De acuerdo con un reporte de la petrolera, 7.5 de cada 10 litros provinieron del extranjero. (Foto: Magdalena Montiel/Cuartoscuro)
De acuerdo con un reporte de la petrolera, 7.5 de cada 10 litros provinieron del extranjero. (Foto: Magdalena Montiel/Cuartoscuro)

En México, uno de los aspectos más relevantes para los ciudadanos a partir del inicio de la administración del presidente López Obrador es el abasto de gasolina, sin embargo, la capacidad de las refinerías nacionales fue baja durante el 2019. Esto ocasionó que Petróleos Mexicanos (Pemex) gastara USD 14 mil 746 millones con el fin de importar el combustible del extranjero.

A finales del año pasado, en México se presentó un alta dependencia a los mercados externos en materia de gasolina, pues 7.5 de cada 10 litros de combustible Magna y Premium que consumieron los mexicanos provino de refinerías extranjeras, de acuerdo con un reporte elaborado por la Subsecretaría de Hidrocarburos, la Dirección General de Petrolíferos de la Secretaría de Energía (Sener) y por Pemex.

Y es que según estos informes operativos de Pemex, las seis refinerías que opera la petrolera únicamente cubrieron una cuarta parte del consumo de todo el país. Esto se debió a trabajos de mantenimiento que se realizaron en cada una de las unidades.

Por esta razón, a lo largo del 2019, la plataforma de producción de gasolinas de Pemex no tuvo la capacidad para atender un consumo aproximado a los 797.4 mil barriles diarios, es decir, 33.2 mil barriles diarios más que el 2018. A causa de esto, el 75% del consumo restante se cubrió a partir de importaciones, las cuales provinieron, principalmente, de Estados Unidos.

Se espera que para este año, la dependencia del combustible extranjero mejore un poco respecto al 2019. (Foto: Edgard Garrido/Reuters)
Se espera que para este año, la dependencia del combustible extranjero mejore un poco respecto al 2019. (Foto: Edgard Garrido/Reuters)

Cabe mencionar que la baja capacidad en la producción del combustible por parte de las refinerías nacionales también obligó a utilizar los inventarios de gasolinas y de esta manera se evitó un incremento relevante en los volúmenes de importación.

La estimación de la demanda de combustible para el 2020 se ubica en 809.5 mil barriles diarios y con base en ese dato, el Presupuesto Programático de Pemex Tansformación Industrial pretende reducir ligeramente las importaciones a niveles de 575.9 mil barriles diarios, lo cual representaría siete de cada 10 litros de gasolina.

Algunas de las acciones que pretende llevar a cabo Pemex con el fin de incrementar la producción de gasolina en el 2020 se basa en ampliar la capacidad de refinación, así como en diversificar las fuentes de materia prima para producir otros hidrocarburos como etileno y sus derivados.

Una de cada tres gasolineras en México no son de Pemex

Otro elemento que permite ver la participación extranjera en la cuestión de los combustibles es la relevancia de otros establecimientos como Exxon Mobil, Oxxo Gas o Hidrosina, marcas que irrumpieron en el panorama del comercio de gasolina en México hasta conseguir el 34% de las estaciones de servicio.

En este sentido, según datos obtenidos por el diario El Financiero de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), una de cada tres gasolineras del territorio nacional ya no son operadas por Pemex.

La inversión de gasolineras extranjeras en México ha tenido un importante crecimiento en México. (Foto: Ginnette Riquelme/Reuters)
La inversión de gasolineras extranjeras en México ha tenido un importante crecimiento en México. (Foto: Ginnette Riquelme/Reuters)

Respecto a este asunto se ha notado un crecimiento constante. Mientras que en el 2019 se contabilizó el 34%, un año antes, las autoridades sólo habían encontrado el 24%. El incremento ha sido provocado por el gran atractivo que representa el país para el mercado de los combustibles.

Especialistas consultados por el medio especializado en temas económicos mencionaron que México es uno de los países con mayor consumo de gasolina en toda Latinoamérica, lo que permite la proliferación de este tipo de negocios, donde además los usuarios exigen un mejor servicio.

Gonzalo Monroy, director de consultoría especializada GMEC, dijo que el comportamiento de los compradores permite el avance de las marcas distintas a Pemex: “Diferentes marcas también son diferentes servicios, en algunos lugares estamos incluso hablando de nuevos productos, eso es bueno para el consumidor y para el desarrollo”.

La exigencia de más servicios también ha permitido el avance de las marcas internacionales y así da cuenta Alejandro Montufar, CEO de la consultora PETROIntelligence, quien sostuvo: “Con esto se abren a la oportunidad de crecer en el mercado y de tener una nueva relación con sus clientes. Lo cual incluye también ofrecer hasta sus propios productos y servicios”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA