 1.3 millones de trabajadores de la construcción de Italia y más de un tercio de los 11.4 millones de empleados del sector de servicios ahora están suspendidos.

Conte ha tratado de ayudar tanto a las familias como a las empresas lanzando un programa de ayuda de emergencia de 25.000 millones de euros (27,000 millones de dólares) que incluía cerca de 340.000 millones de euros en préstamos respaldados por el gobierno para pequeñas empresas.

Conte prometió inyectar otros 400 mil millones de euros en un segundo plan de estímulo presentado el lunes por la noche.

La emergencia sanitaria de Italia “también es económica y social”, dijo Conte en un discurso televisado a nivel nacional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los siete errores que causaron “una situación desastrosa" en Lombardía, la región de Italia asolada por el coronavirus

Donald Trump criticó a la OMS por su gestión de la pandemia de coronavirus: “Realmente lo arruinó”

Italia debate la reapertura del país mientras crecen los temores por los efectos económicos del coronavirus: “La crisis va a durar muchos años"

La larga lista de médicos muertos en la batalla contra el coronavirus en Italia: “Estamos indefensos y sin armas”

MAS NOTICIAS