La historia de Agustín Palavecino: de casi dejar el fútbol a marcar un gol en la Bombonera en su debut en un Superclásico

Debido a su físico jugó poco en inferiores y pasó por su cabeza abandonar su sueño. El domingo se convirtió en el héroe de River gracias a su gol de cabeza ante Boca

Sin saberlo, el 12 de septiembre de 2018 la carrera de Agustín Palavecino comenzó a cambiar. Pese a que ese día Platense perdió 2 a 0 ante River y quedó eliminado en octavos de final de la Copa Argentina, sus pinceladas dentro del campo de juego llamaron la atención de Marcelo Gallardo, quien desde entonces lo puso dentro de su agenda para incorporarlo.

Tras su paso por el Ascenso del fútbol argentino y luego de brillar con la camiseta de Deportivo Cali, el exquisito mediocampista cumplió su sueño: con un brillante cabezazo descolocó a Esteban Andrada para decretar el 1 a 1 ante Boca en su debut -también fue su primer encuentro como titular- en un Superclásico. Sin embargo, el nacido en Florida, Buenos Aires, el 9 de noviembre de 1996, tuvo un difícil comienzo en el que pensó muchas veces en dejarlo todo.

Agustín Palavecino comenzó a estar en el radar de Marcelo Gallardo cuando enfrentó a River por Copa Argentina (@agusspalavecino)
Agustín Palavecino comenzó a estar en el radar de Marcelo Gallardo cuando enfrentó a River por Copa Argentina (@agusspalavecino)

Luego de estampar su rúbrica con River hasta 2024, el volante en distintas entrevistas explicó que debido a su pequeño físico prácticamente no jugaba en las inferiores del Calamar. Aseveró que entre Novena y Sexta División jugó 10 partidos en cuatro años. En muchas ocasiones ni siquiera era convocado, y si no hubiese sido por la insistencia de los distintos técnicos hacia los dirigentes para que aguardaran por su evolución física, su destino podría haber sido otro. “Por momentos pensé en largar todo”, expresó.

Sobre el final de su andar por la Quinta División comenzó a cambiar la suerte de Pala. Aprovechó al máximo los minutos que tuvo y rápidamente fue subido a la Reserva, donde tras dos semanas fue promovido al primer equipo. Una historia de superación, la de alguien que no se dejó doblegar pese a todas las adversidades que se le presentaron.

El debut del primo de Erik Lamela, una de las grandes joyas surgidas de la cantera de River Plate -hoy en Tottenham de Inglaterra-, fue el 11 de marzo de 2015, en una igualdad 0 a 0 ante Barracas Central por un duelo correspondiente a la B Metro (ingresó a los 39 minutos de la primera parte por Jonathan Bustos). Dos meses más tarde, llegó su bautismo en la red, en la victoria por 2 a 1 ante Comunicaciones en condición de visitante.

Agustín Palavecino confesó que en su cabeza pasó la idea de dejar al fútbol cuando no tenía continuidad debido a su físico (@agusspalavecino)
Agustín Palavecino confesó que en su cabeza pasó la idea de dejar al fútbol cuando no tenía continuidad debido a su físico (@agusspalavecino)

Luego de que le dieran la oportunidad, la carrera de Palavecino fue meteórica. Con la camiseta del Marrón, donde logró el ascenso a la Primera Nacional en 2018, disputó un total de 104 partidos y marcó ocho goles.

Su gran explosión fue en Deportivo Cali, institución que no dudó en apostar por esta incipiente gema del ascenso argentino. Aunque la mayoría de los encuentros los disputó como mediocentro, en territorio cafetero Palavecino se fue transformando en un futbolista total, al desempeñarse tanto como de interior o extremo (por ambas bandas). Dijo presente en 64 partidos, aportando 17 goles y 12 asistencias. Además, fue subcampeón de la Copa Colombia de 2019.

Es un jugador muy moderno. Quizá no luce tanto porque no anda con la pelota, pero es el jugador que todo entrenador quiere tener. Es muy generoso. Agustín suma una cosa que no es común en los 10: es el que más corre de nuestro equipo”, supo describirlo su ahora ex entrenador, Alfredo Arias, en diálogo con TyC Sports en enero de este año. El estratega uruguayo, además, lo comparó con Nacho Fernández, hoy en Atlético Mineiro de Brasil: “A Agustín se lo puede poner en la banda y al mismo tiempo él se cierra y llega al área. Nosotros lo hemos utilizado en un 4-2-3-1, ubicado detrás del 9, y realmente es muy generoso. Es muy parecido a Nacho Fernández, que también tiene ese recorrido y la única diferencia que encuentro es que uno es diestro (Palavecino) y el otro es zurdo...”.

Agustín Palavecino explotó con la camiseta de Deportivo Cali (EFE/Juan Mabromata)
Agustín Palavecino explotó con la camiseta de Deportivo Cali (EFE/Juan Mabromata)

Luego de una dilatada y mediática negociación, la dirigencia de River tachó uno de los pedidos del entrenador, quien, fiel a su estilo, fue dosificándole los minutos a Pala hasta su prueba de fuego en La Bombonera. Sus pinceladas ante Rosario Central, Platense y Argentinos Juniors le permitieron ganarse un lugar de titular nada más ni nada menos que en el Superclásico contra Boca.

Palavecino venía jugando, en otro campeonato, con otra dinámica. Todavía se tiene que adaptar al fútbol argentino. Es cuestión de tiempo para que todos los refuerzos apliquen nuestro estilo. Muchos de los jugadores que han llegado han tenido su proceso de adaptación. Yo creo que el jugador argentino madura más lento de lo que se hacía antes”, analizó el Muñeco en la antesala al duelo con el Xeneize.

El destino le hizo un guiño al volante de 24 años en su cuarta de presentación con la banda cruzada en el pecho. En la cabeza de Marcelo Gallardo estaba la idea de reemplazarlo (incluso un futbolista ya estaba preparado para ingresar en su lugar), pero el joven apareció en el área para conectar de cabeza un preciso centro de Fabrizio Angileri. “Iban a salir los dos (Angileri y Palavecino) y terminaron haciendo el gol. El fútbol tiene esas cosas. Lo dejé a Pala porque el gol por ahí le daba confianza. Fabrizio venía de una semana complicada, no había entrenado toda la semana”, confesó el DT.

Aunque su historia en River recién comienza, con este gol, Agustín Palavecino terminó de ganarse la confianza de todos los hinchas millonarios ¿y la de Marcelo Gallardo para agarrar la titularidad y no largala más?

SEGUIR LEYENDO: