El general iraní Amir Ali Hajizade
El general iraní Amir Ali Hajizade

El ataque con misiles iraní de esta semana contra dos bases en Irak con presencia de tropas estadounidenses fue “el principio de una gran operación”, advirtió este jueves el comandante de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria persa, general Amir Ali Hajizade, que de esta forma ha sugerido que podría haber nuevas operaciones próximamente.

El régimen de Teherán lanzó el bombardeo como represalia por la muerte del influyente general Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria y fallecido en un ataque estadounidense la semana pasada en Bagdad. El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, adelantó este miércoles que los bombardeos del martes por la noche contra instalaciones norteamericanas en suelo iraquí eran “solo una bofetada”.

“Los ataques con misiles contra algunas de las bases más importantes (...) son el principio de una gran operación que seguirá por toda la región”, aseguró Hajizade, quien no obstante ha matizado que el objetivo no es provocar daños personales sino atacar “la maquinaria militar del enemigo”, de acuerdo a declaraciones recogidas por la agencia local Tasnim.

El régimen iraní juró vengar la muerte del general Qassem Soleimani (West Asia News Agency/Nazanin Tabatabaee via REUTERS)
El régimen iraní juró vengar la muerte del general Qassem Soleimani (West Asia News Agency/Nazanin Tabatabaee via REUTERS)

En este sentido, afirmó que el régimen de Irán “no buscaba matar a nadie” con su ataque contra bases iraquíes, pero sostuvo que sí hubo víctimas, en contra de la versión ofrecida por Estados Unidos y por su presidente, Donald Trump, que el miércoles se limitó a informar de “daños menores” en los complejos militares alcanzados en Bagdad.

Según Hajizade, en el bombardeo se lanzaron trece misiles, pero se habían preparado “varios cientos”. El oficial iraní detalló que el plan contemplaba la posible muerte de 500 personas en caso de que Estados Unidos decidiese contraatacar y que, “en la segunda y tercera fase”, la cifra de víctimas “habría llegado a entre 4.000 y 5.000”.

Trump, sobre los ataques a Irak

Este jueves Trump explicó que decidió el operativo contra Soleimani porque presuntamente Irán planeaba “volar” la embajada estadounidense en Irak. “Pillamos a un monstruo total, lo eliminamos y eso debería haber pasado hace tiempo. Lo hicimos porque (los iraníes) querían volar la embajada, y también por otras razones muy obvias, alguien murió, uno de nuestros militares falleció, hubo gente herida grave justo la semana anterior”, indicó el presidente norteamericano en una intervención en la Casa Blanca.

Subrayó, además, que “Soleimani tenía más de una embajada en concreto en mente” para un posible ataque.

El ex jefe de las Fuerzas Quds murió el pasado 3 de enero en una operación militar estadounidense con un drone en las proximidades del aeropuerto de Bagdad.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: