EEUU anunció sanciones contra Bielorrusia por el desvío del avión y lo calificó como “un desafío directo a las normas internacionales”

la Casa Blanca dijo en un comunicado que elabora con la Unión Europea una lista de penalidades “selectivas contra miembros clave del régimen de Alexander Lukashenko

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki
La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki

Estados Unidos anunció el viernes que impondrá una serie de sanciones contra Bielorrusia, tras el desvío de un vuelo de Ryanair el domingo y la detención de un opositor político en Minsk.

Además de las medidas ya anunciadas en las últimas semanas, la Casa Blanca dijo en un comunicado que elabora con la Unión Europea “una lista de sanciones selectivas contra miembros clave del régimen de (Alexander) Lukashenko”.

“El desvío forzoso por parte de Bielorrusia, con falsos pretextos, de un vuelo comercial de Ryanair que circulaba entre dos estados miembros de la Unión Europea” y el arresto del periodista Román Protasévich “constituyen un desafío directo a las normas internacionales”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Las sanciones económicas contra nueve empresas estatales bielorrusas, impuestas de nuevo en abril tras la represión de manifestantes prodemocracia, entrarán en vigor el 3 de junio.

Tras las disputadas elecciones de 2006, Washington prohibió todas las transacciones con estas empresas.

El Tesoro de Estados Unidos suspendió luego estas sanciones en 2015, acogiendo con satisfacción algunos avances, pero el gobierno estadounidense advirtió a fines de marzo que esta suspensión no podría renovarse en la próxima fecha límite.

El dictador bielorruso Alexander Lukashenko
El dictador bielorruso Alexander Lukashenko

La Casa Blanca también emitió una advertencia de “No viajar” a Bielorrusia para los ciudadanos estadounidenses y advirtió a los aviones de pasajeros estadounidenses que “tengan extrema precaución” si consideran volar sobre el espacio aéreo bielorruso.

Además confirmó que el Departamento de Justicia, incluido el FBI, está investigando el incidente en cooperación con sus homólogos europeos.

La UE, por su parte, está estudiando la posibilidad de sanciones contra Bielorrusia, que podrían apuntar a las exportaciones de potasa y al tránsito de gas ruso, dos importantes fuentes de ingresos para el país, dijo el jueves el diplomático europeo Josep Borrell.

Bruselas ha pedido a las aerolíneas evitar Bielorrusia.

Minsk sostiene que el avión fue desviado debido a una amenaza de bomba y que la detención de Protásevich y su novia, Sofía Sapega, fue azarosa.

El periodista y activista Roman Protasevich
El periodista y activista Roman Protasevich

La supuesta amenaza de bomba contra el vuelo de Ryanair, que el gobierno bielorruso usó como argumento para forzar el aterrizaje en Minsk, se recibió después de que el avión fuera desviado, afirmó la firma de correos electrónicos Proton Technologies basada en Suiza.

La empresa, que se jacta de proteger los datos de sus usuarios, no quiso comentar en detalle el correo electrónico en cuestión y aseguró que, al estar cifrado, “no se puede acceder o verificar su contenido”. “Sin embargo, sí podemos ver cuándo se envió el mensaje y este correo concreto fue enviado después de que el avión se desviara”, dijo la compañía.

Lukashenko provocó las críticas internacionales cuando decidió interceptar, usando un caza de la Fuerza Aérea, el vuelo de Ryanair entre Atenas y Vilna, en el que viajaban Protasevich y su novia, Sofia Sapega, que fueron detenidos tras el aterrizaje de emergencia. Las autoridades bielorrusas afirmaron que el aeropuerto de Minsk había recibido un mail firmado por el movimiento islamista Hamas informando de que había una bomba a bordo y que el mensaje procedía de una dirección de protonmail.com.

La transcripción de los intercambios entre la torre de control y el avión muestra que se informó al piloto de la amenaza a las 09.30 GMT y que un minuto después se recomendó el aterrizaje en Minsk.

Según las autoridades de Bielorrusia, el correo electrónico en cuestión terminaba con la siguiente amenaza: “Sabemos que los participantes en el foro económico de Delphi vuelven a casa en el vuelo FR4978. Una bomba ha sido colocada a bordo de este avión. Si no responden a nuestras reivindicaciones, estallará a la altura de Vilna. Allahu Akbar (Dios es el más grande, en árabe)”.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO: