Más ciudades chinas están en cuarentena a medida que aumentan los muertos por el coronavirus

El número de víctimas mortales se elevó a 490. Por su parte, la OMS dijo que las medidas tomadas por el gigante asiático han evitado que se propague aún más el virus

Una persona en una parada de colectivo en Macau, China. REUTERS/Tyrone Siu
Una persona en una parada de colectivo en Macau, China. REUTERS/Tyrone Siu

Millones de habitantes de China tienen orden este miércoles de permanecer enclaustrados en casa, en ciudades con las calles cercadas, mientras las autoridades luchan contra el brote de coronavirus que mató a casi 500 personas.

La preocupación mundial aumenta, dado que más países han detectado casos que no fueron importados de China y 10 personas dieron positivo al virus en un crucero en cuarentena frente a las costas de Japón.

Con más de 24.000 casos solo en China, un número creciente de ciudades ha impuesto restricciones en los últimos días lejos de la provincia de Hubei (centro), el epicentro del brote, en un intento desesperado por frenar el virus.

Unos 56 millones de personas de la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, han vivido prácticamente confinadas desde la semana pasada.

En Hangzhou, a unos 175 kilómetros al suroeste de Shanghái, unas vallas verdes bloquean las calles que conducen a la sede del gigante tecnológico chino Alibaba mientras un avión de combate sobrevolaba la zona en círculos. A los repartidores se les permitió entrar para las provisiones.

Un centro para recibir a pacientes infectados en Wuhan.
Un centro para recibir a pacientes infectados en Wuhan.

Alibaba se encuentra en el interior de uno de los tres distritos, donde a unos tres millones de ciudadanos se les dijo esta semana que solo una persona por hogar podría salir cada dos días para comprar artículos de primera necesidad.

¡Por favor no salgas!, ¡no salgas!, ¡no salgas!”, lanza una voz por un altavoz que insta a usar mascarilla, a lavarse las manos regularmente e informar de cualquier persona que sea de Hubei, ante el temor de que las personas de esa provincia puedan infectar a otras.

Sin embargo, el ambiente parecía relajado y se veía a muchos en las calles, constató un periodista de la AFP.

Al menos otras tres ciudades de la provincia oriental de Zhejiang - Taizhou, Wenzhou y partes de Ningbo - han impuesto las mismas medidas, lo que afecta a unos 18 millones de personas.

Las autoridades han fomentado políticas similares en dos ciudades en la provincia más al noreste de China, Heilongjiang, y un puñado de otras a lo largo de la costa este.

Trabajadores sanitarios en Kunming, China. cnsphoto via REUTERS
Trabajadores sanitarios en Kunming, China. cnsphoto via REUTERS

En la provincia de Henan, que limita con Hubei, un distrito de la ciudad de Zhumadian decidió que solo una persona podía abandonar un hogar cada cinco días. A los residentes se les ofrecen recompensas en efectivo por denunciar a personas de Hubei.

Se cree que la enfermedad surgió en diciembre en un mercado Wuhan, la capital de Hubei, que vendía animales salvajes, y se propagó rápidamente con motivo de los viajes por las vacaciones del Año Nuevo Lunar en enero.

El número de muertos ha aumentado constantemente, llegando a 490 en China después de que Hubei informara de otros 65 decesos.

La mayoría de las muertes han sido en esta provincia y las autoridades han señalado que la tasa de mortalidad, alrededor del 2%, está por debajo de la del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), otro coronavirus que mató a unas 800 personas en 2002-2003.

La epidemia ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar una emergencia sanitaria mundial, a varios gobiernos a establecer restricciones de viaje y a las aerolíneas a suspender los vuelos hacia y desde China.

Un trabajadora en una floristería en Shanghai, China.  REUTERS/Aly Song
Un trabajadora en una floristería en Shanghai, China. REUTERS/Aly Song

Dos grandes compañías aéreas estadounidenses, United y American Airlines, anunciaron este miércoles la suspensión temporaria de sus vuelos con destino a Hong Kong.

Brasil enviará este miércoles a China dos aviones para repatriar por lo menos a una treintena de compatriotas o a sus cónyuges confinados en Wuhan.

Este miércoles, las autoridades japonesas dijeron que al menos 10 pasajeros de un crucero que transporta a 3.711 personas tienen el virus.

Las autoridades japonesas lo pusieron en cuarentena después de que un pasajero que desembarcó en Hong Kong fuera diagnosticado con la enfermedad.

Las gaviotas vuelan sobre el crucero Diamond Princess anclado en el puerto de Yokohama, después de que un pasajero de Hong Kong que navegó en el buque el mes pasado dio positivo para el coronavirus de Wuhan, en Yokohama, al sur de Tokio, Japón 5 de febrero de 2020. REUTERS/Kim Kyung-Hoon
Las gaviotas vuelan sobre el crucero Diamond Princess anclado en el puerto de Yokohama, después de que un pasajero de Hong Kong que navegó en el buque el mes pasado dio positivo para el coronavirus de Wuhan, en Yokohama, al sur de Tokio, Japón 5 de febrero de 2020. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

Reino Unido recomendó el martes a los británicos que abandonen China, “si pueden”, para minimizar su riesgo de exposición al virus.

Pero la OMS dijo que las dramáticas medidas tomadas por China ofrecieron la oportunidad de detener la transmisión.

El jefe de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien acusó a los países ricos de no cumplir con sus deberes de compartir datos, afirmó que la gran mayoría de los casos se encuentran en China.

Eso no significa que no empeorará. Pero seguro que tenemos una oportunidad para actuar”, afirmó.

Singapur, Malasia y Tailandia informaron el martes de nuevas infecciones no importadas de China.

Se tiene constancia de dos muertes fuera del continente, en Hong Kong y Filipinas.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La Organización Mundial de la Salud declaró que el nuevo coronavirus no es todavía una “pandemia”

Coronavirus: el gobierno de Jair Bolsonaro enviará dos aviones a China para repatriar a los brasileños en Wuhan

MAS NOTICIAS