Ñeñepolítica: Fiscalía archivó investigación por presunta compra de votos en campaña de Duque

El abogado Miguel Ángel del Río y el periodista Gonzalo Guillén lamentaron el actuar de la Fiscalía y aseguraron que este fue el último acto del circo del presidente Iván Duque

Compartir
Compartir articulo
“Causa mucho dolor el asesinato de José Guillermo Hernández, finquero del Cesar, asesinado en un atraco en el Brasil donde asistía a una feria ganadera”, dijo entonces el expresidente Álvaro Uribe.
“Causa mucho dolor el asesinato de José Guillermo Hernández, finquero del Cesar, asesinado en un atraco en el Brasil donde asistía a una feria ganadera”, dijo entonces el expresidente Álvaro Uribe.

Una buena noticia recibieron este lunes el presidente Iván Duque y el expresidente Álvaro Uribe Vélez. La Fiscalía General de la Nación archivó la investigación de la denominada ñeñepolítica, proceso en que se involucró al exmandatario y al fallecido ganadero José Guillermo Hernández con la supuesta compra de votos para la campaña presidencial de Duque, que fue elegido presidente de Colombia en 2018.

Así las cosas, la decisión de la Fiscalía se une a lo que habían hecho la Comisión de Acusación y el Consejo Nacional Electoral (CNE) pues estas habían archivado las investigaciones en contra del expresidente Uribe por el presunto delito.

La información tuvo eco inmediato, ya que el abogado Miguel Ángel del Río, quien denunció el hecho, calificó la decisión de la Fiscalía como el último “acto del circo de Iván Duque”.

“La fiscalía despide el último acto del circo de Iván Duque con el archivo de la investigación de la ñeñepolitica. Fiscalía de bolsillo. Vendrán los tiempos de justicia”, escribió Del Río en Twitter

En la misma red social anotó que no descansará, desde la posición que sea, hasta destapar y reabrir los grandes escándalos de corrupción de este país y llevar a sus autores a la cárcel.

Finalmente, aseguró que el hecho de que la Fiscalía haya archivado el proceso causa vergüenza nacional. “El fiscal Barbosa ordena el archivo de una investigación de su amiga Caya Daza, que a su vez es cercana de Iván Duque por el proceso de la ñeñepolitica y lo despide con honores”, concluyó.

Otro que reaccionó a lo hecho por la Fiscalía General de la Nación fue el periodista Gonzalo Guillén. Vía Twitter aseguró que la Fiscalía incurrió en prevaricato al archivar el proceso contra Uribe Vélez. “El prevaricato lo cometió el fiscal Óscar Amaya, de la cuerda del delincuente Gabriel Jaimes, a quien Iván Duque condecoró con la medalla Low Murtra a cambio de este decisión criminal” señaló Guillén.

Quién era el Ñeñe Hernández

La mayoría del país se enteró de quién era el Ñeñe Hernández el día de su muerte, el 2 de mayo de 2019, en circunstancias extrañas. Lo que trascendió entonces fue que el Ñeñe salía de una feria que se llevaba a cabo en Uberaba, un pueblo al interior de Brasil. Al tomar un taxi intentaron, aparentemente, robarle un reloj Rólex de oro, avalado en varios millones de pesos. En el forcejeo los asaltantes le propinaron tres disparos en el abdomen y terminaron con su vida.

Las condolencias de políticos y artistas no se hicieron esperar pero una en especial llamó la atención, la del expresidente Álvaro Uribe Vélez, jefe máximo del Centro Democrático, el partido del presidente Iván Duque.

“Causa mucho dolor el asesinato de José Guillermo Hernández, finquero del Cesar, asesinado en un atraco en el Brasil donde asistía a una feria ganadera”, dijo entonces Uribe.

Pero al tiempo que se informaba sobre el difunto esposo de una recordada reina de la belleza, se empezó a destapar la doble vida que por años había vivido este ganadero.

Así se hizo público que desde 2015 el Ñeñe Hernández tenía una investigación cursando en su contra por el asesinato el 18 de agosto de 2011 de Óscar Rodríguez Pomar, hijo del dueño de Sastrería GQ en Barranquilla, Carlos Rodríguez Gómez, quien además es un reconocido prestamista de dinero. Con él, el Ñeñe tenía una deuda que superaba los 1.000 millones de pesos.

Además, tan solo un mes después de su muerte, su nombre terminó asociado a uno de los más peligrosos criminales de la costa norte del país, Marquitos Figueroa, un contrabandista de gasolina y narcotraficante que llegó a tener tanto poder en Cesar y La Guajira (departamentos ubicados en el norte de Colombia) que incluso en la época de auge paramilitar en la región los hombres de Jorge 40 -jefe paramilitar del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia- no lograron doblegar a su banda de sicarios.

A Marquitos Figueroa, quien hoy se encuentra preso en una prisión de Ibagué, las autoridades colombianas le tienen un extenso informe con detalles de su organización delincuencial, en él figura el Ñeñe Hernández como su brazo político y financiero.

La sombra del Ñeñe recayó sobre el presidente Duque, cuya campaña a la Presidencia el polémico y presunto narco se echó al hombro tanto en el Cesar como en la Guajira y los estragos producidos por polémicos audios con sus conversaciones durante el tiempo de segunda vuelta tuvieron consecuencias políticas.

Los audios de María Claudia Daza y el Ñeñe Hernández

Aunque el presidente Duque como el expresidente Uribe negaron tener una relación de cercanía con el Ñeñe -pese a las múltiples fotos y videos juntos- fue el propio expresidente quien confirmó el origen de la voz femenina que habla con el ganadero en la conversación más comprometedora; María Claudia Daza, una de las asesoras de mayor confianza de Uribe, quien ocupaba un puesto en su Unidad de Trabajo Legislativo en el Senado.

En uno de esos intercambios entre el Ñeñe y la asesora de Uribe, María Claudia Daza, esta le manifiesta que está preocupada por las elecciones y que “hay que trabajar mucho”; el Ñeñe replica: “Yo ayer le decía a Priscila que nos tenemos que poner las pilas. Hay que buscar una plata para pasar bajo la mesa para soltarla en los departamentos”.

Daza contesta entonces que consiguió 1.000 “paquetes” (millones de pesos) y que está consiguiendo unos empresarios para mover el dinero. El Ñeñe contesta: “En la pasada nos aprovechamos de la plata que se robaron de Vargas Lleras, de transporte y de cosas; en estas otras no la vamos a tener, usted se imagina donde nos hubieran cogido esos ciento y pico de millones de pesos, qué hubiera pasado en el Valle. Mauricio se lo dijo a Priscila: no se dejen llevar de la vieja Francia Sierra”.

La mujer le cuenta que llegaron pruebas sobre el esposo de Sierra y que “con video y todo el martes se las voy a llevar a Uribe”; la conversación termina con Daza afirmando: “Me mandó Iván y Uribe para Manaure, Uribia, Riohacha y Maicao, tenemos que ganar en La Guajira”.

En este intercambio además de referenciar a Iván Duque y Álvaro Uribe, afirma el Ñeñe que al exvicepresidente Germán Vargas Lleras, quien también fue candidato presidencial pero no pasó a segunda vuelta, le habrían desviado unos recursos que terminaron en la campaña de Duque. Además, se refieren a una Priscila que podría ser Priscila Cabrales, otra cercana colaboradora de Uribe. Contra María Claudia Daza empezó una investigación en la Comisión de acusaciones en la Cámara de Representantes del Congreso, sin embargo, la exasesora de Uribe salió el pasado jueves del país a atender un compromiso familiar.

SEGUIR LEYENDO: