Los motivos de la rebelión de los jugadores del Manchester United contra Solskjaer

Luego de perder en seis de sus últimas 12 presentaciones, parte del plantel de los Diablos Rojos no se encuentra a gusto con el entrenador noruego

Guardar

Nuevo

El plantel del Manchester United no se encuentra a gusto con Ole Gunnar Solskjaer (EFE/EPA/PETER POWELL)
El plantel del Manchester United no se encuentra a gusto con Ole Gunnar Solskjaer (EFE/EPA/PETER POWELL)

Pese a las importantes incorporaciones que realizó en el último mercado de pases, el Manchester United no termina de dar el salto de calidad que se le espera y algunos resultados comenzaron a encender las luces de alarma.

Tras la caída en el clásico ante el Manchester City, los Diablos Rojos aparecen con 17 unidades en la sexta colocación, fuera de los puestos que otorgan una plaza a las competencias internacionales de la próxima temporada y a nueve del líder Chelsea. Otro número alarmante es que perdieron en seis de sus últimas 12 presentaciones.

Según informa el Daily Mail, este presente provocó una especie de “rebelión” dentro del plantel en contra del director técnico Ole Gunnar Solskjaer. La misma sería llevada adelante por el portugués Bruno Fernandes, una de las principales figuras del equipo. El mediocampista considera que tanto el noruego como su cuerpo técnico no brindan “un plan claro”, mientras que otros le achacan el esquema defensivo que “no se adapta a las ambiciones del club”.

Bruno Fernandes sería uno de los futbolistas que lleva adelante la rebelión contra Ole Gunnar Solskjaer (REUTERS/Dave Thompson)
Bruno Fernandes sería uno de los futbolistas que lleva adelante la rebelión contra Ole Gunnar Solskjaer (REUTERS/Dave Thompson)

El artículo también hace foco en Cristiano Ronaldo, quien se encuentra sorprendido por cómo han caído los estándares desde su partida rumbo al Real Madrid. Sostienen que esta frustración que arrastra desde hace varios encuentros se vio reflejada en la dura e innecesaria falta que le propinó a Kevin De Bruyne sobre el final del partido y que le valió una tarjeta amarilla. Además, en las últimas semanas salieron a la luz algunos cortocircuitos entre el delantero y el entrenador.

Hay una sensación dentro del vestuario de que Solskjaer muestra favoritismo hacia algunos jugadores y es demasiado blando con el equipo. Se han hecho preguntas sobre si la tasa de trabajo del United sería tan baja si Guardiola o Jurgen Klopp estuvieran a cargo”, sostuvo el rotativo británico.

Uno de los casos que más sorprende a la plantilla es el del neerlandés Donny van de Beek, quien no cuenta prácticamente con minutos bajo el mando de Solskjaer. Sus compañeros de equipo no entienden la falta de oportunidades que se le dieron al ex Ajax.

Otro caso que llamó la atención fue el de Marcus Rashford, quien no se entrenó ni el jueves ni el viernes (tampoco estuvo alojado en el mismo hotel que el equipo debido a que tenía síntomas de gripe tras el viaje a Atalanta por la Champions League) pero fue una de los primeros cambios que realizó en el clásico, por delante de futbolistas como Jesse Lingard o Anthony Martial, quienes se encontraban en plenitud física. “La decisión desconcertó a sus compañeros de equipo”, recalcó el mencionado medio.

El diario inglés también advierte de otra polémica decisión del director técnico que no fue bien vista por la mayoría de los futbolistas. Pese a la crisis que atraviesan los Diablos Rojos, Solskjaer decidió darles una semana de vacaciones.

El noruego, que en las últimas horas regresó a su país para tener unos días de descanso, tomó esta medida debido a que la gran mayoría del plantel se encuentra afectado a la Fecha FIFA.

“Tengo buena comunicación todo el tiempo con el club, somos muy francos y honestos sobre la situación. Trabajo para el United y quiero lo mejor para el equipo. Mientras esté aquí haré lo que pueda para mejorar esto, y eso es volver a lo que empezamos a ser”, declaró el estratega nórdico ante la prensa.

Vale destacar que el Manchester United fue una de las instituciones que más ruido hizo en el pasado mercado de pases al incorporar a Jadon Sancho (85 millones al Borussia Dortmund), Raphael Varane (40 millones al Real Madrid) y Cristiano Ronaldo (15 millones a Juventus).

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo