No es un improvisado. Michael Bimboes, al igual que sus amigos Julie y Solan, son esquiadores profesionales. Cuando las condiciones climáticas lo permiten, disfrutan de practicar el deporte y de filmar sus movimientos con cámaras que tienen montadas sobre sus cascos.

El momento en que la avalancha lo tapó
El momento en que la avalancha lo tapó

Pero lo que filmaron esa mañana de febrero en las montañas de Andorra fue algo mucho más extremo de lo que podían imaginar. A poco de comenzar la recorrida por la nieve, Bimboes fue sepultado por una avalancha.

Esto es lo que veía el esquiador tras quedar atrapado debajo de la nieve
Esto es lo que veía el esquiador tras quedar atrapado debajo de la nieve

Su cámara captó el momento en que la nieve lo tumbó y lo enterró por completo. No podía moverse. Lo único que cabía era implorar que sus amigos pudieran sacarlo.

Afortunadamente, Julie y Solan vieron todo y fueron a buscarlo. Tras identificar el lugar en el que estaba su compañero, sacaron las palas y empezaron a excavar.

El ansiado rescate
El ansiado rescate

No podían contener la alegría cuando, finalmente, entre la nieve apareció el rostro enrojecido de Bimboes. "Oh, que bueno que es poder respirar", dijo aliviado el deportista.

Al compartir el video de lo ocurrido, Bimboes resumió todo en una frase: "Fueron los 15 minutos más largos de mi vida".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: