Frenética definición del grupo de Defensa y Justicia: los insólitos errores de los argentinos en el final que clasificaron al último de la zona

Con la derrota frente al Santos y la victoria de Delfín ante Olimpia, los dirigidos por Hernán Crespo quedaron terceros en su zona y jugarán la Copa Sudamericana

Definición del grupo de Defensa y Justicia


De estar clasificado a la próxima ronda de la Copa Libertadores, a estar eliminado. En pocos minutos, Defensa y Justicia no pudo cumplir con su sueño en su primera participación histórica en el máximo torneo de clubes de Sudamérica. En una atrapante definición, el equipo de Hernán Crespo cayó contra el Santos en su visita a Brasil y como Delfín venció a Olimpia en Paraguay, fue el conjunto ecuatoriano el que pasó a los octavos de final como segundo del Grupo G.

Antes del comienzo de la sexta y última fecha de la zona, el Halcón de Florencio Varela corría con ventaja: llegó a la jornada decisiva con 6 puntos, uno más que los paraguayos y dos más que el equipo con sede en Manta, que se posicionó último del grupo.

Con el correr de los minutos todo cambió y, finalmente, fue Delfín el conjunto que llegaba con menos posibilidades para clasificar a los octavos de la Libertadores, el que se aseguró jugar la próxima instancia del campeonato. Todo se desarrolló en los frenéticos 10 minutos finales de ambos partidos, donde los ecuatorianos lograron anotar un tanto y al Halcón le dieron vuelta el partido.

La historia tuvo un inicio favorable para Defensa y Justicia. Después de que ambos partidos terminaron sin goles en la primera etapa, un buscapié punzante de Pizzini encontró el oportunismo de Braian Romero para que el goleador festeje el 1 a 0 a favor del equipo de Crespo. Eso sucedió a los 6 minutos de la segunda parte del duelo que se disputaba en el estadio Urbano Caldeira.

Brian Romero festeja el gol de Defensa y Justicia contra Santos (REUTERS/Amanda Perobelli)
Brian Romero festeja el gol de Defensa y Justicia contra Santos (REUTERS/Amanda Perobelli)

Pero todo empezó a cambiar cuando restaban menos de un cuarto de hora. A los 33′ y tras una serie de rebotes, Lucas Braga encontró la pelota en el área chica y puso la igualdad parcial para los brasileños. Ese fue el primer aviso para Defensa, que sólo 180 segundos más tarde recibió malas noticias desde Asunción: el uruguayo Agustín Ale conectó de cabeza tras un centro y puso en ventaja a Delfín contra Olimpia. Quedaban menos de 10 minutos y el escenario estaba abierto con el empate parcial en Brasil y el triunfo momentáneo de los ecuatorianos.

Así transcurrió la definición del Grupo G hasta que una jugada provocó un giro inesperado. Un largo pelotazo tomó adelantada a la defensa del conjunto argentino, Braga dominó el balón y se fue con destino al arco defendido por Unsain. Sin marca, el atacante llegó hasta la puerta del área chica y esperó la llegada de Marcos Leonardo Santos Almeida: el joven delantero de 17 años, casi sin oposición, definió con el arquero argentino ya rendido y puso el 2-1 para los locales.

Abajo en el marcador, y con la novedad que Delfín estaba superando al equipo de Daniel Garnero, los de Crespo fueron a buscar el gol que les daba la clasificación.

En el cuarto minuto de descuento, a los 94 del total, hasta el propio arquero Unsain fue hasta el arco rival a intentar conseguir el tanto salvador. Y quedó a un paso de la hazaña. Con una pelota parada a favor, la pelota voló al área del Santos, después de unos rebotes, el portero cabeceó el balón y habilitó a Romero, que cuando estaba dispuesto a rematar debajo de los tres palos, se encontró con el mediocampista Diego Cristiano, que sumado a la resistencia del arquero Paulo, evitaron el empate de la visita.

Santos le ganó a Defensa y Justicia con un gol en el final del partido y lo eliminó de la Libertadores (REUTERS/Alexandre Schneider)
Santos le ganó a Defensa y Justicia con un gol en el final del partido y lo eliminó de la Libertadores (REUTERS/Alexandre Schneider)

Con la caída de Defensa y Justicia en Brasil y el triunfo de Delfín en Paraguay se dio lo que pocos esperaban. Los ecuatorianos, que llegaron últimos a la definición del grupo, terminaron clasificando en la segunda posición con siete puntos. El equipo argentino, que al comienzo de la jornada era el mejor posicionado para meterse en los octavos de final de la Libertadores, se tuvo que conformar con seguir en el ámbito internacional: ahora jugará la Copa Sudamericana. Por su parte, Olimpia, que llegaba con buenas chances y el valor de jugar en casa, se despidió del torneo que supo ganar por última vez en la edición 2002.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Mariano Closs relató el “famoso tercero” de River y los hinchas llenaron de memes las redes sociales

Cuándo será el sorteo de los octavos de final de la Copa Libertadores: qué rivales les pueden tocar a River y a Boca