JEP reabre las medidas cautelares en el Cementerio Central de Neiva

Los familiares de las víctimas serán escuchados por la Sección para indagar al máximo sobre lo sucedido con sus seres queridos desaparecidos

Compartir
Compartir articulo
JEP reabre las medidas cautelares en el Cementerio Central de Neiva. Foto: Referencia
JEP reabre las medidas cautelares en el Cementerio Central de Neiva. Foto: Referencia

La Sección de Primera Instancia para Casos de Ausencia de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad -SAR- de la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP-, procedieron a reabrir la medida cautelar del cementerio Central de Neiva en relación con los derechos a la verdad y memoria de las familias víctimas por la desaparición de Tarcisio Medina Charry y Albeiro Ordoñez Rojas.

Tarcisio Medina Charry fue un estudiante de lingüística de la Universidad Sur Colombiana que fue desaparecido forzosamente el día 19 de febrero de 1988 a mano de miembros de la Policía de Neiva frente a esta Universidad.

Durante una requisa para ubicar a quienes no llevaban consigo sus documentos de identidad. Tarcisio nunca más fue vuelto a ver por su familia, por sus amigos, por la sociedad. Vale la pena resaltar que, gracias a la lucha incansable de Doña Marleny, el caso de Tarcisio fue allegado a la CIDH y contribuyó a la tipificación del delito de desaparición forzada. De igual forma, exalta la labor de Paola Medina Charry hermana de Tarcisio, quien ha asumido el legado de amor de su madre en la búsqueda incansable de su hermano y de todos los desaparecidos del Departamento del Huila y del país”, narra el el Observatorio Surcolombiano de Derechos Humanos Paz y Territorio Sur.

Después de dicho procedimiento por parte de la autoridad policial, el señor Tarcisio Medina Charry no volvió a ser visto con vida, solo se supo que fue llevado a los calabozos del F2, de conformidad con la versión entregada por los civiles que también fueron conducidos por parte de la Policía Nacional.

Albeiro Ordoñez Rojas fue víctima de desaparición en la capital del departamento del Huila, lo cual fue denunciado ante la Fiscalía General de la Nación, que no ha avanzado en el esclarecimiento de estos hechos.

Su hermana recalcó que la familia en el afán por establecer la ubicación de Albeiro Ordoñez Rojas se ha reunido con personas que les manifestaron que su hermano fue abordado por dos individuos en el Malecón de esta ciudad y luego de que abandonaron ese lugar, no se volvió a tener noticia de su paradero. Finalmente, mencionó que lo han buscado en múltiples lugares dentro del municipio, sin embargo, no han podido encontrarlo.

En este contexto, la JEP ordenó reabrir el trámite de la medida cautelar del cementerio Central de Neiva en relación con los derechos a la verdad y memoria de las familias víctimas de desaparición forzada, en particular, de Tarcisio Medina Charry y Albeiro Ordoñez Rojas.

Es importante recordar que el 15 de octubre de 2019, Luis Fernando Pacheco Gutiérrez, Jefe de la Oficina de Paz y Derechos Humanos del municipio de Neiva, radicó ante la Presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz y ante el Director de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la JEP, un documento en el cual pone en conocimiento de la Jurisdicción la existencia de más de 300 cuerpos de personas no identificadas en el cementerio Central de Neiva cuya inhumación corresponde con las épocas recientes más álgidas del conflicto armado.

SEGUIR LEYENDO: