Policía acordona la zona tras un tiroteo en Hanau, Alemania (REUTERS/Kai Pfaffenbach)
Policía acordona la zona tras un tiroteo en Hanau, Alemania (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

Al menos nueve personas murieron y cuatro resultaron heridas en dos tiroteos registrados este miércoles por la noche en la localidad de Hanau, en el oeste de Alemania, mientras que otras dos personas, entre las cuales se encontrarían el presunto autor de los disparos y su madre, fueron halladas sin vida en un domicilio, en lo que se investiga como un ataque con trasfondo xenófobo.

Fuentes policiales indicaron que, “con toda probabilidad”, la persona hallada muerta en su domicilio por fuerzas especiales de la policía es el autor de la matanza, identificado como Tobias R., de 43 años, ocurrida anoche en dos tiroteos registrados en bares orientales de esa ciudad cercana a Fráncfort. Junto a él encontraron a su madre, también muerta.

Medios alemanes revelaron luego que el apellido del asesino sería Rathjen, aunque no ha sido confirmado aún por las autoridades.

La fiscalía antiterrorista anunció este jueves que asume la investigación de los dos ataques, sospechosos de tener una “motivación xenófoba”, anunció un portavoz a la AFP.

Mientras que el el ministro de Interior de Hesse, Peter Buth, aseguró en comparecencia frente al parlamento regional (Landtag) en Wiesbaden que “por lo que sabemos, el acto tuvo una motivación xenófoba".

El agresor ha sido identificado como Tobias R., alemán de 43 años (Facebook/Bild)
El agresor ha sido identificado como Tobias R., alemán de 43 años (Facebook/Bild)

Según fuentes cercanas a la investigación, se han encontrado una carta de confesión y un video, mientras que la policía anunció hacia las 05:00 (GMT) que halló muerto al “probable autor” del crimen al lado de otra persona fallecida.

El agresor es un hombre de nacionalidad alemana y con licencia de armas de caza, en cuyo automóvil fue hallada munición, según informa el popular diario Bild.

En los tiroteos consecutivos registrados la noche del miércoles en dos bares shisha de fumadores de pipa murieron un total de nueve personas y otras cincoresultaron heridas de gravedad. El saldo parcial se eleva a 10 al contar a la madre del atacante, presuntamente también asesinada, y a 11 considerando también al agresor.

Las primeras imágenes de uno de los tiroteos que se registraron el miércoles en la ciudad alemana de Hanau, que habría dejado varios muertos

Después de los tiroteos se ha desplegado un importante dispositivo policial en la ciudad, situada a unos 20 km de Fráncfort, en el centro de Alemania.

Un periodista de la AFP ha visto unos 30 vehículos policiales que salían de la comisaría de Hanau y, según testigos, varios agentes armados con ametralladoras se han desplegado en la ciudad.

Un primer tiroteo tuvo como blanco un bar de narguilé, tradicional pipa utilizada en todo Medio Oriente, el Midnight, en el centro de esta ciudad de unos 90.000 habitantes. Según la policía, al menos una persona resultó herida grave en torno a las 22:00 (21H00 GMT). Varios testigos, citados por los medios de comunicación locales, afirmaron haber oído unos diez disparos.

El presunto autor se fue del lugar en coche y, según la policía, se dirigió a la Plaza Kurt-Schumacher, en el barrio de Kesselstadt.

Expertos forenses en la salida del bar shisha donde ocurrió uno de los tiroteos de la ciudad alemana de Hanau (REUTERS/Kai Pfaffenbach)
Expertos forenses en la salida del bar shisha donde ocurrió uno de los tiroteos de la ciudad alemana de Hanau (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

Entonces se produjo un segundo tiroteo, que causó "al menos cinco heridos graves" según el saldo preliminar de las autoridades. Según la prensa local, tres personas resultaron muertas delante del primer bar y cinco frente al segundo, el Arena Bar.

El hombre armado tocó al timbre del segundo bar y disparó contra las personas que se encontraban en la zona de fumadores, matando a cinco, incluida una mujer, informa el diario Bild. Agrega que las víctimas son de origen kurdo.

Las víctimas son personas que conocemos desde hace años”, reaccionó el hijo del gerente del bar, citado por la agencia DPA. Según este testigo, que estaba ausente al igual que su padre en el momento del tiroteo, dos empleados figuran entre las víctimas. “Es una conmoción para todo el mundo”.

Es un auténtico escenario de horror”, lamentó la diputada conservadora Katja Leikert. El alcalde socialdemócrata de Hanau, Claus Kaminsky, lo calificó de “noche terrible, que nos atormentará seguramente durante mucho, mucho tiempo”.

Se desconoce el móvil de los ataques, precisó un portavoz policial.

Alemania ha sido blanco en los últimos años de varios ataques yihadistas, uno de los cuales mató a 12 personas en Berlín en diciembre de 2016.

Al menos ocho personas murieron el miércoles por la noche en dos tiroteos en la localidad alemana de Hanau, cerca de Fráncfort, informó un portavoz policial.
Al menos ocho personas murieron el miércoles por la noche en dos tiroteos en la localidad alemana de Hanau, cerca de Fráncfort, informó un portavoz policial.

Pero lo que más preocupa a las autoridades alemanas es la amenaza del terrorismo de extrema derecha, sobre todo desde el asesinato de un diputado alemán favorable a los migrantes del partido de la canciller Angela Merkel en junio pasado.

El viernes, 12 miembros de un grupúsculo de extrema derecha fueron arrestados como parte de una investigación antiterrorista. Se cree que planearon ataques a gran escala contra mezquitas imitando al autor del doble atentado de Christchurch, en Nueva Zelanda, que en marzo de 2019 mató a 51 personas en dos mezquitas y lo transmitió en directo.

En octubre, un extremista de extrema derecha que niega el Holocausto intentó atacar una sinagoga en Halle. Como no fue capaz de entrar en el edificio religioso en el que los fieles se habían atrincherado, le disparó a una transeúnte y al cliente de un restaurante de kebab, y lo difundió en directo por internet.

En Dresde, en la antigua RDA, ocho neonazis están siendo juzgados desde hace casi cinco meses por haber planificado ataques contra extranjeros y políticos.

La asociación Ditib, la principal organización de la comunidad turca musulmana en Alemania, pidió más protección para sus fieles que “ya no se sienten seguros”.

Actualmente, los servicios de inteligencia vigilan a 50 personas vinculadas al movimiento de extrema derecha y consideradas un “peligro para la seguridad del Estado”.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: