Por qué la crisis del sargazo no ha terminado y cuándo regresará en 2020

La proliferación de la alga llenó el ambiente con un olor descompuesto e impide disfrutar de las playas porque al contacto con la piel causa irritación

Vista aérea de los esfuerzos de remoción de sargazo en Puerto Morelos, Quintana Roo. (Foto: Rodrigo Arangua/Agence France-Presse — Getty Images)
Vista aérea de los esfuerzos de remoción de sargazo en Puerto Morelos, Quintana Roo. (Foto: Rodrigo Arangua/Agence France-Presse — Getty Images)

El Caribe mexicano este año vivió una de sus peores crisis. Por varios meses, estuvo plagado de sargazo, una macroalga de color marrón y olor fétido, que impidió a los turistas nadar, truncó el turismo, provocó la muerte de varios arrecifes y amenaza con volver el 2020.

En enero de este 2019 aparecieron los primeros rastros de esta planta, originaria de Brasil y África occidental, que poco a poco se apoderó de las playas llenas de fina arena y aguas de color turquesa de Quintana Roo. El rastro del sargazo fue evidente durante los siguientes nueve meses y hasta provocó que el gobierno y la sociedad civil emprendieran diversas acciones para frenar su avance.

Su proliferación fue tanta que el turismo comenzó a escasear porque no se podía vacacionar en el paraíso caribeño: la alga llenó el ambiente con un olor descompuesto e impedía que los turistas nadaran porque al contacto con la piel raspa.

Las escenas eran catastróficas: bañistas caminando por las playas o nadando en el agua salada cubiertos de sargazo, que aunque no es dañino para el ser humano, sí genera picazón, enrojecimientos y urticaria. Poco a poco el avance de esta planta marina creció más y hasta provocar una crisis ambiental porque varios arrecifes y corales sucumbieron ante el olor putrefacto y la mancha café que los invadió.

Una vista de Puerto Morelos en agosto de 2018 (Foto: Agence France-Presse — Getty Images)
Una vista de Puerto Morelos en agosto de 2018 (Foto: Agence France-Presse — Getty Images)

De acuerdo con Esteban Amaro, hidrobiologo y director Técnico de la Red de Monitoreo del Sargazo, esta macroalga dejó de llegar a las costas mexicanas desde octubre. Su presencia disminuyó considerablemente desde que las temperaturas ambientales disminuyeron, así que para este diciembre las aguas turquesas recuperaron su esplendor.

Los daños son permanentes, son irreversibles. Sobre todo con el coral que cuesta mucho trabajo regenerar, son especies de muy lento crecimiento, crecen algunos milímetros al año, entonces va ser muy difícil volver a recuperar esas colonias muertas. Se están haciendo esfuerzos importantes para tratar de revertir estos problemas, se están cerrando las áreas, se han estado intensificando los programas de siembra y repoblamiento del coral en las áreas naturales protegidas, sobre todo en el parque Puerto Morelos… este fenómeno es tan grande que es muy difícil contrarrestar por la mano del hombre”, señaló el especialista en entrevista con Infobae México.

“En la zona de Mahahual se ha detectado que el manglar donde estuvo recalando el sargazo ya está echado a perder. En Cozumel, en Isla Contoy y en Puerto Morelos se ha detectado una mortalidad masiva de corales, sobretodo de los corales duros, de los Corales pétreos, ha habido una disminución de entre 30 y 40% de las colonias de corales, lo que es muy significativo y ha llevado a cerrar áreas de Cozumel, como el área del Cielo y el Cielito”, añadió.

Las afectaciones en las playas fueron distintas. En Tulum, el este de Cozumel y Mahahual, se registró un gran daño; en Playa del Carmen y Puerto Morelos, hubo una proliferación de mediano avance, y las que menos sufrieron por la llegada de la macroalga fueron Cancún, Holbox e Isla Mujeres.

Aunque la llegada del sargazo a las playas caribeñas consta desde hace más de 40 años, fue en 2011 cuando se disparó el problema. Desde entonces el avance de la macroalga no ha dejado de crecer e intensificarse, incluso se detectaron manchas y cinturones que sólo complicaron más el ya de por sí afectado panorama en las playas de Quintana Roo.

Una mancha café de sargazo cubre las costas de Playa del Carmen, uno de los destinos turísticos más importantes del país, a pesar de los esfuerzos por recoger el alga. (FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO)
Una mancha café de sargazo cubre las costas de Playa del Carmen, uno de los destinos turísticos más importantes del país, a pesar de los esfuerzos por recoger el alga. (FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO)

El director Técnico de la Red de Monitoreo del Sargazo señaló que no hay un patrón específico sobre la llegada del sargazo a las playas de la Riviera Maya, pero se sabe que el arribo de esta algo se intensifica durante los meses calurosos y desciende drásticamente cuando las temperaturas bajan.

Hay una época que está muy determinada para el sargazo. Por ejemplo, tenemos dos picos fuertes, dos temporadas fuertes del sargazo. Una que empieza en primavera, qué es a partir de marzo, así que se mantiene abril, mayo, y se empieza a incrementar un poquito más en junio, julio, y agosto, que ya es el otro pico del sargazo cuando llega el verano; después en septiembre empieza a bajar mucho, y lo que es el invierno igual, entonces tenemos prácticamente seis meses con sargazo y seis meses sin sargazo”, indicó.

El calentamiento global parece ser la gran causa de la alga que se apoderó este año de las playas caribeñas. Las altas temperaturas y el deterioro ambiental parecen ser las causas del avance imparable de esta planta marina que al descomponerse genera cientos de nutrientes marinos que, en lugar de beneficiar a los ecosistemas, mató a las especies nativas.

El pez dorado, el pez volador, los crustáceos y algunas tortugas marinas, son especies que normalmente se refugian entre el sargazo, pero ante el crecimiento desmedido de esta planta, su función primordial quedó de lado y comenzó a bloquear el paso de la luz hacia los pastos marinos y arrecifes coralinos que ya no pudieron hacer su fotosíntesis habitual, además, despidió cientos de nutrientes, como el amonio y el sulfuro de hidrógeno, que al no tener el oxígeno suficiente comenzó a dañar los arrecifes y corales marinos.

Toneladas de sargazo se acumularon en las costas de Playa del Carmen (FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM)
Toneladas de sargazo se acumularon en las costas de Playa del Carmen (FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM)

“Hay muchas hipótesis de su desarrollo, pero las más lógicas son las que corresponden al calentamiento global y al aumento de la temperatura, con el desarrollo del sargazo en la zona del Caribe y del Atlántico. Hemos tenido un incremento de entre 1 y 1.5 grados centígrados en la temperatura en promedio anual. Entonces esa es la primera causa del calentamiento global, pero también hemos visto que coincide también perfectamente con la tala de la selva, hay en Sudamérica 10 países que están en la Cuenca del Amazonas y todos ellos han tenido una disminución importante de su cobertura vegetal, eso también tiene que ver con el aporte de nutrientes, con el aporte de sedimentos hacia el mar y es lo que enriquece el desarrollo del sargazo. Si tienes una temperatura alta y un aporte elevado de nutrientes, crecen de manera descontrolada”, añadió el hidrobiologo Esteban Amaro.

El panorama para el siguiente año no parece mejorar. El mismo director Técnico de la Red de Monitoreo del Sargazo mencionó que se espera una llegada importante de esta alga: “A partir de enero es cuando se empieza a ver los primeros (avances del sargazo) se puede medir con base en el que va llegando a las costas. Ahorita estamos en ceros, no hay sargazo y por lo que hemos podido checar en la red de monitoreo, prácticamente todo diciembre va a estar libre de sargazo y esperamos que lleguen los primeros recales muy muy bajos a principios de febrero; quizás a finales del mismo mes o hacia marzo, comience a intensificarse”.

Amaro explicó la trayectoria que sigue el sargazo para llegar a las playas mexicanas: “Hemos estado monitoreando las costas de África que es donde se comienza a desarrollar y hemos notado la mancha de sargazo frente a Sierra Leona, Ghana Guinea, también en la parte sur de Tanzania hemos detectado ya mayores descargas y con la corriente se acerca a América para llegar a la parte del Amazonas, donde se consolidan para tener un gran aporte de nutrientes. Ahí es donde el sargazo crece muchísimo y prácticamente hay presencia de sargazo en África Así que el próximo año también vamos a tener sargazo en las costas del Caribe”.

“Desde que se empieza a descubrir en África, hasta que llega a México, recorre 8,500 kilómetros, y más o menos avanza como dos mil kilómetros por mes, así que para que llegue a los 8,000 tarda más o menos unos cuatro meses. Así que se espera para marzo o abril, qué son los meses en los que empieza a ver una cantidad importante de sargazo”, agregó.

Así se vivió la proliferación del sargazo (FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO)
Así se vivió la proliferación del sargazo (FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO)

En busca de la solución

El arribo masivo de la macroalga tomó por sorpresa a todos en la región, pero aún así se emprendieron diversas acciones para frenar el avance del sargazo a las costas mexicanas. El gobierno mexicano, la administración de Quintana Roo, la sociedad civil y los hoteleros fueron los promotores de estas medidas para devolver el esplendor al Caribe mexicano.

En la zona se estableció el Plan General de Atención al Sargazo, en el que colaboraron la Secretaría de Marina-Armada de México, autoridades federales, estatales y municipales. Con éste se establecieron brigadas de limpieza compuestas por barredoras y tractores con contenedores en las playas públicas y privadas de Tulum, el área del Parque Nacional de Tulum; mientras que en Solidaridad (Cancún) y en Playa del Carmen, se implementaron las labores de retiro del sargazo y se instalaron barreras para la colecta de la misma.

“La estrategia principal del Plan General de Atención al Sargazo es evitar que el sargazo llegue a la playa mediante la contención del mismo, por un lado en alta mar, en puntos específicos determinados mediante estudios oceanográficos disponibles de corrientes marinas que indiquen las trayectorias más probables que seguiría el alga en su traslación natural en el océano, y por el otro, mediante el uso de barreras de contención cerca de la playa, que permitan confinar el sargazo en aguas someras… De esta manera se pretende conformar una infraestructura con los medios de personal, maquinaria, equipos y procedimientos, teniendo como meta contar con el mayor número de playas turísticas limpias en su totalidad”, explicó el Gobierno de México en un comunicado.

Esteban Amaro, hidrobiologo y director Técnico de la Red de Monitoreo del Sargazo, opinó por su parte que este año les sirvió para prepararse mejor: “Fue un período de aprendizaje, estamos en una etapa en la que todos los proyectos y propuestas son nuevos. Nadie tenía experiencia en el combate al sargazo, a pesar de que ya había venido en otros años, no fue la cantidad que llegó ahora y fue muy difícil de predecir. Ahora ya tenemos las plataformas satelitales que están abiertas para que nosotros sigamos su avance, pero antes eran canales a los que no se tenía acceso y esto ha sido a raíz de las reuniones que se solicitaron, del canal abierto para poder consultar como viene el sargazo, una y muchas incógnitas sobre la macroalga sargazo, así como cuál es la técnica de destrucción y su combate”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

“Es un desastre ecológico”: la crisis del sargazo en México

El desastre del sargazo en Cancún y la Riviera Maya no se limita al mar y la arena: “El aire apesta”

El esplendor regresó a las playas de Cancún: las lluvias y el mal clima alejaron al sargazo

Lo peor está por venir: descubrieron un “cinturón de sargazo” gigantesco que va de África al Golfo de México

Tulum bajo el sargazo: playas infestadas y la “mancha” pasó de 500 a 1.000 kms

MAS NOTICIAS