El Papa Francisco lamentó la muerte de un hombre y su hija que se ahogaron al intentar cruzar el río Bravo (REUTERS)
El Papa Francisco lamentó la muerte de un hombre y su hija que se ahogaron al intentar cruzar el río Bravo (REUTERS)

El Papa Francisco habló acerca de la fotografía que circuló en los medios de comunicación en la que se ve a un padre con su hija quienes se ahogaron al haber intentado cruzar el río Bravo para llegar a Estados Unidos.

La conmovedora imagen le dio la vuelta al mundo y llegó a los ojos del Vaticano. La sede religiosa emitió un comunicado para dar a conocer la opinión del líder católico al respecto; "El Papa está profundamente apenado por sus muertes, reza por ellos y por todos los migrantes que han perdido la vida al tratar de escapar de la guerra y la miseria", decía el documento.

Además, en la audiencia general que ofreció este 26 de abril, después de haber brindado la catequesis, el Papa Francisco saludó en diferentes idiomas a las personas de todo el mundo que asistieron a la Plaza de San Pedro en el vaticano para verlo.

El domingo, un hombre y su hija, de un año 11 meses, murieron a la orilla del río bravo, tras ser arrastrados por la corriente (Foto: EFE)
El domingo, un hombre y su hija, de un año 11 meses, murieron a la orilla del río bravo, tras ser arrastrados por la corriente (Foto: EFE)

En el sitio se encontraba un grupo de peregrinos de Tlalnepantla, Estado de México, por lo que el religioso aprovechó para enviar un mensaje "Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española provenientes de España y América Latina. En particular saludo a la Asociación Española de canonistas, en su 50 aniversario, y al grupo de peregrinos de Tlalnepantla, acompañados de su arzobispo Mons. José Antonio Fernández Hurtado."

Y agregó: "Pidamos al Espíritu Santo para que nuestras comunidades sean acogedoras, sean solidarias, viviendo la liturgia como encuentro de Dios y con los hermanos. Y yo quiero felicitar a los mexicanos porque son tan acogedores, tan acogedores con los migrantes, Que Dios se lo pague. Gracias"

En la fotografía que ha sido vista en todo el mundo se puede observar al salvadoreño Óscar Alberto Martínez de 25 años boca abajo, con su hija Valeria de un año 11 meses sobre su espalda, abrazada de su cuello, muertos en las orillas del río que divide a México y Estados Unidos.

El Papa Francisco, desde el Vaticano, agradeció a México por recibir a los migrantes sudamericanos (Photo by Vincenzo PINTO / AFP)
El Papa Francisco, desde el Vaticano, agradeció a México por recibir a los migrantes sudamericanos (Photo by Vincenzo PINTO / AFP)

La esposa y madre de las víctimas, Tania Vanessa, iba con ellos para intentar cruzar la frontera. Informó a las autoridades que la corriente del agua primero se había llevado a la niña, por lo que su padre fue a su auxilio. Sin embargo el flujo del río ya no los dejó regresar y su desenlace fue fatal.

Sus familiares, que residen en El Salvador, han solicitado ayuda a través de redes sociales para poder trasladar los cuerpos de la niña y su padre, para hacerles un funeral. El costo por trasladar los cuerpos era de entre 7.000 y 8.000 dólares. Por su parte, el presidente del país sudamericano, Nayib Bukele, dijo que el gobierno pagará todos los gastos de repatriación y ayudará económicamente a la familia.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador también habló al respecto y dijo que las muertes eran una situación lamentable.