Policías se hacen pasar por repartidores de Amazon y FedEx para arrestar a delincuentes sexuales en el metro de Nueva York

La práctica fue reconocida por la policía pero fuertemente criticada por organizaciones de libertades civiles que la ven como una violación a la privacidad

Dos policías encubiertos como empleados de Amazon y Fedex patrullando el metro de Nueva York
Dos policías encubiertos como empleados de Amazon y Fedex patrullando el metro de Nueva York

El Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York está usando agentes encubiertos que se hacen pasar por repartidores de Amazon y FedEx en el sistema de metro para atrapar delincuentes sexuales.

Esta semana aparecieron en la web fotos de dos oficiales, identificados por los collares con insignias de las compañías, en la estación de metro Myrtle-Broadway en Brooklyn.

De acuerdo con un portavoz de la policía, eran oficiales de tránsito que realizaban patrullas vestidos de civil “debido al entorno único y los desafíos que se presentan en el sistema de tránsito de la ciudad de Nueva York”.

Los policías de civil tienen como objetivo “disuadir de la actividad delictiva” a personas dedicadas al robo de carteras en el metro, así como a los delincuentes sexuales.

“El Departamento de Policía de Nueva York continúa realizando despliegues de patrullas mejoradas en el sistema de metro y sigue muy enfocado en el número relativamente pequeño de personas responsables de gran parte del crimen y el desorden de la ciudad de Nueva York”, agregó la policía.

El tema no es menor, pues pese a las intenciones de la policía no es regular que agentes de seguridad se camuflen de civiles, y menos de empleados de compañías privadas, para prestar sus servicios de manera secreta.

La información, obtenida por el proyecto Motherboard de Vice News, fue contrastada con FedEx y Amazon, y mientras la primera empresa se negó a comentar, remitiendo los cuestionamientos a la policía de Nueva York, la segunda admitió que desconocía que la policía neoyorquina estaba utilizando sus logos para hacerse pasar por trabajadores de la empresa.

La seguridad pública en el metro se ha convertido en un tema muy debatido, con la percepción general de que la delincuencia está empeorando. Según las estadísticas más recientes de la Policía de Tránsito de la Ciudad de Nueva York, han ocurrido 87 agresiones más por delitos graves, 35 robos más, 218 casos más de hurto mayor y tres violaciones más en el sistema de tránsito hasta mayo de este año en comparación con el mismo período anterior.

Las fotos fueron subidas a la web por un ciudadano y causaron polémica por la práctica de la policía
Las fotos fueron subidas a la web por un ciudadano y causaron polémica por la práctica de la policía

Además han ocurrido cuatro asesinatos en el sistema de tránsito en el mismo período cada año. Estos son índices de criminalidad históricamente bajos en el metro, como informa el propio NYPD para los años que se remontan a 1997. Durante los meses de enero a mayo, hubo más delitos graves por día en el sistema de metro en todos los años desde 1997 hasta 2006, así como 2012, 2013, 2016, 2017 y 2018.

Los agentes vestidos de civil y encubiertos han sido durante mucho tiempo un problema para los grupos de libertades civiles. Michael Sisitzky, asesor principal de políticas de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, le dijo a Motherboard por correo electrónico: “El uso de oficiales no uniformados fue una parte clave del exceso de vigilancia en las comunidades negras y latinas en el punto álgido de la vigilancia de ventanas rotas. El alcalde (Eric) Adams reconoció esto en su promesa de no utilizar agentes vestidos de civil para controlar las armas”.

“Si bien cualquier encuentro entre la policía y miembros del público tiene el potencial de escalar, ese riesgo puede ser aún mayor cuando las personas no se dan cuenta de que un oficial de policía se les está acercando o deteniendo, y el despliegue de oficiales disfrazados no inspira confianza en comunidades que ya son blanco de una vigilancia generalizada y una aplicación desproporcionada”, agregó.

El alcalde de Nueva York Eric Adams. REUTERS/Eduardo Munoz
El alcalde de Nueva York Eric Adams. REUTERS/Eduardo Munoz

Del mismo modo, Loyda Colón, vocera de Communities United for Police Reform y directora ejecutiva del Comité de Justicia, compartió con el medio sus preocupaciones por las fotos, las cuales muestran, según ella, un “sorprendente abuso de la confianza pública, un mal uso del dinero de la ciudad y plantean serias preocupaciones las corporaciones y su colaboración con la policía de Nueva York”.

Además, Colón criticó al alcalde Eric Adams por inyectar dinero a lo que considera son “tácticas policiales ineficaces” que acusa de abusivas, pues criminalizan a poblaciones negras, latinas y a “neoyorquinos de color”.

“Necesitamos enfoques innovadores para la seguridad pública que se basen en la equidad y prioricen garantizar que todos los neoyorquinos tengan lo que necesitan para prosperar, no oficiales de la policía de Nueva York que acechan en los subterráneos disfrazados de Amazon, FedEx u otros uniformes corporativos para engañar y arrestar a los neoyorquinos”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR