Horario de Verano: cuándo se realiza el último ajuste a las manecillas del reloj

El Senado aprobó su eliminación y solo se considerará el horario estándar en el territorio nacional

Guardar

Nuevo

Mexicanos realizarán último cambio de horario . (Foto: Pixabay)
Mexicanos realizarán último cambio de horario . (Foto: Pixabay)

Luego de que finalmente la Cámara Alta (Senado) aprobó la eliminación del afamado Horario de Verano, México ya no ajustará más las manecillas del reloj en el período de abril como comúnmente se hacía. Es decir, ya no se incrementará una hora al horario a partir del próximo año.

En ese sentido, el ajuste quedará descartado a partir de 2023 y prevalecerá el horario estacional, mejor conocido como el Horario de Invierno que es el que nos rige desde siempre y que seguirá vigente sin realizar más cambios.

De ese modo, el último ajuste del reloj se llevará a cabo a partir del próximo fin de semana, ya que la Cámara de Senadores autorizó el fin permanente al Horario de Verano, una medida que fue implementada en 1996 con el entonces presidente de México, Ernesto Zedillo y que consistía en aumentar una hora a los relojes, a partir del primer domingo de abril y retrasarlo nuevamente el último domingo de octubre de cada año.

El próximo domingo 30 de octubre inicia el Horario de Invierno. (Foto: Pixabay)
El próximo domingo 30 de octubre inicia el Horario de Invierno. (Foto: Pixabay)

¿Cuándo se realiza el último ajuste a las manecillas del reloj?

La última vez que los mexicanos tengan que retrasar una hora a las manecillas de los artefactos que dictan el estado del tiempo será el próximo domingo 30 de octubre, ya que entrará en vigor a las 2 de la madrugada de ese día. Lo ideal es prevenir el cambio la noche del sábado antes de ir a dormir y ya no se volverá a repetir la modificación en ningún otro año.

Este 26 de octubre el Senado aprobó crear la Ley de los Husos Horarios en los Estados Unidos Mexicanos, con la que se elimina el Horario de Verano. Por ello, se considerará solamente un horario estándar en territorio nacional y un horario estacional en los municipios de la zona fronteriza norte. Ante ello, el Horario de Verano dejará de aplicarse a partir del 3 abril de 2023.

De acuerdo con el gobierno de México, son cuatro los husos horarios para la república mexicana: Centro, que aplica para la mayor parte del país; Sureste, que es una hora más con respecto al Centro y se aplica en Quintana Roo; del Pacífico, en el que es una hora menos respecto al Centro, y aplica en Baja California Sur, Nayarit, Sonora y Sinaloa; y del Noroeste, en el que son dos horas menos con respecto al Centro y aplica en Baja California.

El Horario de Verano tiene 26 años. (Foto: Cuartoscuro)
El Horario de Verano tiene 26 años. (Foto: Cuartoscuro)

Algunos estados de la franja fronteriza deberán mantener el Horario de Verano, por los que continuará en algunas entidades con el objetivo de no interferir o afectar el intercambio comercial con Estados Unidos.

Los que seguirán sin cambios son: 11 municipios de Coahuila: Acuña, Allende, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Morelos, Nava, Ocampo, Piedras Negras, Villa Unión y Zaragoza.

Así como un municipio en Nuevo León, Anáhuac y 10 municipios de Tamaulipas que son: Nuevo Laredo, Guerrero, Mier, Miguel Alemán, Camargo, Gustavo Díaz Ordaz, Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso y Matamoros.

Hay que recordar que la creación del Horario de Verano surgió en 1996 con el entonces presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León, quien estuvo en la silla presidencial de 1994-2000. Su objetivo era hacer un mejor uso de la luz solar y buscar una reducción en el consumo de energía.

Sin embargo, a la fecha se argumentó que los ahorros energéticos durante 26 años fueron realmente mínimos y que además no se contribuyó a la salud de las personas. Incluso, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha declarado en diversas ocasiones que las modificaciones horarias afectan al rendimiento físico, emocional e intelectual de las personas.

En los niños, puede alterar su ciclo de sueño y la necesidad de ingerir alimentos, mientras que en las personas mayores también puede alterar su descanso y provocar episodios de ansiedad e insomnio.

SEGUIR LEYENDO