Williams acusó al juez de silla y le dieron un game por ganado a Osaka a raíz de eso (Reuters)
Williams acusó al juez de silla y le dieron un game por ganado a Osaka a raíz de eso (Reuters)

La final femenina del US Open vivió su momento de furia con Serena Williams como la gran protagonista de la polémica tras tener una feroz pelea con el juez de silla.

La norteamericana caía 6-2 e igualaba 1-1 en el segundo set contra la japonesa Naomi Osaka cuando su entrenador Peter Mouratoglou le hizo un claro gesto desde la tribuna. Algo que está prohibido. El juez le realizó un "coaching", una advertencia de esa situación.

Ya con el partido 3-1 a favor, la seis veces ganadora del US Open cedió su servicio y rompió su raqueta contra el piso. Esta vez el castigo fue peor: comenzó el siguiente game 15-0 abajo. Eso sacó de quicio a la norteamericana.

En el cambio de lado del 4-3, la menor de las hermanas Williams le faltó el respeto a la autoridad arbitral y tuvo que afrontar la peor sanción. El juez le dio esta vez un game por ganado a la asiática y el escándalo se encaminó.

Finalmente, tras las acusaciones de la ex número 1 del mundo contra los autoridades, Osaka se llevó el partido por 6-2 y 6-4 en 1 hora y 21 minutos de acción.

Sin embargo, el resultado quedó a un costado: durante la premiación la ganadora fue abucheada por el público y Williams lloró durante el discurso ante el público.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: