Es el 16° del mundo, fue campeón en el Masters 1000 de Miami hace unos días y pasó la rueda de prensa más incómoda de su carrera

El polaco Hubert Hurkacz, dueño del Masters 1000 de Miami hace unos días, debutó con un triunfo en Montecarlo y se llevó una desagradable sorpresa durante la atención a la prensa

No es la primera vez que ocurre en el mundo del deporte, pero no deja de sorprender. En este caso, el tenis fue el espacio donde se vivió una de las escenas más incómodas de los últimos años. El protagonista central del hecho fue Hubert Hurkacz, actualmente 16 del mundo y quien hace apenas unos días ganó el Masters 1000 de Miami. Sin embargo, esos no fueron demasiados pergaminos para que tras su debut triunfal en Montercalo alguien se interesara en preguntarle algo.

El deportista de 24 años acudió a la sala de conferencia y esperó alguna consulta luego de eliminar al italiano Thomas Fabbiano por 6-3, 3-6 y 6-3 en casi dos horas de acción. Pero eso nunca llegó.

“Tal vez un par de preguntas en inglés, y luego cambiaremos al polaco”, avisó la encargada de gestionar las entrevistas virtuales para el tenista que este año también ganó el ATP 250 de Delray Beach y vive la mejor temporada de su carrera teniendo en cuenta que sólo había sido campeón una sola vez en 2019. “¿Quién quiere empezar?”, insistió mientras la cara de Hurkacz se iba transformando.

“Por favor levante la mano...”, advirtió. “¿Alguna pregunta en ingles?”, consultó ante el incómodo silencio que se extendía cada vez más. “¿No? ok, cambiaremos al polaco”, buscó transformar lo ocurrido. Pero nadie intentó hablar con el tenista: “¿Alguna pregunta?”.

La encargada de gestionar la conferencia sintió la incomodidad en el ambiente y decidió advertirle al deportista que los periodistas habían requerido su presencia: “Quiero decir, te pidieron, Hubert”.

El hombre que transita en su mejor ranking como profesional quebró el silencio, pero visiblemente incómodo: “¿Sin preguntas? ¡Ok! Esa es una linda conferencia de prensa. Gracias a todos...”. Y terminó con la incertidumbre: levantó su pulgar como agradeciendo el mal momento que le hicieron marchar y se fue de la sala.

El polaco acumula 15 triunfos en esta temporada y apenas 5 derrotas. Más allá del título hace unos días en Miami tras imponerse sobre el italiano Jannik Sinner en la final y la corona en Delray Beach contra Sebastian Korda en enero, también arribó a cuartos de final del ATP 250 de Melbourne en febrero.

Sus pasos en el Masters 1000 de Montecarlo, el segundo del año, continuarán en la segunda ronda contra el británico Dan Evans, quien en su estreno superó en tres sets a Dusan Lajovic.

SEGUIR LEYENDO: