El régimen de Bashar al Assad puso en duda su asistencia a las conversaciones de paz de Siria en Ginebra

El gobierno sirio anunció que no viajaría este lunes, por lo que no se cree que sus representantes lleguen a la mesa de diálogo que iba a comenzar el martes. La oposición ya está en Suiza

Bashar al Assad (Reuters)
Bashar al Assad (Reuters)

El régimen sirio envió un mensaje a la ONU indicando que su delegación no asistirá este lunes en Ginebra para una nueva ronda de negociaciones sobre el fin de la guerra en Siria, dijo el enviado especial del organismo.

"El Gobierno no ha confirmado aún su participación" en las conversaciones que deberían iniciarse el martes, dijo el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, en una videoconferencia con el Consejo de Seguridad.

"Anoche recibimos un mensaje de que el gobierno no viajará a Ginebra hoy" lunes, añadió, subrayando que "ninguna condición previa" para la participación será aceptada por la ONU, tanto del gobierno sirio como de la oposición.

"Si las dos partes vienen a Ginebra, podremos tener discusiones de fondo", declaró también el emisario de la ONU. "Debemos estar lo más cerca posible de los esfuerzos en el terreno. Esperamos que el Gobierno esté en camino pronto", agregó.

La guerra civil en Siria ha dejado ciento de miles de muertos (AFP)
La guerra civil en Siria ha dejado ciento de miles de muertos (AFP)

Tras siete años de guerra civil, tres enviados especiales de la ONU y siete rondas de diálogo en la que las partes llegaron a Ginebra pero se fueron sin avances significativos, esta vez la gran novedad es que los distintos grupos de la oposición han logrado unirse en una misma plataforma. Sin embargo, tal avance se vería frustrado por la falta de compromiso del régimen de Bashar al Assad.

Pese a poder sentarse finalmente ante una oposición unida, Damasco dijo que pospone a una fecha no determinada su llegada a Suiza porque difiere con la composición de la CSN, su insistencia en la marcha de Al Assad y la interpretación sobre el proceso político

Así, el régimen parece preferir el proceso impulsado por Rusia, que organizó una cumbre en Sochi para recibir a los mandatarios de Irán y Turquía, importantes actores regionales. Allí, los presidentes de los tres países decidieron impulsar "un congreso para el diálogo nacional sirio", con el que Vladimir Putin quiere promover su propio foro de negociaciones.

Al Assad y Putin durante su encuentro en Sochi (Reuters)
Al Assad y Putin durante su encuentro en Sochi (Reuters)

Por su parte, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU discutirán sobre la situación en Siria el martes en Ginebra, por iniciativa de Francia, anunció el lunes el emisario de Naciones Unidas, Staffan de Mistura, quien anunció además su participación en esta "reunión preparatoria".

Esta reunión entre los Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña parece reflejar la intención de las grandes potencias de recuperar la iniciativa sobre la crisis siria, ante la diplomacia hipertactiva de Moscú y sus victorias militares en el terreno en apoyo al régimen sirio. La estrategia diplomática y militar rusa se beneficia particularmente del apoyo de Irán y Turquía.

(Con información de AFP y EFE)

LEA MÁS:

TE PUEDE INTERESAR