Confirmados vuelos entre Colombia y Venezuela: Wingo anunció la fecha del primer viaje

La aerolínea anunció tres rutas que se habilitarán entre octubre y noviembre para conectar nuevamente las dos principales ciudades de ambos países

Compartir
Compartir articulo
Avión Wingo (Colprensa-Wingo).
Avión Wingo (Colprensa-Wingo).

La integración de Colombia y Venezuela avanza tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Ahora, las dos ciudades capitales, Bogotá y Caracas, estarán unidas de nuevo por vuelos comerciales a partir del mes de octubre.

La primera aerolínea en anunciar que incluirá nuevamente en sus itinerarios el otrora destino más importante del continente fue Wingo. De acuerdo con esta compañía, en los próximos días esperan poner a la venta los tiquetes para iniciar el transporte de pasajeros entre las dos principales ciudades a partir del 4 de octubre.

Lo único que resta es que las autoridades aeronáuticas aprueben los itinerarios que ya presentó la aerolínea y tan pronto se produzca se podrán a la venta al público. Una oportunidad que se abrió luego de que el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) aprobara el aterrizaje de vuelos colombianos en ese país.

Los presidentes de ambos países, Gustavo Petro de Colombia y Nicolás Maduro de Venezuela, acordaron que el próximo 26 de septiembre será la apertura de la frontera y ese día se reanudará la conexión aérea y el transporte de carga entre ambos países.

Fue ante estos anuncios que Wingo inició las acciones correspondientes con el objetivo de reactivar las rutas aéreas al país vecino. Antes de pandemia, la aerolínea era la única con vuelos regulares entre el aeropuerto de El Dorado y el de Maiquetía, hasta cuarto semanales, pero fueron suspendidos tras el cierre de la frontera, de acuerdo con Portafolio.

Vamos a iniciar la operación entre Bogotá y Caracas con la misma capacidad que teníamos previo a la pandemia. Dispondremos de la capacidad que el mercado nos demande, pues sabemos que es una conexión aérea esencial y necesaria al conectar dos países hermanos”, indicó Eduardo Lombana, presidente ejecutivo de Wingo citado por El Tiempo.

Según dijo el ejecutivo de la compañía, tendrán la meta de ser uno de los operadores aéreos más relevantes entre ambos países, por lo que no solamente tendrán una ruta, sino que tienen dispuesto que entre octubre y noviembre se habiliten tres en total.

En el anuncio también se comunicó que a partir del 18 de octubre se abrirá la conexión de Medellín, la segunda ciudad más importante de Colombia, y Caracas. Así mismo, el 3 de noviembre esperan inaugurar la ruta Bogotá - Valencia que se encuentra en trámite ante la autoridad bolivariana, aunque fue una de las anunciadas por el jefe del régimen del vecino país al anunciar la reapertura de los cielos.

Armando Bendetti, embajador de Colombia en Venezuela, aseguró que la reactivación de los vuelos directos entre Bogotá y Caracas estaban en proceso de aprobación en la autoridad aeronáutica por solicitudes de Avianca, Ultra y Latam, también. Mientras que en la república bolivariana ya se había dado luz verde a Avoir y continuaba en revisión Laser Airlines.

Avianca había solicitado los permisos correspondientes desde mayo, según el diario La República, y tiene la intención de volar con una frecuencia de 7 vuelos semanales, pero esperarían iniciar la operación fin de año, según dijo Viviana Martin, directora de Relaciones Institucionales Globales para Avianca a ese medio.

Desde 2014 los vuelos a Venezuela disminuyeron en el continente. Avianca fue la novena en abandonar la ruta, la aerolínea que manejaba más de la mitad del tráfico, cuando en agosto de 2017 suspendió cualquier operación. Según dijo, la infraestructura venezolana no daba seguridad a la flota, además, seis meses antes había denunciado hostigamiento de un avión de ese país a una de sus aeronaves con más de 280 pasajeros.

Avianca tenía entonces dos viajes por semana después de ser uno de los principales destinos del continente. Los últimos en ofrecer el servicio fueron Wingo y Avoir hasta la pandemia.

SEGUIR LEYENDO: