Cártel del Tepalcatepec denunció incursión del CJNG con supuestos drones

Presuntamente, el asedio de huestes del “Mencho” ocurrió en Pinolapa, una localidad ubicada sobre la carretera que conecta con Aquila

Video: Twitter / @_nrtmexico

Presuntos integrantes del Cártel que opera en Tepalcatepec, Michoacán, denunciaron vía redes sociales que, supuestamente, fueron atacados por sus rivales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En un breve video se escuchan hasta ocho detonaciones y uno de los agredidos señala que hay “droncitos”, aunque no se aprecia ninguno de ellos. La grabación se corta y quien toma las imágenes apunta hacia una colina.

Otro sujeto sugiere utilizar un fusil barret calibre. 50, pero le indican, aparentemente, que no es necesario. Al inicio del clip se refiere que el sitio es Pinolapa, una localidad ubicada sobre la carretera Tepalcatepec-Aquila.

Por aquí nos encontramos en Pinolapa en unos enfrentamientos con drones”, aseguró quien captaba las imágenes. Pero no se mostró ningún artefacto. Tampoco trascendieron mayores reportes sobre el posible saldo de las agresiones.

Si bien, los vehículos aéreos no tripulados han sido empleados por el CJNG, no es un artefacto exclusivo de este grupo criminal, pues investigaciones de la Fiscalía General de la República han indicado que el Cártel Santa Rosa de Lima también requirió de drones. A su vez, los grupos criminales que operan en Michoacán han mostrado prácticas con estos equipos.

Durante la noche y madrugada del 21 de abril, criminales “que están del lado del terrero”, atacaron con drones e hirieron a dos policías en la tenencia del Aguaje; el explosivo utilizado, posiblemente, era C4. Esto calificaría como un atentado terrorista, según comentó Israel Patrón Reyes, secretario de Seguridad de la entidad. Dos destrozos más fueron confirmados en la carretera.

Fieles a su estilo, las “Fuerzas Especiales Mencho” del CJNG difundieron un video donde se deslindaban del ataque con drones a policías destacados en el Aguaje, la madrugada del 21 de abril, y responsabilizaron a sus rivales de Cárteles Unidos.

“Nosotros, Cártel Jalisco Nueva Generación, no fuimos quienes tiraron los dronazos a la policía michoacana”, dijo el sujeto sentado en una mesa y rodeado por una treintena de hombres fuertemente armados con vestimenta militar.

El vocero, quien ya había leído un comunicado en agosto de 2019, explicó que sus enemigos reaccionaron al desbloqueo de cruces y pretendían responsabilizar al CJNG para que las autoridades actuaran sobre ellos.

Los drones son pequeños vehículos que pueden tomar imágenes con bajas posibilidades de ser detectados (Foto: REUTERS/Ronen Zvulun)
Los drones son pequeños vehículos que pueden tomar imágenes con bajas posibilidades de ser detectados (Foto: REUTERS/Ronen Zvulun)

“Ahora, como la policía michoacana está reparando las zanjas y quitando las barreras de piedra de las carreteras que van de Apatzingán al Terrero, Aguililla-Coalcomán, y también están abriendo los caminos que tenían tapados los Cárteles Unidos para que la población sufriera la escasez de alimento y medicina.

“Por eso es la razón de que los Cárteles Unidos están enojados con la policía michoacana y fue el motivo por el cual les tiraron los dronazos y así culparnos a las Fuerzas Especiales Mencho del CJNG”, indicó el supuesto cabecilla.

Aquel mismo día del ataque, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval González, reveló que algunos cárteles están utilizando drones con explosivos para sus acciones delictivas en los estados de Guanajuato, Jalisco y Michoacán; pero aclaró que los ataques no han tenido efectividad pues no pueden cargar cantidades grandes.

“En cuanto a la utilización de drones, hemos ubicado que hay unos cárteles que están usando esto, el Cártel Jalisco Nueva Generación, en Guanajuato, en Jalisco y ahora en Michoacán. No han tenido efectividad, porque no pueden cargar cantidades que sean de tal manera dañinas para el personal o para una instalación”, señaló el titular de la Sedena.

Unos tres días después, Diego “J” y Rogelio “L”, presuntos operadores del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), fueron detenidos y vinculados a proceso por su presunta participación en el equipamiento de drones con explosivos para las huestes de José Antonio Yépez Ortiz, el Marro.

CJNG mensaje drones explosivos (Video: Twitter @MennyValdz)

Según investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), estos sujetos colaboraban con el CSRL desde su base en Puebla.

Los agentes dieron con el caso luego de ser alertados por una llamada anónima el 22 de abril del año pasado, cuando el Marro aún era prófugo de la justicia y andaba a salto de mata en Guanajuato, su bastión criminal.

“Se señala que en el estado de Puebla, diversas personas se dedican a fabricar bombas utilizando un material explosivo, haciendo uso de drones para transportarlas”, indicó la FGR en un comunicado.

Tepalcatepec forma parte de la región calentana que está en asedio por el CJNG que quiere recuperar la tierra que vio nacer a su líder, Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho; mientras que remanentes locales no quieren ceder más territorio y se agruparon bajo Cárteles Unidos.

El concilio del llamado Cárteles Unidos agrupa a los Viagras, la Nueva Familia Michoacana y los Blancos de Troya. Algunas de estas facciones simulan ser autodefensas para legitimar retenes, armamento, vigilancia nocturna y rechazo de la autoridad. Sin embargo, pretenden resistir el asedio del Cártel Jalisco Nueva Generación y no perder la plaza de Michoacán para seguir con ilícitos como el narcomenudeo, la fabricación de droga y extorsiones a productores de limón y aguacate.

SEGUIR LEYENDO: