Justin Kluivert es la gran promesa del Ajax, club que sueña volver a tener el protagonismo que supo tener en la década del 60 con el "Fútbol total" de la mano de Johan Cruyff y en los 90 con aquel equipo que se coronó campeón de la Champions League en 1995 con Clarence Seedorf, Patrick Kluivert y Edgar Davids como estandartes.

Este fin de semana, el joven delantero, hijo del ídolo del club holandés, demostró que las esperanzas puestas sobre él no son un error. En el encuentro de su equipo ante el Willem II por la jornada 18 de la Eredivise, dio muestras de lo que es capaz de hacer con un balón.

El delantero de 18 años tomó la pelota en el sector izquierdo del ataque, enganchó hacia adentro y emprendió una corta pero eficaz corrida hacia el área para sacarse la marca de encima, encontrar el hueco y definir de derecha al ángulo más lejano.

El tanto, al estilo "Lionel Messi" pero con la diestra, dio la vuelta al mundo rápidamente y ya se hizo viral. El tiempo dirá si este gol que ayudó a su equipo a imponerse 3-1 en su estadio fue una mera casualidad o es el inicio de una serie de jugadas que llevarán al Ajax nuevamente a la gloria.

LEA MÁS: