Avión que salió desde Medellín con destino a Ciudad de México tuvo que ser devuelto al país tras reportar falla mecánica

En momentos previos a realizar maniobras de aterrizaje, el capitán de la aeronave informó de la falla y del regreso al país, tras 3 horas de vuelo

Foto de archivo. Un avión Airbus A320-200 de la aerolínea Viva Air es visto en el aeropuerto El Dorado en Bogotá, Colombia, 8 de mayo, 2019. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Un avión Airbus A320-200 de la aerolínea Viva Air es visto en el aeropuerto El Dorado en Bogotá, Colombia, 8 de mayo, 2019. REUTERS/Luisa González

Sobre el medio día del lunes 5 de diciembre, 210 pasajeros protagonizaron el caos en el punto de atención de Migración del Aeropuerto José María Córdova. Pues, estas personas llegaron luego de que el vuelo VH 476 de la aerolínea de bajo costo Viva Air fuera devuelto desde el territorio mexicano.

El avión salió a las 8:30 de la mañana desde el aeropuerto ubicado en Rionegro (Antioquia) con destino a la Ciudad de México. El viaje transcurría con total normalidad hasta que, a pocos minutos de realizar labores de aterrizaje, el capitán de la aeronave informó a la tripulación y a los pasajeros sobre una falla que presentaba en uno de sus motores.

La eventualidad se presentó pasadas las tres horas de vuelo, por lo que la zozobra se apoderó de los pasajeros, quienes perdieron esperanza de aterrizar a la hora estimada en suelo mexicano.

A pesar de que el avión estaba más cerca de Ciudad de México que de Medellín, tuvo que ser devuelto a la ciudad colombiana, pues según indicó la aerolínea, el aeropuerto José María Córdova es la base de Viva Air, por lo que este es el único lugar en el que el avión puede ser reparado.

Una vez llegaron a territorio colombiano, la confusión se gestó entre la aerolínea y Migración Colombia para resolver la situación de los pasajeros. Así lo dejó ver Sara Restrepo, una de las pasajeras con las que Revista Semana logró establecer contacto.

“En el avión nos dijeron que nos iban a devolver ya estando en suelo mexicano. Sin embargo, cuando llegamos al aeropuerto de Rionegro, desde Migración no nos querían resolver nada, todo el mundo estaba superfurioso, gritando y pidiendo soluciones”, señaló Sara Restrepo.

Esta situación se sumó a la pesadilla que vivieron los pasajeros al no saber qué ocurriría con sus viajes, conexiones internacionales y reservas de hotel que ya tenían.

“Aunque, en el momento de que nos avisaron en el avión fue con mucha calma ante las fallas que estaba presentando el motor y que todos estábamos a salvo. Fue algo, que sin duda nos afectó a todos. Por ejemplo, muchas personas tenían otras conexiones y las perdieron, unos tenían reservas de hoteles y sobre eso nadie nos va a resolver”, contó la pasajera al medio citado.

Luego de la novedad que se presentó con este avión, Viva Air emitió un comunicado en el que resaltó que, a pesar de los momentos de angustia que se vivieron en pleno vuelo, esta situación no representó ningún riesgo para los pasajeros o tripulantes.

Además, desde la aerolínea dieron garantía a las 210 personas afectadas que en las horas de la noche del mismo lunes se dispuso de otra aeronave para cumplir con el vuelo que cubría la ruta Medellín - Ciudad de México.

“Es importante aclarar que este procedimiento, si bien toma más horas de vuelo de lo previsto, no supuso ningún riesgo para los pasajeros ni tripulantes a bordo. Desde Viva entendemos las afectaciones que esto pudo haber ocasionado, es por esto que, para trasladar a los pasajeros a su destino original, Ciudad de México, la compañía programó un vuelo posterior con hora estimada de salida para las 19:30 hora local”, destacó el comunicado de Viva Air.

Desde la Aeronáutica Civil, se informó que este caso no entrara en investigación por parte de esta entidad, pues, en ningún momento hubo declaratoria de emergencia.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR