La Audiencia de Navarra condenó este jueves a nueve años de cárcel por abuso sexual, y no por violación, a los cinco hombres que, conocidos como "La Manada", agredieron en grupo sexualmente a una joven durante la fiesta de San Fermín de 2016, tradicional en España.

La sentencia de este mediático caso provocó la indignación entre las cientos de personas que se hallaban a las puertas del tribunal de la ciudad de Pamplona, que lanzaron el grito de "es violación, no es abuso", "esta justicia es una mierda" y "si tocan a una nos tocan a todas", en disconformidad con el fallo. También repitieron la consigna de "yo sí te creo" en referencia a la víctima.

Los manifestantes chocan con la policía tras conocerse el fallo (Reuters)
Los manifestantes chocan con la policía tras conocerse el fallo (Reuters)

Con esta condena, la sala de la Audiencia de Navarra, en Pamplona, entiende que los abusos de produjeron sin consentimiento de la mujer, pero no se dio ni uso de la violencia ni intimidación, condiciones para que la agresión se considerara violación.

Los condenados son cinco jóvenes de Sevilla que se encuentran en prisión provisional desde su detención tras los hechos y que se hacen llamar "La manada" en un grupo interno de Whatsapp. Además del tiempo en prisión deberán pagar una indemnización de 50.000 euros en conjunto a la mujer.

(Cortesía RTVE)

El grupo se trasladó a Pamplona para asistir a los Sanfermines, una de las fiestas más populares de España.

Los hechos que se han juzgado, en uno de los procesos más mediáticos de los últimos años en España, sucedieron en la madrugada del 7 de julio del 2016 y han generado un fuerte debate en la sociedad española sobre el "doble juicio" al que se somete a las mujeres víctimas de abusos sexuales frente a sus agresores.

El emblema de las protestas en un juicio donde la víctima fue repetidas veces denigrada (Reuters)
El emblema de las protestas en un juicio donde la víctima fue repetidas veces denigrada (Reuters)

Ambas partes acuerdan en las circunstancias del suceso: los jóvenes y la chica se conocieron en la Plaza del Castillo, conversaron y se colaron en un edificio en la calle Paulino Caballero. Según los acusados, la idea era tener sexo desde el principio. Según la víctima, la oferta era para fumar marihuana.

La Manada no tenía esa droga encima, pero sí habían consumido cocaína, y luego de 20 minutos, abandonaron a la joven completamente desnuda, tras robarle el celular.

La polémica surgió sobre si las relaciones sexuales fueron consentidas o forzadas, ya que en el vídeo que se presentó en el tribunal, surgido del celular de un miembro de la manada, se ve que la joven no ofreció resistencia.

Los miembros de “La Manada” durante la fiesta de San Fermín en 2016
Los miembros de “La Manada” durante la fiesta de San Fermín en 2016

Sin embargo, ella declaró durante el juicio que no opuso resistencia dada la superioridad numérica y física de los procesados, lo que le hizo entrar en shock y desear que todo terminara cuanto antes.

La condena de este jueves cuenta con el voto discrepante de uno de los magistrados, Ricardo González, quien ha abogado por la absolución de los cinco jóvenes.

Además se supo que Miguel Ángel Morán, abogado de la víctima, apelará la sentencia y dijo estar "muy decepcionado", de acuerdo a EuropaPress.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: