Sin sábanas y con ropa de papel: las medidas de seguridad para que Ghislaine Maxwell no se suicide en prisión

La ex novia y mano derecha de Jeffrey Epstein se presentará ante el tribunal el próximo martes en Nueva York y podría enfrentar hasta 35 años de prisión si es declarada culpable de “facilitar” las menores que fueron abusadas por el fallecido financista

Ghislaine Maxwell está detenida en el Centro de Detención Metropolitana de Brooklyn
Ghislaine Maxwell está detenida en el Centro de Detención Metropolitana de Brooklyn

Por temor de que la ex novia y socia del fallecido financista Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, se suicide tras su arresto el jueves pasado en New Hampshire, por múltiples cargos, entre ellos tráfico de menores, las autoridades federales de Nueva York ordenaron quitarle la ropa y las sábanas de su celda y la hicieron usar una vestimenta de papel, dijo este jueves un funcionario familiarizado con el asunto a AP.

Maxwell, de 58 años, se encuentra detenida en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn, que alberga a más de 1.600 reclusos y reclusas. Es el mismo penal donde Epstein se quitó la vida el 10 de agosto de 2019.

El Departamento de Justicia ha implementado protocolos de seguridad adicionales y los funcionarios federales se han encargado específicamente de garantizar una protección adecuada para Maxwell, dijo el funcionario. Este tipo de medidas fueron adoptadas para evitar que se dañe a sí misma, y en caso de que otros reclusos puedan atacarla.

Los otros protocolos establecidos para el confinamiento de Maxwell incluyen asegurar que tenga una compañera de celda, que sea monitoreada y asegurarse de que siempre haya alguien con ella mientras está tras las rejas, añadió el funcionario.

La preocupación surge en parte porque Epstein, de 66 años, se suicidó mientras estaba bajo custodia por cargos de tráfico sexual. El Procurador General William Barr calificó que su muerte fue el resultado de la “tormenta perfecta de errores”.

Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell
Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell

Maxwell, hija del difunto magnate de la publicación británica Robert Maxwell, fue la ex novia y confidente de Epstein. Está acusada de participar de un red de conspiración para atraer a menores de edad a participar en actos sexuales ilegales con Epstein desde 1994 hasta 1997 y en algunas ocasiones se unió a él para abusar sexualmente de las niñas, según la acusación en su contra.

La semana pasada, Maxwell fue detenida en una mansión del estado de New Hampshire y acusada de ayudar al magnate en una trama de abuso sexual a menores tras permanecer en paradero desconocido durante un año.

Maxwell ha contratado para su defensa a Christian Everdell, un ex fiscal adjunto que fue premiado por su trabajo en la investigación y captura del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Así se desprende del documento más reciente publicado en el caso, una carta dirigida a la jueza federal Alison Nathan en la que su defensa dice que Maxwell ha accedido a presentarse de manera “remota” desde el Centro de Detención Metropolitana de Brooklyn en la comparecencia de formulación de cargos y que “todas las partes” están disponibles la mañana del 14 de julio.

La carta está firmada por Christian Everdell y Mark Cohen, del bufete de abogados internacional Cohen & Gresser, especializado en litigios de alto perfil que incluyen instituciones financieras y grandes empresas. En concreto, Everdell fue fiscal adjunto durante una década en el distrito sur neoyorquino, donde se juzga a su clienta, y que formó parte de las unidades de fraudes complejos, cibercrimen, terrorismo y narcóticos.

En 2014, su equipo recibió el premio True American Hero (Verdadero héroe estadounidense) de la Fundación de Agentes Federales Antidroga por “su trabajo en la investigación y captura del ex jefe del cártel de drogas de Sinaloa en México, Chapo Guzmán.

De acuerdo al diario local New York Post, ex compañeros del abogado dijeron que este podría utilizar su experiencia en casos de alto perfil para lograr que Maxwell coopere en el caso e implique a terceras personas a cambio de beneficios. Entre los posibles implicados se destaca el príncipe Andrés, miembro de la familia real británica y amigo cercano de Epstein cuando se encontraba con vida.

Maxwell fue imputada por la Oficina del Distrito Sur de Nueva York, que a la vez acusó a Epstein en julio de 2019 de crear una red de tráfico sexual de menores entre 2002 y 2005 y abusar de decenas de ellas en sus mansiones de la Gran Manzana y Florida, un caso penal que debió cerrarse debido a su suicidio en la prisión, donde esperaba el juicio.

La fiscal en funciones, Audrey Strauss, anunció seis cargos para Maxwell: cuatro relacionados con su papel en la presunta trama de abusos sexuales a menores en torno al financista, y dos de falso testimonio a la Justicia.

Con información de AP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El temor del príncipe Andrés: qué dirá la ex de Jeffrey Epstein sobre su relación con una menor de 17 años

MAS NOTICIAS