Comunidad otomí protestó contra aeropuerto de Santa Lucía; acusan incumplimiento en pagos de terrenos expropiados

El gobierno federal había prometido también obras de infraestructura para uno de los poblados afectados

AMLO, ADMM, Luis Cresencio Sandoval y miembros del Ejército en Santa Lucía (Foto: Cuartoscuro)
AMLO, ADMM, Luis Cresencio Sandoval y miembros del Ejército en Santa Lucía (Foto: Cuartoscuro)

Una comunidad otomí, originaria de la localidad San Miguel Xaltocán, cerró el paso a dos locomotoras que utilizan la vía de Beristáin, Hidalgo, y llegan a la Ciudad de México. Esto ante el incumplimiento del gobierno federal por un compromiso contraído el 10 de marzo del 2019.

La comunidad se encuentra en el municipio Nextlalpan, Estado de México, y colinda con la parte sur de lo que será el Nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles de Santa Lucía.

De acuerdo con Excélsior, el bloque inició el lunes 8 de junio a las 09:00 horas y fue hasta las 18:00 horas de ese mismo día que un coronel de la Secretaría de la Defensa (Sedena) se puso en contacto con los manifestantes y aseguró que el diálogo con autoridades no se podrá realizar debido a las manifestaciones que había en la capital, pues entorpecieron las vialidades.

Maqueta digital del aeropuerto de Santa Lucía (Foto: Archivo)
Maqueta digital del aeropuerto de Santa Lucía (Foto: Archivo)

Además del bloqueo de vías, los manifestantes impidieron el acceso a maquinaria pesada con materiales de construcción del megaproyecto de la 4T. Con esto lograron crear una fila de al menos tres kilómetros.

Este material es transportado por carretera desde lo que iba a ser el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco, Estado de México.

Desde la noche del domingo, los pobladores se comenzaron a organizar para iniciar el reclamo en contra del gobierno. Ayudados de megáfonos, bocinas, piedras, palos, mantas y tiendas de campaña, la comunidad mexiquense acudió a los sitios estratégicos para iniciar su reclamo.

Inicialmente cerraron la avenida Juárez en el municipio de Zumpango, demarcación en donde se construye el aeropuerto, y con ello dejaron incomunicados a este municipio con Ojo de Agua.

Maqueta digital del aeropuerto de Santa Lucía (Foto: Archivo)
Maqueta digital del aeropuerto de Santa Lucía (Foto: Archivo)

“Lo que estamos pidiendo es lo que se acordó con el gobierno federal: que al pueblo de Xaltocán le iban poner drenaje, agua y que se iba a pagar los terrenos que se expropiaron para el aeropuerto. En el aeropuerto trabajan día y noche, avanzan y en Xaltocán la gente está muy molesta”, señaló un poblador.

En total, la administración de Andrés Manuel López Obrador expropió 127 hectáreas de terreno a esa comunidad para el aeropuerto; sin embargo, los legítimos dueños señalan que no han recibido el pago de lo que les quitaron.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agrario y Territorial (Sedatu), esta secretaría y las de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Comisión nacional del Agua (Conagua) y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) establecieron una mesa de negociación con la comunidad el 10 de marzo del 2019 a las 19:00 horas y terminó a las 01:00 horas del día siguiente.

Construcción del aeropuerto por ingenieros de la Sedena (Foto: Archivo)
Construcción del aeropuerto por ingenieros de la Sedena (Foto: Archivo)

En esa negociación se determinó que los 626 habitantes aceptaban el proyecto y cedían el terreno a cambio de el pago correspondiente de la tierra y el acceso a servicios básicos que no tenían en la localidad. Así como atender el problema de desabasto de agua potable y diversos proyectos de infraestructura que impulsen el bienestar y calidad de vida en el municipio.

Hasta el momento, ninguno de estos compromisos hacia la comunidad se ha cumplido. Incluso señalan que durante la mesa pactaron que se contrataría a pobladores de San Miguel Xaltocán para la obra e incentivar la economía local; sin embargo, se han contratado a muy pocos habitantes del municipio mexiquense.

Los manifestantes aseguraron que no se moverán de sus puestos hasta que una autoridad competente les dé certidumbre del pago.

Cabe señalar que las obras del Aeropuerto Felipe Ángeles no se detuvieron a pesar de la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus; contrastantemente, una de las actividades esenciales declaradas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en conjunto con la Secretaría de Salud (SSa) era “todo lo relacionado con la conservación y reparación de la infraestructura de servicios básicos (agua potable, energía eléctrica, gas, etc)”, lo cual era parte del trato acordado, pero no se ha cumplido.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: