La defensa del actor mexicano quería demostrar defensa propia, pero el juez determinó que habrá juicio (Video: Telemundo)

Este jueves 22 de agosto se llevó a cabo en una corte criminal de Miami-Dade la audiencia por el caso del actor mexicano Pablo Lyle, acusado de homicidio involuntario.

La defensa esperaba presentar el testimonio de un testigo experto cuya opinión y reconstrucción de los hechos podría ayudar a Lyle para recuperar su libertad, pero el juez Alan Fine rechazó escucharlo.

Y es que los abogados del actor de telenovelas mexicanas querían demostrar que su cliente actuó en defensa propia al golpear con un puñetazo al cubano de 63 años Juan Ricardo Hernández, quien murió días después del altercado ocurrido el pasado 31 de marzo.

De haberlo conseguido, Pablo Lyle habría obtenido su libertad este mismo jueves, pero no fue así. De acuerdo con información de la cadena Univisión, el juez negó el argumento de defensa propia y estableció que hay bases para continuar con un juicio.

Pablo Lyle enfrenta cargos por homicidio involuntario (Foto: Captura pantalla Telemundo)
Pablo Lyle enfrenta cargos por homicidio involuntario (Foto: Captura pantalla Telemundo)

Lyle subió al estrado y relató lo ocurrido. "Tuve miedo", dijo el actor al recordar que Juan Ricardo se acercó al vehículo donde viajaba. "Sentí pánico, pensé que podía perder a mi familia", argumentó.

El mexicano recalcó que pensó que Hernández pudo haber tenido un arma con la cual habría dañado a su familia. AL estrado también subió Lucas Delfino, el cuñado de Pablo, quien reveló que Lyle mintió en su primera declaración, pues al principio se dijo que la hermana del actor estaba al volante, pero en realidad conducía Delfino.

En la audiencia también se obtuvieron declaraciones de dos testigos mujeres, madre e hija, quienes coincidieron que durante el enfrentamiento en las calles de Miami, Pablo estaba fuera de control. Una de ella escuchó cuando juan Ricardo Hernández le dijo: "No, no me pegues".

El juez Alan Fine determinó que sí habrá juicio contra el actor mexicano (Foto: Captura pantalla Telemundo)
El juez Alan Fine determinó que sí habrá juicio contra el actor mexicano (Foto: Captura pantalla Telemundo)

La defensa de Pablo Lyle había pedido a la fiscalía el inventario del vehículo de Juan Ricardo Hernández, pues buscaban conocer si había algún tipo de arma en el interior; sin embargo, la fiscalía lo ha proporcionado.

Bruce Lehr, abogado del actor, dijo al juez que Pablo solo "quería proteger a su familia y temía que Hernández tuviera un arma en su auto (…) Solo le pegó una vez, no usó una piedra ni le pegó repetidamente".

La defensa quiere respaldarse con la ley Stand your ground o Quédate donde estás, la cual permite a las personas defenderse con una "fuerza mortal" en caso de sentirse intimidados o en riesgo de sufrir algún peligro.

Pablo Lyle ha permanecido en Miami para atender el caso, sin posibilidad de trabajar (Foto: Captura pantalla Telemundo)
Pablo Lyle ha permanecido en Miami para atender el caso, sin posibilidad de trabajar (Foto: Captura pantalla Telemundo)

Es por eso que Bruce Lehr también aseguró que la "única opción" de Lyle era responder como lo hizo, pues al ir acompañado por su cuñado y sus hijos pequeños, "lo único que sabía es que (Hernández) era un hombre violento y maniaco".

Sin embargo, la fiscalía resaltó que Pablo golpeó "tan duro" a Juan Ricardo Hernández, que perdió la consciencia con el puñetazo. Una de las testigos también compartió que estaba enojada por lo que hizo Lyle, pues "uno no deja morir a una persona tirada en el piso. Eso ni siquiera se le haría a un animal".

(Video: Univision – Despierta América)

En los videos captados se ve que después de que Lyle golpeó a Hernández, éste cayó al suelo y quedó inconsciente. El hombre fue hospitalizado y falleció días después.

En una audiencia del pasado 1 de mayo, el juez Alan Fine fijó a Lyle una fianza de USD 50.000 se le presentaron cargos por homicidio involuntario y se le ordenó que permaneciera bajo arraigo domiciliario, con un brazalete para monitorearlo.

Dos detectives que fueron asignados al caso también rindieron su declaración en la audiencia de este 22 de agosto. El caso continuará con un juicio para determinar si Pablo Lyle es culpable de homicidio involuntario, cargos por los que podría enfrentar hasta 15 años de cárcel.