Universidad de Stanford: riesgo por vapeadores va más allá del consumo de nicotina

De acuerdo con investigadores de la Universidad de Stanford los ingredientes que los vapeadores y cigarros electrónicos utilizan para su funcionamiento contienen sustancias altamente nocivas para la salud, incluso más que la nicotina

Guardar

Nuevo

Los riesgos de utilizar vapeadores y cigarros electrónicos va más allá del consumo de nicotina (Foto: Archivo)
Los riesgos de utilizar vapeadores y cigarros electrónicos va más allá del consumo de nicotina (Foto: Archivo)

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, autoridades sanitarias alrededor del mundo han destacado la relevancia que tiene difundir información que establezca de forma y certera y clara los daños que el consumo de cigarrillos puede ocasionar a la salud. No obstante, este 2022 la discusión se ha centrado en la puerta que la industria tabacalera ha abierto a un nuevo producto, mismo que ha generado una alerta por los riesgos sanitarios que su uso conlleva: los vapeadores o cigarros electrónicos.

Si bien en un inicio estos artefactos se manejaron como una alternativa para dejar de consumir tabaco, la realidad es que los daños que pudieran ocasionar a la salud van más allá de los que incluso podrían llegar a ocasionar los cigarros convencionales. Asimismo, los cigarros electrónicos y vapeadores se han popularizado también entre los consumidores de cannabis u otro tipo de sustancias como vitaminas, esencias, cafeína, entre muchas otras.

Bajo ese contexto, la Universidad de Stanford realizó un estudio sobre el uso y las sustancias que se consumen a través de dichos artefactos, así como sobre los daños que pueden ocasionar a la salud y su creciente popularidad entre las generaciones más jóvenes.

La Universidad de Stanford advirtió sobre el uso de sustancias tóxicas en vapeadores (Foto: Gettyimages)
La Universidad de Stanford advirtió sobre el uso de sustancias tóxicas en vapeadores (Foto: Gettyimages)

La nicotina es quizá la sustancia más dañina que contienen los cigarrillos convencionales, por lo que el uso de vapeadores y cigarros electrónicos libres de dicho componente se ha popularizado entre adultos y jóvenes. No obstante, esto no implica que sustancias como el CBD, THC, glicerina, vitaminas u melatonina con las que se rellenan dichos artefactos no sean perjudiciales para la salud.

Aunque el uso de dichos componentes ha resultado ser no tóxicos al ingerirlos o untarlos sobre la piel, la simple acción de aspirar u inhalar dichas sustancias previamente calentadas desencadena una serie de riesgos de los cuales aún no existe certeza científica sobre su alcance. Por ello, la Universidad de Stanford a través de su división de pediatría y medicina adolescente, advirtió sobre el uso de dichos dispositivos, aún cuando su consumo sea a través de sustancias que no contengan nicotina.

En el artículo publicado en Jama Network Open investigadores de la Universidad de Stanford sostuvieron que, de acuerdo a sellos de empaque de dichos productos, algunos de los ingredientes de las sustancias sin nicotina que se consumen en vapeadores son: propilenglicol, glicerina vegetal, aldehídos, compuestos orgánicos volátiles, hidrocarburos aromáticos policíclicos, metales, partículas de silicato y otros metales pesados. Mismos que se encuentran en la lista de ingredientes de componentes nocivos y potencialmente nocivos de los productos del tabaco la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

THC, CBD, cafeína y aceites esenciales son las sustancias más consumidas en vapeadores (Foto: Gettyimages)
THC, CBD, cafeína y aceites esenciales son las sustancias más consumidas en vapeadores (Foto: Gettyimages)

A través de una encuesta en consumidores jóvenes y adultos, la Universidad de Stanford reveló que en adolescentes estadounidenses los principales ingredientes de vapeadores y cigarros electrónicos están relacionados a la marihuana -ya sean extractos, CBD o THC- así como a aceites esenciales, té y cafeína.

Cabe mencionar que son precisamente dichos ingredientes los que pueden contener las sustancias nocivas previamente mencionadas, por lo que la Universidad de Stanford advirtió que los aldehídos pueden aumentar el riesgo de cáncer; los saborizantes están asociados con inflamación y disfunción celular; el propilenglicol y la glicerina vegetal pueden alterar el metabolismo celular y la función de las vías respiratorias.

Por su parte el uso de marihuana está asociado con riesgos de adicción y diversos efectos sobre el desarrollo del cerebro, especialmente entre los jóvenes. De acuerdo con el informe de las y los investigadores de la Universidad de Stanford, datos recientes indican que el cannabis inhalado en los cigarrillos electrónicos tiene efectos psicológicos y fisiológicos significativamente mayores en comparación con la forma tradicional de fumarla.

Pese a que hay una severa noción sobre los riesgos de inhalar dichas sustancias dañinas, aún no hay evidencia que dimensione el daño que ocasionan a la salud (Foto: Archivo)
Pese a que hay una severa noción sobre los riesgos de inhalar dichas sustancias dañinas, aún no hay evidencia que dimensione el daño que ocasionan a la salud (Foto: Archivo)

De este modo el estudio realizado por la Universidad de Stanford concluyó que aunque no hay evidencia científica que dimensione los daños que los cigarros electrónicos o vapeadores pueden tener en la salud, los hallazgos que su investigación tuvo sobre los ingredientes ingeridos a través de estos artefactos respalda la necesidad de regular su uso.

“A pesar de las afirmaciones de salud y bienestar no probadas que se hacen sobre estos productos, se desconoce su seguridad y pueden presentar daños a la salud por la inhalación de saborizantes y otros constituyentes”, se lee en las conclusiones de la investigación de la Universidad de Stanford.

Finalmente, instó a autoridades a poner especial atención para desarrollar regulaciones que aborden los posibles daños a la salud de los cigarrillos electrónicos sin nicotina.

SEGUIR LEYENDO: