En medio de su batalla contra la depresión, Britney Spears es acosada y amenazada por su ex mánager

Britney Spears y su novio Sam Asghari
Britney Spears y su novio Sam Asghari

Un juez de Los Ángeles extendería este martes una orden de restricción de Britney Spears contra Sam Lutfi, que lo obliga a estar lejos tanto de la estrella pop como de su familia.

Lutfi, que fue mánager de Spears diez años atrás, se le ordenó el 8 de mayo que permaneciera alejado al menos 180 metros de la cantante, de sus padres y sus dos hijos; además de que no puede tener contacto ni hablar mal de ningún miembro de la familia.

La familia Spears está convencida de que Lufti guió a Britney por el mal camino, hecho que derivó en su primera crisis mental en 2007. Lo acusan de seguir molestándola y hostigándola con amenazas de publicar oscuros secretos en las redes sociales.

La medida judicial podría extenderse si lo autoriza el juez a cargo del caso. Spears, de 37 años, es poco probable que aparezca en la corte ya que no es necesaria su presencia. 

Sam Lutfi, ex representante de Britney Spears
Sam Lutfi, ex representante de Britney Spears

Los abogados de Spears presentaron la solicitud de extensión de la orden de restricción porque, supuestamente, Lutfi había estado enviando a la familia de Spears mensajes de texto de acoso y amenazas, y los despreciaba en las redes sociales.

"Las acciones del señor Lutfi causaron un trauma mental severo en un momento en que la señorita Spears se está recuperando del estrés relacionado con la salud de su padre y su trabajo", explica el documento presentado por los abogados de la estrella ante la Justicia.

En tanto, el abogado de Lutfi, Marc Gans, dijo a la prensa que la orden de restricción impuesta es demasiado amplia y viola los derechos civiles de su cliente. 

Una de las últimas fotos de Britney Spears tras salir de la clínica psiquiátrica (The Grosby Group)
Una de las últimas fotos de Britney Spears tras salir de la clínica psiquiátrica (The Grosby Group)

La petición de la última orden de restricción señala que Lutfi amenaza la "seguridad y bienestar" de la popular cantante y le ha causado un "trauma mental grave". 

Lutfi demandó a la familia Spears en 2009 argumentando que la artista había incumplido un contrato que tenía con él y además aseguró que Jamie Spears lo había golpeado y la madre de la cantante, Lynne Spears, lo había difamado en un libro autobiográfico.

Por otro lado, Jamie Spears a principios de la semana pasada notificó al tribunal que está tratando de extender la tutela de su hija a los estados de Louisiana, Hawai y Florida.   

La cantante fue internada en un psiquiátrico el mes pasado tras sufrir una recaída por los problemas de salud de su padre. Por tal motivo, además suspendió sus shows en Las Vegas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: