Macarena Achaga y la narrativa feminista de Travesuras de la niña mala: “Estamos condicionadas a ser de cierta manera”

La actriz argentina conversó con Infobae México sobre su camaleónico personaje y la resonancia actual de la serie que protagoniza, basada en la novela de Mario Vargas Llosa

Compartir
Compartir articulo

Para dar vida a la “camarada Arlette” en la recién estrenada Travesuras de la niña mala, Macarena Achaga vivió una experiencia llena de contrastes y emociones al protagonizar la ficción basada en la famosa novela del escritor Mario Vargas Llosa.

La historia disponible en ViX+ cuenta la relación a lo largo de 40 años entre “Ricardo Somocurcio”, un traductor enfrascado en la rutina, y “Arlette/Lily”, una femme fatale camaleónica, ambos peruanos que se van reencontrando al paso de las décadas, en el caso de ella con una nueva identidad cada vez, en lugares tan disímbolos como Lima, París, Londres y Tokio, en medio de los cambios políticos y sociales que transformaron al mundo en la segunda mitad del siglo XX.

En charla con Infobae México, la actriz argentina compartió su orgullo por presentar un proyecto desafiante y en el que se enarbola “la energía femenina” al contar la historia de una aventurera mujer que vive una relación intermitente durante cuatro décadas y distintas ciudades del mundo con un hombre deslumbrado por su belleza y enigma.

La actriz no podría definir a 'Arlette' como una clásica heroína de novela, sino que juega con 'la maldad' que le da su propia libertad (Foto: Vix+)
La actriz no podría definir a 'Arlette' como una clásica heroína de novela, sino que juega con 'la maldad' que le da su propia libertad (Foto: Vix+)

“La versión de la serie sí tiene el punto de vista de ‘la Niña mala’, lo que no pasa en el libro, donde está narrado en primera persona del personaje de ‘Ricardo’, y un poco, sí era un arma de doble filo para mí porque, si bien era un personaje que ya existía en el imaginario de todo el mundo y tenía que estar a la altura ‘de’, por otro lado era contraproducente porque de repente no había data de lo que ella pensaba y sentía”, compartió Macarena respecto a la creación de su personaje, el cual fue adaptado por la escritora María López Castaño a este producto audiovisual.

La adaptación a serie de la obra de 2006 del peruano, ganador del Premio Nobel de Literatura, cobra un tono que resuena con la lucha feminista, al narrar las andanzas de una mujer libre, independiente y apoderada de su sexualidad, aspectos en los que la actriz de 30 años ve reflejada la necesidad actual de otras narrativas distintas respecto al amor y al género.

“No es solamente agarrar algo de la literatura y que es un premio Nobel, y que es una máquina escribiendo, pero que tiene un personaje femenino tan fuerte y justo es lo que necesitamos en este momento de la humanidad, mucha representación... ‘¿cuántos tipos de hombres conoces que estén representados en la pantalla? De todos los tipos de hombres que quieras, y no todos los tipos de mujeres están representados allá afuera porque las mujeres estamos condicionadas a que tenemos que ser de cierta manera, pensar de cierta manera y decir ciertas cosas”, abundó la nacida en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, en 1992.

La historia se desarrolla a partir de los años 60 y por cuatro décadas más en distintas ciudades del mundo, en América, Europa y Asia (Foto: Vix+)
La historia se desarrolla a partir de los años 60 y por cuatro décadas más en distintas ciudades del mundo, en América, Europa y Asia (Foto: Vix+)

Al contarse la historia de una mujer de espíritu libre, inconformidad e intereses propios, la trama no pierde vigencia en los tiempos actuales, donde las mujeres disfrutan lo conseguido y siguen luchando por hacerse valer frente a quienes todavía descreen de ellas.

“Este personaje tiene una fuerza femenina tan importante, porque incluso los personajes masculinos tienen mucha energía femenina. Tiene una cualidad muy única, que es que la podríamos sacar desde los 60, 80, y ponerla en la actualidad del día de hoy y así sentarla en la mesa conmigo, tendríamos una conversación de tú por tú, muy vigente, muy actual”.

Con el papel de "Arlette", Macarena Achaga se adentró en las luchas sociales feministas de los años 60

Travesuras de la niña mala transcurre en distintos escenarios y tiempos, además de que los personajes se comunican en español, inglés y francés, y podemos ver representados en pantalla desde la natal Lima, en Perú, de los protagonistas hasta la torre Eiffel, por ejemplo. Esta mezcla de escenarios y lenguas que Vargas Llosa definió en su obra quedó plasmada en la serie estrenada el pasado 8 de diciembre.

“Es una historia peruana, escrita por un peruano y los personajes queríamos que tuvieran aunque sea un deje del acento peruano, me pasa a mí que llevo muchos años fuera y de pronto mi acento es un poco extraño. Son los acentos, culturas, van a ver layers de dulces peruanos de la época, modismos que ya no usamos porque eran de aquel entonces. Era muy importante representar en esta serie la gama de todos los que somos de Sudamérica, de Latinoamérica“
Junto al también argentino Juan Pablo Di Pace, Macarena logró retratar la 'tóxica' relación entre un traductor de la Unesco -harto de la rutina- y una mujer de espíritu libre (Foto: Vix+)
Junto al también argentino Juan Pablo Di Pace, Macarena logró retratar la 'tóxica' relación entre un traductor de la Unesco -harto de la rutina- y una mujer de espíritu libre (Foto: Vix+)

“Es una propuesta interesante y arriesgada… es una serie que te tienes que dar chance de entender el contexto socioeconómico, sociopolítico, temporal, es otra época, es una serie que tienes que digerir más, que tiene personajes mucho más complejos y con tantos desafíos, de los acentos de las nacionalidades, de las locations, hay mucha información”, contó la actriz que desde 2012 ha cimentado su carrera en México y que con Travesuras de la niña mala alcanza el estatus de figura de alcance internacional.

SEGUIR LEYENDO: