Gobierno Petro no legalizará la cocaína, confirmó el ministro de Justicia

Néstor Osuna calmó los ánimos luego de que en un diario internacional alertara sobre esta posibilidad e insistió en que la política antidrogas que plantea el gobierno promueve un cambio de visión y regulación pero no la legalización

Compartir
Compartir articulo
Néstor Iván Osuna, designado ministro de Justicia en el gobierno Petro. Foto: Colprensa/Germán Enciso.
Néstor Iván Osuna, designado ministro de Justicia en el gobierno Petro. Foto: Colprensa/Germán Enciso.

Mucha polémica ha generado la posición del presidente Gustavo Petro sobre la política antidrogas de Colombia, planteando que se deben hacer cambios fundamentales en la lucha contra estas. Recientemente, en un reportaje, el diario estadounidense The Washington Post analizó la política antidrogas del actual gobierno y la posibilidad de que la administración Petro estuviera pensando en la “despenalización”

Sn embargo, en las últimas horas, el ministro de Justicia, Néstor Osuna, explicó de qué se tratan los cambios que se quieren realizar y negó que el gobierno planee legalizar esta droga y aclaró que lo que se pretende, entre otros cambios, es centralizar la lucha antidrogas más en las estructuras criminales que comercializan la droga que en los cultivadores.

Desde el congreso de la República, el funcionario del primer gobierno de izquierda elegido en el país señaló que “no se va a legalizar la cocaína. Si ha habido alguna información que se haya podido entender en ese sentido, hay que aclararlo, no se va a legalizar la cocaína en este gobierno”.

El ministro Osuna insistió en que la idea que ha planteado el presidente Petro tiene que ver con un cambio de visión y una regulación, en la que la lucha contra las mafias que perjudican al país siga siendo fuerte, pero en la que haya una parte que tenga en cuenta la salud pública de los colombianos adictos. Es decir, una política antidrogas en la que se considere a los consumidores y a los campesinos cultivadores.

“Se va a intentar centrar la persecución, el aparato de Policía y de jueces del Estado en las estructuras de narcotráfico, de mafias, de lavado de activos y se va a enfocar hacia la salud pública y la supervivencia económica para los consumidores y para los campesinos cultivadores”, explicó Osuna a críticos del gobierno y personas que confundieron la información que se ha dado por parte del Estado.

Osuna hizo énfasis en que “puede que haya habido algún ruido, algún malentendido, pero quiero aclararlo con vehemencia que no se va a legalizar la cocaína”. Señaló, además, que la regulación que busca el gobierno es hacia la hoja de coca y el cultivo de cannabis para algunos usos con una regulación estricta; sin embargo, es una regulación enfocada principalmente en que los campesinos que las cultivan tengan una salida de supervivencia económica.

Por otro lado, en diálogo con La FM, Rafael Nieto, ex viceministro del Interior y de Justicia, señaló que “por muchos esfuerzos que realice la Cancillería no se conseguirá que la cocaína se vuelva un negocio legal en el mundo, lo que cierra las puertas a que dentro del país pueda legalizarse. Si la ilegalidad global permanece nos convertiría en un valle internacional”.

Cabe recordar que, en medio de una intervención que hizo el presidente Gustavo Petro a lo largo de sus primeras dos semanas de mandato, señaló que “la manera de enfrentar la cocaína no es con fusiles; la manera de enfrentar la cocaína es con igualdad social, con prosperidad social, con las oportunidades de la vida”.

El alto mandatario enfatizó en que solo de esa manera se podrá arrebatar los jóvenes a la violencia y el narcotráfico. El objetivo es garantizar los derechos fundamentales que establece la Constitución de Colombia y brindar todas las oportunidades para que los pobladores de esas zonas del país tengan la posibilidad de trabajar desde la legalidad.

La postura del nuevo gobierno impacto las relaciones con Estados Unidos, pues pese a que Joe Biden, anunció que seguirá prestando ayuda a Colombia en materia de lucha contra el tráfico de drogas. Los representantes del país norteamericano señalaron que había diferencias significativas en algunos puntos de interés y de relación entre los países.

“Obviamente, tenemos puntos que se traslapan en nuestras agendas y hay diferencias entendibles y diferencias que continuamos hablando y discutiendo de este trabajo”, manifestó Samantha Power tras la posesión del presidente Petro; y agregó: “Lo que me parece claro aquí es que necesitamos hacer una discusión profunda en términos de detallar el programa que se va a ejecutar en conjunto”.

SEGUIR LEYENDO: